Brote de gripe anticipado: ¿por qué hay que seguir cuidándose?

Brote de gripe anticipado: ¿por qué hay que seguir cuidándose?

Especialistas aseguran que frente al aumento de casos de gripe A (H3N2) es fundamental frenar los contagios en todos los ámbitos. A la vacunación para la población de riesgo se deben sumar las mismas medidas de prevención vigentes para evitar el covid. También puede provocar neumonía severa.

Zulema Usach

Zulema Usach

Lejos de ser un cuadro que pasa inadvertido, la variante de gripe A (H3N2) que circula por el país con miles de personas contagiadas en todo el territorio, ha vuelto a encender la chispa de alerta para extremar los cuidados fundamentales en el hogar, los trabajos y en las escuelas a fin de evitar que los contagios continúen propagándose. La saturación en las guardias de los principales efectores de salud estatales y privados de la provincia, son la prueba de esa situación, en tanto que cientos de familias han tenido aislarse en las últimas semanas como consecuencia de la explosión de casos.  

Es que mientras en Mendoza se avanza con la campaña de vacunación –con 40 mil dosis- que en primera instancia incluye al personal de la salud, embarazadas en cualquier instancia de la gestación, bebés de 0 a dos años, adultos mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas y cuadros que afectan su sistema inmunológico, los especialistas en infectología advierten sobre la importancia de sostener las medidas de prevención destinadas a controlar esta enfermedad de tipo endémico.

Tal como se ha informado desde el Ministerio de Salud de la provincia, este año la gripe (cuyo pico de contagios suele darse más hacia los meses de invierno), se adelantó estacionalmente. Y si bien los casos de covid bajaron gracias al avance de la vacunación y las medidas de protección aplicadas por la población en general, se considera que la gripe puede causar complicaciones y neumonías agravadas por bacterias que se asocian al virus de la influenza.

Justamente, entre la población considerada de riesgo, la prevención respecto de los contagios como así también la aplicación de la vacuna en los efectores sanitarios, serán las claves para evitar complicaciones en la salud. Así, la correcta utilización del barbijo al momento de ingresar a espacios cerrados y con concurrencia de personas, la ventilación cruzada de los ambientes y la adecuada higiene de manos y se suman entre las medias preventivas que no deben relajarse.

En sentido, la infectóloga Elena Obietta indicó que al igual que el covid, la influenza forma parte de los grupos de virus respiratorios, es decir que se transmite principalmente por vía aérea. “No podemos decir que porque en 2020 y 2021 haya habido menos circulación de influenza ahora tenemos menos inmunidad, sino que en realidad al haber habido menos permeabilidad a la vacunación de gripe en esos años, ahora hay más casos”, explicó Obietta.

Entre los síntomas de la gripe que hoy afecta a gran parte de la población en el país y en Mendoza (incluyendo a bebés y niños), figuran: fiebre mayor a 38 grados, congestión nasal, dolor de cuerpo y garganta y tos. En los cuadros más severos, en los que el o la paciente presenta sus defensas bajas o padece de una patología crónica (obesidad, diabetes, enfermedades pulmonares, cardíacas o renales) es fundamental que los casos se sigan muy de cerca por los equipos médicos debido a la posibilidad de desarrollar neumonía severa.

“No podemos decir a ciencia cierta que sean más graves los cuadros porque no tenemos inmunidad, sino que en los dos años anteriores la vacunación fue pobre. Los riesgos de muerte también pueden existir entre la población más frágil”, alertó la infectóloga y detalló que la medida de protección más eficaz contra la influenza (además de las ya mencionadas) es justamente, vacunarse.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?