Fin de semana largo

Entre luces y sombras, Rosario recupera la paz y aguarda la llegada de los turistas

La ciudad más importante de la provincia de Santa Fe se prepara para recibir cientos de turistas durante los próximos dos fines de semana. El impacto de la baja de los homicidios.

José Graells
José Graells jueves, 13 de junio de 2024 · 10:30 hs
Entre luces y sombras, Rosario recupera la paz y aguarda la llegada de los turistas
Rosario vive momentos de paz y espera a los turistas Foto: Archivo MDZ

Después de mucho tiempo, Rosario quiere dar vuelta la página, empezar a respirar un aire diferente al que se apoderó de la ciudad durante décadas. Quiere volver a ser reconocida por sus músicos, artistas, cultura, paisajes, deportistas y dejar atrás la triste saga de homicidios y enfrentamientos armados entre bandas narcos. 

En Santa Fe y en Rosario en particular, todos tienen claro que no hay ninguna batalla ganada contra el delito y muchos menos contra el narcotráfico. Lo saben las autoridades y también los propios vecinos acorralados por el pánico. De todas formas los números que se conocieron esta semana que reflejan una caída del 60% en la cantidad de homicidios impactan positivamente y son un aliciente. 

"Todo lo que ocurrió y se dijo en los medios de comunicación sobre Rosario nos dejo muy mal parados, en otras circunstancias la ciudad se llenaba, el impacto fue muy negativo", reconoció Daniel Gasparri, histórico empresario hotelero de la ciudad. 

La prolongada crisis económica sumado a los hechos violentos que buscaron generar conmoción social atentaron contra la posibilidad real de ver a Rosario como posible receptora de eventos y llegada de visitantes. Otros destinos de la Provincia se posicionaron entre las preferencias de los turistas. 

En esa clave hay que interpretar los dichos que pronunció días atrás la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich quien visitó la ciudad y convocó a los argentinos a que “vuelvan a Rosario los fines de semana, y que vean que van a poder andar por sus calles, por sus lugares, por sus restaurantes o por sus hoteles”, porque “vuelve la paz y la tranquilidad”.

"Queremos demostrar la potencia que tiene Rosario", comentó a MDZ, Andrea Nisnevich, directora de Turismo de la ciudad y apuntó que "la baja en los homicidios nos incentiva para salir a vender el destino Rosario".

En ese sentido, la funcionaria apuntó que las expectativas para los próximos dos fines de semana largos son muy altas respecto a la llegada de turistas. Ya tienen definida una gran agenda de actividades, incluidas las muestras y presentaciones especiales que se realizarán el jueves 20 con motivo del Día de la Bandera frente al Monumento. 

"Rosario es una ciudad que lo tiene todo, que combina experiencias diversas, y la mejora del contexto es propicia para continuar por este camino", explicó Marcela Aeberhard, secretaria de Turismo de Santa Fe quien remarcó el acompañamiento que se realizó al sector empresario cuando demandó mayores medidas de seguridad en los lugares más visitados por los turistas. 

En la actualidad Santa Fe se ubica tercera a nivel nacional en materia de eventos internacionales, los cuales corresponden a congresos y convenciones que se suman a ferias y exposiciones. El objetivo ahora está puesto en recuperar la ciudad de Rosario como atractivo no solo para visitantes de la propia provincia sino de otras partes del país y con estadías más prolongadas. 

Expectativas empresarias

La celebración del día del padre el próximo domingo sumando a los golpeados bolsillos de las familias argentinas hacen que las expectativas de los empresarios hoteleros y cabañeros sea, por el momento, moderada. 

Si bien prefieren no profundizar respecto a los números de ocupación, reconocen que la situación viene "complicada". Atento a esta situación los precios para alojarse en hoteles prácticamente no sufrió modificaciones respecto al verano e incluso algunos lanzaron promociones con más descuentos. 

"Hoy nos cuesta que la gente vuelva a Rosario, pero las expectativas aumentan en caso de que se pueda sostener la situación respecto a la seguridad, podemos volver a seducir a los turistas", indicó un empresario hotelero optimista y apuntó que, pese a todo, nunca un visitante sufrió algún hecho de violencia.

Con sus sombras y heridas todavía a cuestas, Rosario quiere resurgir, volver a brillar como en sus mejores épocas y mostrar su potencial como ciudad.  

 

 

 

 

 

Archivado en