Crisis presupuestaria

Los drásticos cambios que podrían darse en las universidades tras el conflicto

Pili Barbas, referente de la Federación Universitaria Argentina (FUA), describió el clima que se vive en la comunidad educativa previo a la Marcha Federal Universitaria prevista para el 23 de abril.

Gabriela Yalangozian
Gabriela Yalangozian jueves, 18 de abril de 2024 · 11:25 hs
Los drásticos cambios que podrían darse en las universidades tras el conflicto
Estudiantes de distintas facultades vienen llevando adelante asambleas y jornadas de visibilización en defensa de la educación pública previo a la Marcha Federal Universitaria Foto: X de @conadu

Luego de que el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) aprobara y se sumara a la convocatoria realizada por docentes, nodocentes y estudiantes a la Marcha Federal Universitaria para el próximo 23 de abril, trascendió que se espera que en esa fecha la movilización sea multitudinaria en todo el país. 

La protesta se realizará a partir de la grave crisis económica financiera que atraviesa el sistema universitario público, luego de que el Gobierno nacional decidiera reconducir el presupuesto del 2023 para las universidades para el año 2024. 

Según lo que los rectores de 57 universidades públicas argentinas señalaron en el 91° plenario del CIN que se realizó en la UNSAM, los fondos destinados por la Nación ya fueron ejecutados en un 70% y peligra la continuidad del funcionamiento para el segundo cuatrimestre del año. Algunas autoridades ya advirtieron que están al borde de la cesación de pago de servicios básicos como la luz, el gas o la limpieza.

En la previa de la Marcha Federal Universitaria, y buscando no ser "la generación que dejó morir la universidad pública", Pili Barbas,  secretaria ejecutiva de la Federación Universitaria Argentina (FUA), describió cuál es el clima universitario que se vive en estos días. 

"Nos estamos organizando para la marcha del 23 que está convocando la mesa sindical que integran todos los gremios docentes y la Federación Universitaria Argentina, y a la que adhirieron también los rectorados. Estamos impulsando asambleas que vienen siendo muy masivas. En algunas universidades va a haber vigilia las noches anteriores a la marcha", precisó la referente de la FUA.

Además, comentó que "se espera que diferentes frentes se convoquen y salgan desde las mismas universidades y que el martes 23 nos reunamos a las 15.30 frente al Congreso para marchar hasta Plaza de Mayo. Allí, se leerá un documento. Protestas similares se van a replicar en las diferentes provincias donde también habrá distintas movilizaciones".

Los rectores reunidos en el CIN adhirieron a la Marcha Federal Universitaria que se realizará el martes 23 de abril. Foto: X de @UNSAM

"Venimos notando cambios en las últimas semanas que son más que positivas. Los estudiantes están mostrando ganas de organizarse y buscar soluciones a esta crisis, como comunidad universitaria junto a nuestros docentes y nodocentes, por la realidad presupuestaria que atraviesan las universidades. La verdad es que el movimiento estudiantil se mantenía en una quietud durante los últimos años y desde la semana pasada vemos un cambio en ese sentido", aseguró.

"Hay obviamente una crítica hacia los rectores por la forma en que están administrando lo poco que les queda de presupuesto, porque ya están haciendo recortes en prácticos y en teóricos, para que sean cada 15 días; al tiempo que están pensando en  planes de estudio con algún tipo de virtualidad", reveló Barbas.

Incertidumbre y preocupación

Sobre los recortes que ya se vienen realizando, la secretaria ejecutiva de la FUA subrayó que la Facultad de Medicina de la UBA estuvo sin luz en los espacios comunes el pasado martes y que lo mismo ocurrió en Filosofía y Ciencias Exactas. 

"Los estudiantes, ante la crisis presupuestaria, estamos viviendo una situación de incertidumbre y preocupación, porque obviamente que el ajuste que está planteado el Gobierno Nacional es un ajuste nunca visto. Además, genera inseguridad es esto de no saber si en un mes y medio nuestras universidades van a cerrar, si vamos a poder o no seguir con nuestras carreras", indicó.

En este sentido, comentó que desde la semana pasada las agrupaciones universitarias iniciaron convocatorias a clases públicas, donde el movimiento estudiantil volvió a tomar parte y discutir sobre esta situación. "Estamos pensando en estrategias y por el momento la convocatoria a esta marcha para conseguir que se eleve el presupuesto genera mucha adhesión"; dijo. 

Por otro lado, indicó que en la crisis económica y financiera que hoy genera ajustes por parte de los propios rectorados, también  hay responsabilidades por parte de los gobierno anteriores. "Aún así, lo que el presidente Javier Milei esté planteando es un pensamiento de otra índole: básicamente es dejar sin presupuesto a las universidades públicas".

"Los estudiantes tenemos que unificar la lucha con los docentes y no docentes. En especial ahora que se logró algo inédito como es que los rectores llamen a movilizarse en la Marcha Federal Universitaria. De esta forma, se alzará un solo puño para demostrar que toda la comunidad universitaria está unida en un plan de lucha que tendrá un impulso el martes 23 a nivel nacional, pero que tiene que seguir desarrollándose durante todo el mes para conseguir el presupuesto necesario para que las universidades puedan hacer frente a los servicios básicos para su funcionamiento y para cubrir los salarios de los docentes y nodocentes", sostuvo.

Persecución y adoctrinamiento

Por último, Pili Barbas se refirió a la iniciativa del Gobierno nacional de abrir una línea de comunicación para denunciar a docentes y erradicar lo que llama "adoctrinamiento" y "persecución ideológica" dentro de los claustros universitarios.

En distintas universidades ya se realizan clases públicas, abrazos a las facultades y protestas, como previa a la Marcha Federal Universitaria. Foto: X de @feduba

"Nos parece que es algo terrible y contradictorio, porque Milei está haciendo una campaña ideológica en contra de las universidades en general diciendo que adoctrinan, algo que no es cierto. Una de las discusiones que se vienen dando es justamente la apertura de cátedras libres, de libertad de pensamiento y de mayor democratización. Lo que sí se está generando es una discusión con los estudiantes que votaron y defienden las políticas que lleva adelante el Presidente", advirtió.

En este aspecto, indicó que dichos alumnos recaen en su "propia contradicción". "Estos estudiantes votaron a un presidente que directamente está en contra de que puedan estudiar en la misma universidad pública y gratuita donde están cursando su carrera, va en contra de sus propios derechos y de sus propios futuros. Pero esa discusión, de ninguna manera se puede definir como adoctrinamiento, sino que es parte de un debate que se da en las aulas", explicó.

Por último, enfatizó que la base de la discusión y las acciones que se vienen llevando a cabo es que las universidades tengan presupuesto, cuenten con recursos propios, pero que continúen funcionando. "Lo que no queremos es que directamente se cierren y que la única alternativa existente sean las privadas, a las cuales podrán acceder muy pocos estudiantes de toda la población que hoy se distribuye en las actuales 55 universidades nacionales", cerró.

Archivado en