Frutas y verduras impagables: a qué se debió el fuerte incremento

Frutas y verduras impagables: a qué se debió el fuerte incremento

Los precios de frutas y verduras han sufrido un incremento en todo el país, especialmente a causa de la ola de calor extremo y de la sequía. Cuáles fueron los productos más afectados, qué evitó que subieran aún más y dónde conseguir precios accesibles.

Giza Almirón

Giza Almirón

Los precios de frutas y verduras sufrieron aumentos significativos esta semana, en varios puntos del país. Hay lugares en donde las cifras se duplicaron y hasta triplicaron, con respecto a los precios registrados en el mes de diciembre.

Lo que impacta es que el aumento no fue gradual, sino repentino. La ola de calor y la sequía tienen mucho que ve. “El sector se encuentra en una situación compleja, ya que el calor está pegando duro en lo que es la producción local. A eso tenemos que agregarle la falta de agua”, explica Omar Carrasco, presidente de la Unión Frutihortícola Argentina. A propósito de esto, dice también: “Varios productores están evaluando si vuelven a plantar porque les va a faltar el agua”.

“Las subas en la mercadería siempre tienen su causa en un desequilibrio climático en algún sector del país”, afirma Carrasco. El aumento de precios es, entonces, provocado por la ola de calor extrema en todo el país, especialmente en las zonas hortícolas de Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe. Las altas temperaturas tienen como consecuencia frutas y verduras de baja calidad, así como pérdidas a la hora de la recolección.

La papa se achicó por la falta de agua, mientras que se inundó en otros lugares

En el caso de la papa, al faltar el agua, la planta “se marchita y absorbe el agua de la papa que está bajo tierra. Eso hace que la papa se achique y la producción baje notablemente”, explica Omar. Distinto es lo que sucedió en el centro de la provincia de Buenos Aires en los últimos días (especialmente en la zona de Tandil): las abundantes lluvias impidieron la cosecha de la papa, lo que generó menor oferta y un consecuente aumento de precios.

Carrasco agrega, además, que la zanahoria también tuvo un aumento de precio, debido a que Brasil empezó a comprarle a la Argentina este producto, por problemas climáticos en su país que afectaron a esa verdura. La zanahoria, entonces, junto con el zapallito, la cebolla y el morrón subieron alrededor de un 40%, especialmente aquellas verduras que son traídas del norte.

En el caso de los tomates, en Buenos Aires aumentaron el doble, llegando a superar los $500 el kilo. Los productos estacionales como este crecen en invernaderos y necesitan condiciones climáticas estables, como la temperatura. “El sol está quemando parte de la planta y del tomate. Eso se ve al partir un tomate”, dice, por ejemplo, Omar.

El tomate aumentó hasta el doble

Las altas temperaturas también afectaron a las verduras de hoja, como lechuga, acelga o verdeo, que fueron quemadas por el calor extremo, aun las cultivadas bajo media sombra. “Si hay poca oferta, los precios suben”, tal como afirma Carrasco. Además, de lo que se pudo rescatar ha visto afectada su calidad.

Los precios de las frutas, por su parte, como manzana, limón, uva, pera, durazno y pomelo tuvieron incremento de entre 20 y 40%, desde los primeros días del mes.

Otros factores que influyen en los precios

Los precios subieron, pero algo evita que sean aún más altos. “Debemos agradecer a los productores y a la gente de Bolivia, principalmente. Mendoza está muy beneficiada por estos trabajadores que producen gran parte de lo que consumimos”, dice Omar acerca de quienes trabajan bajo el sol y las altas temperaturas como las que tuvieron lugar la semana pasada. La mano de obra del país vecino se encuentra a lo largo y a lo ancho de la Argentina, y permite que haya un abaratamiento en los costos.

"Debemos agradecer a los productores y a la gente de Bolivia, principalmente"

En el caso del aumento, otro de los factores que generan una suba en frutas y verduras son los materiales con los que se trabajan en los campos. Omar Carrasco dice respecto de esto: “Insumos que necesita el productor son a precio dólar billete. Los de venta recién ahora se están acomodando en algunos artículos”.

Una de las soluciones ante la falta de agua, sería el sistema hidropónico, afirma Omar. “Puede ayudar a controlar mejor el agua”, según Carrasco, “pero para eso hace falta inversión y normalmente los productores están en una situación compleja”, agrega.

Dónde conseguir frutas y verduras accesibles en el AMBA

El Compromiso Social de Abastecimiento busca garantizar el abastecimiento de alimentos, la estabilidad de los precios y el acceso de la población a frutas y verduras de buena calidad y a precios accesibles. En la página web del Mercado Central se puede encontrar el listado de precios de frutas y hortalizas, que se mantienen estables durante una semana. En tanto, hasta el martes 25 de enero se puede encontrar a un precio mayorista y en kilo por bulto, por ejemplo, el tomate a $160 y la papa a $28.

La lista abarca 27 productos, entre frutas y verduras, y además del Mercado Central, hay locales mayoristas y comercios minoristas del AMBA adheridos al programa de Compromiso Social de Abastecimiento.

Para acceder a la lista de locales mayoristas, hacé click en este link. Podés encontrar los comercios minoristas ingresando en este link.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?