Tecnología

Nuevas tecnologías en la exposición Web Summit 2022

Entre la plétora de exhibiciones y festivales anuales hay unos pocos que marcan tendencias y nos dicen cómo será nuestro futuro próximo e incluso lejano.

Contenido externo lunes, 14 de noviembre de 2022 · 14:10 hs
Nuevas tecnologías en la exposición Web Summit 2022

La flor y nata de la sociedad tecnológica

Una de tales exposiciones de alto rango es el Web Summit que se celebró en Lisboa (Portugal) los días 1-4 de noviembre. La exhibición, que en el 2009 era una modesta reunión de entusiastas tecnológicos, blogueros y periodistas, se ha convertido en un foro de tecnologías global que atrae a decenas de miles de invitados y cientos de ponentes que van desde jefes de empresas punteras hasta celebridades mundiales. 

En los últimos años, en la cumbre de Lisboa se presentaban novedades en tecnología informática (IT), videojuegos, telecomunicaciones, tecnología financiera, diseño web, publicidad y mercadotecnia. Las grandes empresas profundizaban sobre sus actividades, mientras que las entidades emergentes intentaban darse a conocer y sellar contratos lucrativos. 

Este otoño el Web Summit cambió un poco de formato y los temas se han ampliado. Los representantes de 2.300 'start-ups' se reunieron en el espacioso pabellón Altice Arena de la capital portuguesa para abordar el futuro de las industrias más innovadoras de la economía mundial y su lugar en ellas. Más de 1.200 ponentes y expertos sectoriales, así como 70.000 invitados debatieron sobre el devenir de 27 áreas. Unos 2.000 periodistas de todo el mundo cubrieron la exhibición. Todas estas cifras marcaron récords históricos de la exposición. 

El universo joven

No obstante, las empresas emergentes, que representan el futuro de las tecnologías de punta, fueron las que protagonizaron el evento. En sus estands exhibieron a los posibles inversores sus últimos avances; para ello también se abrió el espacio Startup Showcase. Los visitantes pudieron ver con sus propios ojos el mundo en el que pronto nos vamos a encontrar. 

En muchos aspectos este mundo será virtual. Los creadores del metaverso Sandbox, el aclamado proyecto de juegos que despegó el año pasado, están seguros de ello. Cada uno de los jugadores del Sandbox puede adquirir terrenos en forma de un token no fungible (NFT, por sus siglas en inglés), así como crear sus juegos, festivales, plataformas de trabajo o de entretenimiento, abrir puntos de venta y mucho más dentro del metaverso. Es decir, las oportunidades de creatividad son casi infinitas. Por su parte, Mark Zuckerberg, que recientemente cambió el nombre de su compañía por el de Meta, se aferra a un concepto similar con orientación a la comunicación social. 

En el futuro, todos los metaversos servirán de base multiplataforma para la Web 3.0 – una nueva etapa en el desarrollo de Internet que promete una inmersión total en el mundo virtual y el traslado hacia allí de muchas actividades de la vida cotidiana. La unificación de los mundos es solo la cuestión de tiempo y teconología. El cofundador del Sandbox, Sebastien Borget, acentúa que actualmente todos los metaversos están en la fase de evolución, y su desarrollo depende de la afluencia de nuevos usuarios y la llegada de grandes marcas. Como se sabe, Gucci y Adidas ya se unieron al Sandbox, mientras que el rapero Snoop Dogg y la cantante Paris Hilton construyeron allí copias virtuales de sus mansiones, pero esto es sólo el principio. La audiencia mensual de esta 'start-up' ya superó los 300.000 usuarios, y sigue creciendo de forma constante. 

Una fuerte protección 

La exposición de Lisboa puso de relieve lo flexibles que pueden ser las empresas emergentes, al tiempo que subrayó su capacidad de tener éxito en una esfera, cambiando a la vez a otras más prometedoras. Por ejemplo, la compañía londinense Bringo pasó a formar parte de la lista de los diez mejores proveedores de SMS y agregadores a nivel mundial en poco más de tres años desde su fundación, conectando a grandes empresas de IT con operadores de telefonía móvil vía su innovador 'software'. Si alguna vez usted ha pasado por el proceso de verificación tras registrarse en una red social o un servicio de mensajería (como Viber o Tik-Tok), es muy probable que se haya convertido en su cliente en uno de los 200 países del mundo. Ese es el número de naciones donde opera Bringo que transmite más de mil millones de mensajes a través de más de 300 operadores de telefonía móvil.  

Pero nuestro tiempo nos plantea nuevos retos. El crecimiento explosivo de la ciberdelincuencia obliga a los desarrolladores de 'software' a buscar nuevos métodos de protección. Esto se ha convertido en una de las líneas clave de trabajo de la 'start-up' británica. Sus programadores desarrollaron su propio sistema de pruebas de operadores de telefonía móvil para identificar fallas en seguridad y solucionarlas. El cortafuegos de Bringo es todo un conjunto de soluciones antifraude contra el 'phishing' y correo basura, ataques de piratas informáticos y fraude financiero. Los especialistas de la empresa ven su misión en poder garantizar que el propietario de un 'smartphone' de a pie, que disfruta de todas las ventajas de la tecnología financiera, pueda utilizar las aplicaciones y la banca móvil con tranquilidad. Así, no debe recibir mensajes con enlaces de 'phishing' en su dispositivo, que podrían hacerle perder todo el dinero de su cuenta bancaria o introducir un virus. 

Según las estimaciones del FBI, los daños causados por este tipo de fraude en el 2021 alcanzaron los 6.900 millones de dólares, casi haber duplicándose en un año. Por ello, las actividades de las empresas en el ámbito de la ciberseguridad fueron uno de los temas principales de la exposición. Más allá de Bringo, especialistas de Amazon Web Services y JetBraines mostraron sus desarrollos.

Un futuro confortable

Las plataformas del Web Summit de este año fueron llenadas de mostradores vistosos de las 'start-ups' prometedoras. Según la experta sectorial Svetlana Poloskova (exdirectora de comunicaciones de mercadotecnia de Microsoft), hoy en día se hace hincapié en la presentación interactiva de las innovaciones. Por ejemplo, en el estand de una empresa energética portuguesa EDP, se requería que los visitantes eligieran un vehículo que emitiera menos CO2 y que se convirtieran en defensores locales de la salvación del planeta. Luego, un futuro ecoactivista firmaba un compromiso en la arena y lo recibía por correo electrónico. 

También, según la experta, tuvo mucho éxito la empresa británica Intis Telecom. La compañía llevó a cabo una interesante activación en su estand, en el que se presentó el proyecto It.com, de registro de dominios. Los visitantes podían probar un nuevo generador de nombres de dominio basado en la inteligencia artificial al rellenar un breve y entretenido cuestionario. La solución, basada en el modelo lingüístico GPT-3, les ayudaba a seleccionar los dominios eficaces en cuanto a la temática y la optimización del proceso de búsqueda. Esto serviría para ahorrar tiempo y energía a los posibles propietarios de sitios web en el futuro. "Me ha gustado especialmente el hecho de que la innovación de este proyecto sea realmente beneficiosa para una amplia variedad de pequeños y medianos empresarios", dijo Poloskova.

Tampoco se puede dejar de mencionar a las grandes empresas, tradicionalmente representadas en los estands coloridos. Muchas de ellas expusieron sus programas de inicio y aceleradores, pero Intel, en opinión de la experta sectorial, se destacaba notablemente. "No sólo mostraron los proyectos seleccionados, facilitando el acceso a los mismos, sino que también crearon un mostrador muy inspirador y llamativo con una imagen de Albert Einstein y sus citas. Por ejemplo, 'La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación rodea el mundo'. Este enfoque de la exhibición de los propios logros realmente atrajo al público, y no había falta de visitantes", concluyó Svetlana Poloskova.

En general, la exposición de Lisboa demostró que la industria tecnológica se centra hoy en la comodidad y seguridad del usuario final, es decir, de todos nosotros. Para conquistar nuevos mercados, las empresas deben presentar un producto que se necesite en cualquier parte del mundo no sólo hoy, sino también en el futuro, anticipando o incluso dando forma a las tendencias. La flexibilidad y ambición de las empresas emergentes permiten que el sector crezca de forma constante, alimentando a los gigantes del mercado con ideas y soluciones ya preparadas. Al final, todos se beneficiarán. Esa es la conclusión que se puede sacar tras una visita al Web Summit que es una réplica en miniatura de nuestro futuro inmediato de alta tecnología.

Archivado en