Estos signos del zodiaco exageran todo, son demasiado intensos

Estos signos del zodiaco exageran todo, son demasiado intensos

Estos signos dramatizan todo, ya sea contando historias o cuando se ofenden. Su forma de expresarse puede parecer excesiva pero para ellos exagerar es parte de su naturaleza.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El horóscopo nos permite conocer cuáles son los signos que exageran cualquier situación. Este rasgo de su personalidad te hará pensar dos veces lo que dirás si no quieres lastimar su ego y que la situación se vuelva una escena de una obra de teatro.

La dramatización de cada hecho puede volverse un dolor de cabeza para aquel que convive con alguno de estos signos. Pero no te confundas: no lo hacen apropósito, exagerar es parte de su ser. Definitivamente, no conviene enfrentarlos porque tanto cuando se dejan llevar por su temperamento como cuando algo hiere -o toca- sus sentimientos, no querrás enfrentarlos porque la discusión podría no terminar jamás. Estos son los signos más exagerados del zodíaco

 

Leo: las personas de Leo tienen muchas cualidades maravillosas pero en la mayoría de los casos, el ego es su gran defecto.  Los leoninos necesitan atención constante y para ello exageran cada acontecimiento. Apuestan por las grandes palabras, sentimientos y acciones. A los leo les gusta considerarse lo mejor de lo mejor y lo peor que podría pasarles es no conseguir lo que quieren, harán una gran escena al respecto.

 

Cáncer: los cancerianos sienten las emociones con tanta fuerza que a veces acaban abrumados por ellas. Pueden experimentar verdaderos estallidos emocionales, en los que su sensibilidad se pone a prueba. Su naturaleza sensible se caracteriza por los cambios de humor, pueden pasar de estar de muy buen humor a sumirse en una profunda tristeza y ahí es cuando surge su lado dramático. 

 

Escorpio: sin duda las personas de este signo son muy apasionadas. Tienen un temperamento intenso que las rige y puede convertirse en un verdadero problema si no lo canalizan. Si tienen una opinión, no se la guardarán para sí mismos y cuando discutan mostrarán sus peores cualidades: la irascibilidad y el sarcasmo. Puede parecer que exageran a propósito, pero en realidad es algo que no pueden controlar. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?