Oficial

Rosario y Santa Fe registran la cifra más baja de delitos en una década

Rosario y Santa Fe, las dos ciudades más pobladas, concentran la mayoría de los registros. Hay siete departamentos donde el alivio es aún mayor.

José Graells
José Graells martes, 11 de junio de 2024 · 07:10 hs
Rosario y Santa Fe registran la cifra más baja de delitos en una década
Marcado descenso de homicidios en Santa Fe y Rosario Foto: Juan José García

Si para el presidente Javier Milei el sustento de respaldo público es la sostenida baja de la inflación, para el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro la batalla constante es contra el narcotráfico y los altos niveles de violencia instalados en las calles de Rosario. 

Al cumplirse seis meses de gestión y a tres del momento más crítico, en marzo cuando acribillaron a cuatro trabajadores en cinco días, se multiplicaron las amenazas y el miedo se adueñó de todo, en la actualidad se respira cierta "tranquilidad". De todas maneras, en el Ejecutivo apelan a la cautela y tienen claro que los escenarios son dinámicos. 

De acuerdo a los datos que difundió el Ministerio de Seguridad de Santa Fe y el Ministerio Público de la Acusación (MPA) los números de homicidios descendieron abruptamente en toda la bota santafesina en relación con los años anteriores.

En lo que va del 2024 se cometieron 94 homicidios en toda la provincia, la marca más baja en los últimos diez años. El más violento fue el 2014 cuando se concretaron 218 casos, seguido por el 2023 con 199 y el 2016 con 196.  

94 homicidios en 2024 contra 199 en 2023

De los 94 homicidios, los departamentos Rosario y La Capital concentran la mayoría de los casos con 52 y 19 respectivamente. "En La Capital hubo 19 homicidios en lo que va del 2024. Si nos vamos al 2014, (el más violento) contábamos con 72 homicidios en los primeros seis meses. Se trata de un 76% menos de casos", indicó Esteban Santantino, secretario de Análisis del Ministerio de Seguridad y Justicia de Santa Fe. 

En el caso de Rosario, el 2023 fue el semestre más violento de la década cuando contabilizó 141. "No solo cayeron nominalmente los homicidios sino que se vieron modificadas sustancialmente algunas de las principales variables que se analizan al momento de poder desentrañar qué sucede en cada uno de estos hechos. La participación de las armas de fuego bajó proporcionalmente, los homicidios que se explican en el marco de la criminalidad organizada también bajaron al igual que los crímenes en la vía pública y los que son por encargo", resumió Santantino.

Además hay siete departamentos, sobre 19, que no registran ningún homicidio en todo el 2024. 

Las razones que explican el descenso de homicidios en Santa Fe 

Al momento de analizar los motivos, probablemente sean un cúmulo de acciones las que llevaron a que la Provincia esté atravesando este momento de calma. Entre las razones que apuntan desde el Ministerio de Seguridad la primera que se menciona es la política penitenciaria. 

Una de las primeras decisiones del gobierno apuntó a retomar el control hacia el interior de las cárceles, desde donde muchas veces se dieron ordenes para mandar a matar y generar terrorismo social. "Si contralamos las cárceles, controlamos las calles", repiten los funcionarios encargados de la seguridad.

Entonces se decidió reagrupar a los presos de alto perfil en las cárceles de Piñero y Coronda, se incrementaron las requisas y los controles para evitar el ingreso de droga, armas y celulares. Se aprovechó la tecnología adquirida y destinada para tales fines que permiten detectar cualquier tipo de elemento que se intente ingresar durante las visitas y de personal "infiel". 

No son pocos los que apuntan que el endurecimiento en los controles sumado a la exposición mediática que se hizo sobre el tema fue lo que hizo detonar la violencia durante el mes de marzo. A partir de allí, desde Seguridad se dejó de difundir los videos y procedimientos.   

En segundo lugar aparece el incremento del personal policial recorriendo la vía pública, con los elementos que encontraron cuando asumió la gestión y los que pudieron ir sumando con el correr de los primeros meses. Caminantes, patrulleros y hasta caballos se hicieron parte de la escenografía de Rosario y Santa Fe. Todos los efectivos afuera de las comisarias y a caminar el territorio.

La carencia de móviles se suplantó primero con el acompañamiento del gobierno de la provincia de Buenos Aires y luego de la gestión del presidente de la Nación, Javier Milei, a través de su ministra Patricia Bullrich con quien implementaron el desembarco de fuerzas federales. A la par la Provincia incorporó 100 patrulleros y se esperan otros tantos para los próximos meses. 

La policía a la calle. Foto: J.J. García

Desde la Legislatura provincial cumplieron los pedidos del Ejecutivo y avanzaron después de décadas con la ley de narcomenudeo, que permitió descomprimir la justicia federal y que sea la Provincia la que pueda avanzar en la investigación de estas causas. 

A su vez se avanzó con la Intervención Barrial Focalizada, plan que consiste en el desembarco del Estado no solo con fuerzas de seguridad sino complementando con asistencia social que permiten la igualdad de oportunidades en torno a la salud, educación, niñez, medio ambiente y vivienda. 

Hasta el momento los números son auspiciosos para el Ejecutivo que pudo efectivizar de forma concreta una sensible baja en la cantidad de homicidios, ahora será el tiempo de consolidarlo y avanzar junto a la Justicia federal en las investigaciones que puedan dar con aquellos que mueven la economía del narcotráfico. 

 

Archivado en