Historias de.vida

Llegó desde Misiones para convertirse en estilista de los famosos

Se mudó a Buenos Aires a los 18 para estudiar peluquería. Hoy posee un taller de pelo único en Palermo, donde recibe a sus clientas de lujo.

Agustina Castro
Agustina Castro sábado, 13 de abril de 2024 · 13:07 hs
Llegó desde Misiones para convertirse en estilista de los famosos
Max Jara es el estilista elegido por las famosas Foto: Analía Melnik/MDZ

Hay personas que nacen con un don, con una pasión que es más fuerte y más movilizadora que cualquier otra cosa. Desde que llegan a este mundo, entienden que lo más importante es perseguir aquello que los motiva y que los hace felices, sin dejar que nada se interponga en el camino. Max Jara es una de esas personas. Desde que tiene uso de razón, según reconoció, se interesó por la peluquería, en ese arte manual y estilístico que puede impactar en la vida de alguien más, en la mirada que tiene de sí mismo. Con el tiempo, lo que empezó siendo un juego o una distracción, se convirtió en el motor de su propia vida, hasta llegar a imponerse como uno de los peluqueros más famosos del país y a ser el propietario de Jara Taller de pelo, elegido por decenas de fieles clientes día a día.

Max Jara es oriundo de Posadas, Misiones, lugar donde empezó a gestarse su pasión. Se crió en el seno de una familia repleta de mujeres, por lo que, desde chico, pudo incursionar en el arte de la peluquería, peinando a sus hermanas y amigas. A sus 15 años, cuando ya estaba seguro de la meta que quería alcanzar, consiguió un trabajo como asistente en un salón de belleza de su ciudad natal. Ese fue, sin dudas, el puntapié de un objetivo que a los 18 años lo impulsaría a viajar a la Ciudad de Buenos Aires para formarse profesionalmente.

“En ese momento yo era muy chico, terminaba el colegio y necesitaba encontrar nuevos rumbos. A la vez, sabía que mi convicción iba un poquito más adelante y mi ciudad natal no me daba lo que yo buscaba. Ya había agotado los recursos en cuanto a lo educativo. La primera idea fue venirme a Buenos Aires, justamente, para especializarme un poco más; nunca pensando que sería el lugar que elegiría para vivir para siempre”, evocó Jara, en diálogo con MDZ, mientras hacía un recorrido por el Taller de pelo.

Max creó el Taller de Pelo en 2021. Foto: Analía Melnik/MDZ

Llegó a la ciudad con mucha incertidumbre, sin saber que le brindaría ese mundo totalmente nuevo, pero con la certeza de que quería crecer, en todo sentido. Sólo pasó un día desde que llegó a la ciudad hasta que encontró trabajo en un salón. Sin dudas, su destino estaba escrito. Así fue que empezó su incansable viaje creativo y artístico al mundo de la peluquería, pasión que sigue disfrutando tras veinte años ejerciendo como estilista, tanto en Argentina, como en España, Uruguay, Brasil y Paraguay.

Llevaba años de aprender, ejercer y empezar a imponerse en el rubro, cuando empezó a soñar en su nueva meta: tener su propio salón de peluquería. Pero no sería un salón como cualquier otro. Max quería crear un espacio integral, donde, además de tratar el cabello de sus clientas, les ofrecería la oportunidad de relajarse y distenderse, con mucho profesionalismo y dedicación. Finalmente, lo que era un sueño, en 2021, un año después de la pandemia, se volvió una realidad, abriendo las puertas de Jara Taller de Pelo con sedes en Palermo y Pilar.

Al consultarle sobre el porqué del “taller de pelo” en el nombre del espacio, el emprendedor confesó: “Estamos adentro de una casona que tiene muchos años, donde, en su momento, funcionaba un taller mecánico”. Luego, lo utilizaron para que se abriera el telón de un teatro y, en 2021, Max y su equipo transformaron al espacio en lo que es hoy. “Nos gustó mucho la idea de conservar este espíritu que todavía tenía de taller mecánico y transformarlo en un taller de pelo, que es relativamente lo mismo porque muchas de nuestras clientas vienen, a veces, a buscar ese servicio integral de recomponer su pelo”, aseveró el estilista.

Así es el taller de pelo Jara por dentro

“La peluquería es mi vida”, expresa a medida que avanza por las salas del taller.

Cada clienta recibe atención personalizada dependiendo de su búsqueda y de las necesidades detectadas por el profesional. Foto: Analía Melnik/MDZ

"Creo que la peluquería es el lugar donde uno puede pensar, y se pasa mucho tiempo dentro de un salón. Entonces, tenés muchas herramientas, desde la creación de un trabajo técnico hasta la charla, que hacen que uno salga del salón con una cabeza un poco más refrescada, con una nueva energía”, recordó Jara, asegurando que elige pasar cada día en el taller, acompañado por más de veinte personas que son iguales de instruidas en el arte de la peluquería.

Las celebridades que eligen el trabajo de Jara

Uno de los principales rostros de la empresa es la mismísima Camila Homs, quien modela para Jara Taller de Pelo, y comparte fotografías de sus resultados en su cuenta de IGi. Además, el estilista trabaja con la familia Montaner desde hace años. Es más, peinó a Stefi Roitman para el día de su casamiento, en enero de 2022.

Cami presumió su nuevo look en las redes sociales. Foto: Instagram @camihoms

“Los Montaner siempre se presentan muy generosos y dispuestos con nosotros. Tengo grandes amigos como Maca Rinaldi; tenemos una amiga de un país vecino Lali González, que es una figura de Paraguay con la que compartimos un montón”, reveló Max y profundizó: “Creo que es un poco la consecuencia de muchos años de trabajo. Llevo muchos años en peluquería y eso me ha llevado a formar parte de grandes equipos de trabajo en otros lugares. Y hasta el día de hoy tengo gente que me elige personalmente para sus looks”.

“Todo lo que tiene que ver con celebrities trato de tomarlo como si se tratara de una persona más. No hay ese diferencial que tal vez uno idealiza. Creo que eso también es algo importante a la hora de elegirnos. Y siempre nos enfocamos en ofrecerles lo mejor, desde los servicios hasta lo que necesite; ya sea un cambio de look para una serie o acompañar a alguien en sus momentos más importantes, como casarse. Eligen el lugar como un lugar amigo, más que como un salón de peluquería. Es un espacio que está abierto para absolutamente todas las personas que quieran venir al taller. No es un espacio exclusivo ni de celebrities, ni de famosos, sino que creo que ellas nos eligen porque nosotros les damos esa atención que es algo especial”, reafirmó Jara.

Max estuvo encargado del peinado de Stefi Roitman para su casamiento. Foto: Instagram @maxjara_

 

Las clientas se relajan mientas trabajan en el taller de pelo. Foto: Analía Melnik/MDZ
Archivado en