Hallazgo del Conicet

El descubrimiento científico que marca un antes y un después sobre lo que se sabía del malbec argentino

Los resultados del estudio son fundamentales para el desarrollo de clones de cepas de uvas que presenten un comportamiento más adaptable al aumento de las temperaturas a nivel global.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad miércoles, 24 de abril de 2024 · 12:32 hs
El descubrimiento científico que marca un antes y un después sobre lo que se sabía del malbec argentino
El estudio sobre el gen del Malbec abre la puerta a nuevas investigaciones que permitan mejorar la calidad del varietal insignia de la vitivinicultura argentina Foto: MDZ

Un equipo de investigadores especialistas del Conicet, junto a experto del Vivero Mercier Argentina y la colaboración de instituciones nacionales e internacionales, lograron descifrar el genoma completo del Malbec

El resultado de ese estudio fue considerado "fundamental" para el desarrollo de clones de cepas de uvas que presenten un comportamiento "más adaptable al aumento de las temperaturas a nivel global", explicaron los integrantes del proyecto llamado "Iberogen".

Con el descubrimiento del genoma completo abre la puerta a nuevas investigaciones con el objetivo de mejorar "la calidad del varietal insignia de la vitivinicultura argentina". El trabajo fue publicado en la revista Horticulture Research.

El proyecto Iberogen es conformado por un consorcio internacional que integran instituciones públicas y privadas de Argentina y España. Fue creado con el objetivo de "determinar la base genética y molecular de la variación somática que se genera en plantas de vid de las variedades Malbec y Tempranillo", precisaron los investigadores del Conicet.

Se trata de un conocimiento importante con miras a obtener un vino de calidad en un contexto de un aumento generalizado de las temperaturas a nivel global, explicaron.

Dichos resultados fueron presentados en La Enoteca de la Ciudad de Mendoza, el equipo científico logró descifrar, mediante técnicas avanzadas de bioinformática y secuenciación de ADN, es decir, el conjunto del genoma diploide del Malbec, "proporcionando una perspectiva más clara sobre la interacción genética entre sus dos variedades parentales, Prunelard y Magdeleine Noire des Charentes", precisaron.

Plantas de la colección de clones de Malbec del Vivero Mecier utilizadas en el proyecto Iberogen Foto: Gentileza investigadores.

Además, se demostró que más de un cuarto del genoma tiene variaciones genéticas significativas, lo que permitió una profunda evaluación del transcriptoma -la expresión genética activa- de cuatro accesiones clonales de Malbec, cada una con rasgos únicos de composición de las bayas de la uva.

Diego Lijavetzky, investigador del Conicet, director del Laboratorio de Genética y Genómica de Vid del Instituto de Biología Agrícola de Mendoza (IBAM, CONICET-UNCUYO) es el líder del trabajo científico. Consultado sobre este estudio, evaluó: “Este tipo de investigaciones no serían posibles sin la articulación entre organismos del sector científico, industrial y productivo”. 

Además, consideró que la investigación permitieron dar "una herramienta clave para comprender la biología de nuestra variedad insignia en este contexto de cambio climático”, dice Luciano Calderón, otro de los investigadores del Conicet involucrado en el proyecto. 

“Combinando toda la información genómica que obtuvimos pudimos decodificar que el Malbec contiene más de 70 mil genes en su genoma, que codifican para más de 88 mil proteínas. Esto para nosotros es importante, porque ahora tenemos una herramienta que es el genoma de referencia de Malbec basado en la totalidad de su información genómica”, explicó.

El proyecto Iberogen es conformado por un consorcio internacional que integran instituciones públicas y privadas de Argentina y España. Foto: Conicet

“Adicionalmente, demostramos que tenemos una herramienta que funciona. En el mismo trabajo que presentamos el genoma del Malbec encontramos un patrón de expresión diferencial de genes que explica por qué determinados clones tienen mayor contenido de antocianos y polifenoles en sus bayas”, manifestó el científico.

Los investigadores aseveraron que la decodificación del genoma de Malbec abre un abanico de posibilidades a otros estudios relacionados con el varietal insignia de la vitivinicultura argentina. También muestra lo importante de articular los sectores público y privado "para la generación de conocimientos que tengan un impacto significativo en el sector productivo".

“La articulación público-privada con el sector académico y científico es de suma relevancia... Nos permite el acceso a lo último en investigaciones en el mundo, mediante la vinculación con otras instituciones. Además, muchos de los trabajos que nos proponemos no serían posible debido al tiempo y nivel de capacitación que conllevan, o el elevado costo para afrontarlos solamente desde el ámbito privado”, comentó por su parte Daniel Bergamín, gerente de producción del Vivero Mercier.

Desde el sector inversor de España formaron parte del proyecto Iberogen las Bodegas Roda S.A. y el grupo “Vitigen” del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV) de Logroño. La investigación contó con el financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

 

Archivado en