Polémica

La autora de Harry Potter pidió que la arresten por su ideología sobre las personas trans

La escritora británica J.K. Rowling criticó la nueva ley "antiodio" sancionada en Escocia y pidió ser arrestada, luego de criticar durante años el trato igualitario a personas trans y mujeres.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad jueves, 4 de abril de 2024 · 16:35 hs
La autora de Harry Potter pidió que la arresten por su ideología sobre las personas trans
Las publicaciones en "broma" las hizo el 1 de abril, "April Fools' Day", el día de bromas en el mundo anglosajón Foto: Shutterstock

No es la primera vez que la afamada autora J.K. Rowling protesta ante el trato igualitario de mujeres y personas trans, adentrándose esta vez en la polémica sanción de la ley antiodio en Escocia, su país de residencia. La crítica a la ley le demandó un largo hilo de X citando hechos delictivos en torno a personas de esta condición, lo cual le valió nuevamente ser objeto de repudio por varios usuarios, pero también recibió mucho apoyo.

"Actualmente estoy fuera del país, pero si lo que he escrito aquí constituye un delito según los términos de la nueva ley, espero que me detengan cuando regrese a la cuna de la Ilustración escocesa", sentenció J.K. Rowling en su cuenta de X. Antes de decir esto citó varios casos polémicos, como el de Isla Bryson, "la encantadora muchacha escocesa y doble violadora convicta", la cual "encontró su verdadero yo femenino auténtico poco antes de ser sentenciada".

"La frágil flor Katie Dolatowski, de 195.58 metros, fue enviada con razón a una prisión de mujeres en Escocia después de ser condenada. Esto aseguró que estuviera protegida de hombres violentos y depredadores (a diferencia de la niña de 10 años, Katie, agredida sexualmente en un baño público de mujeres)", relató también la creadora de Harry Potter, una de las sagas literarias más influyentes del último tiempo.

Además explicó el caso de Samantha Norris, la cual fue absuelta de exponer su pene a dos niñas de 11 años. "Lamentablemente, luego fue condenada por posesión de 16.000 imágenes de niños violados y agredidos sexualmente. Sea como sea, ¡Sam sigue siendo una dama para mí!", indicó con sarcasmo la  británica.

No solo señaló hechos delictivos, sino también se metió en la polémica de los deportes y la inclusión de personas trans en categorías femeninas: "Pero la mayoría de las mujeres no son hachadoras ni delincuentes sexuales, ¡así que hablemos de modelos a seguir! Guilia Valentino quería jugar en el equipo femenino 'por hermandad, validación y visibilidad política'. Naturalmente, le dieron el lugar de alguna chica cis aburrida. ¡Bien por la inclusión!".

La autora escribió la saga de Harry Potter y otros relatos vinculados al "Mundo Mágico", transformándose en una de las autoras más influyentes de las últimas décadas. Foto: Shutterstock.

Para cerrar su crítico hilo indicó: "Sólo una broma. Obviamente, las personas mencionadas en los tweets anteriores no son mujeres en absoluto, sino hombres, hasta el último de ellos". A esto agregó que "los legisladores escoceses parecen haber otorgado mayor valor a los sentimientos de los hombres que llevan a cabo su idea de feminidad, aunque sea de manera misógina u oportunista, que a los derechos y libertades de las mujeres y niñas reales".

"Las mujeres escocesas han sido presionadas por su gobierno y miembros de la policía para negar la evidencia de sus ojos y oídos, repudiar los hechos biológicos y abrazar un concepto neoreligioso de género que no se puede demostrar ni comprobar", denunció también la autora de Harry Potter.

El mensaje, con el tono ácido que caracteriza a la escritora británica, fue repudiado desde distintas organizaciones que defienden los derechos de las personas trans. Por otro lado, la legisladora independentista Joanna Cherry señaló que periodistas, durante una entrevista a una presentadora trans, "fantaseaban con secuestrarme a mí, a JK Rowling y a Maya Forstater", siendo esta última una investigadora londinense que osó decir que género y sexo no son lo mismo.

Desde los sectores opositores a las ideologías que critican la igualdad entre los conceptos sexo y género, señalan una posición dogmática desde sus defensores. No es la primera vez que J.K. Rowling es criticada por dichos de este tipo, aunque su postura no es justamente de un conservadurismo recalcitrante o propio de ideas fascistas, siendo más bien una persona que acompañó a movimientos progresistas, como las campañas presidenciales de los demócratas americanos.

Archivado en