Los docentes ganan menos que profesionales con formación similar

Los docentes ganan menos que profesionales con formación similar

Un informe del Observatorio de Argentinos por la Educación confirma un dato alarmante: el salario docente se encuentra entre los más bajos comparado con otras actividades que requieren similar nivel de estudios.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Para dimensionar el problema conviene tener presente este dato: en Argentina hay más de 1.200.000 docentes distribuidos en los distintos niveles educativos. Se trata de un área de "mano de obra intensiva". Los salarios de este grupo de trabajadores están regulados por la Ley de Financiamiento Educativo que se complementa con acuerdos provinciales. Ello da como resultado una escala salarial relativamente rígida, en la que la antigüedad tiene un peso importante, pero con importantes variaciones interprovinciales. 

Al igual que otros sectores de la sociedad los docentes no accedieron durante las últimas décadas a incrementos reales de su salario sino que la movilidad ascendente nominal fue detrás de la actualización por inflación.

El Observatorio de Argentinos por la Educación hizo un análisis comparado del salario docente teniendo en cuenta la información de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y tomando como referencia los ingresos laborales de trabajadores con formación terciaria, universitaria y de posgrado. 

El análisis parte de la premisa de que un salario competitivo es una herramienta clave para atraer y retener a los mejores profesionales. Y en este sentido, Mariano Narodowski, profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, académico asociado de Argentinos por la Educación y autor del estudio junto a Gabriela Catri, Martin Nistal y Victor Volman, señaló: "La valoración que le damos a la educación es la valoración del trabajo docente".

La preocupación de Narodowski es que por los bajos salarios la educación pierde a los mejores profesionales. "Con estudios terciarios, conviene trabajar en un banco o en una inmobiliaria. La carrera docente en la Argentina tiene reglas de hace 60 años, está atrasada y ni siquiera permite un salario acorde al nivel de formación. Afortunadamente, la mayoría de los docentes enseña a pesar de todo. Es con ellos que la dirigencia política podrá cambiar la educación, el día en que asuma esa voluntad y la educación deje de ser solo un slogan de campaña”, explica. 

Cómo se ubican los docentes en un ranking de 18 actividades.

¿Cuánto cobra un docente? 

El estudio compara los ingresos laborales promedio de distintas actividades económicas durante 2020 y el primer trimestre de 2021. El ranking lo encabezan las actividades financieras, con un salario promedio de $80283. Siguen el suministro de electricidad, las actividades inmobiliarias y la administración pública con un salario promedio de $75.227. 

Del estudio se desprende que los trabajadores ligados a la enseñanza tienen un ingreso promedio mensual de $49.488 , que los ubica en el 15º lugar entre 18 actividades comparadas. Por debajo en el ranking se encuentran las tareas de explotación de minas y canteras, las actividades administrativas y servicios de apoyo, y las tareas domésticas, que con ingresos promedio de $13.157 queda muy por debajo de las además actividades comparadas.

El orden varía sustancialmente cuando se realiza una comparación teniendo en cuenta los ingresos por hora en cada actividad aunque los investigadores advierten que no pueden asegurar que todos los entrevistados hayan contestado teniendo en cuenta los mismos criterios: no se sabe si la respuesta incluye o no horas extras y sí se sabe, en contrapartida, que los docentes suelen referirse al horario escolar cuando se les pregunta la cantidad de horas trabajadas. 

"Al analizar el ingreso por hora, los trabajadores con formación terciaria o superior dedicados a actividades de enseñanza reportan un ingreso promedio de $552 (a pesos constantes del primer trimestre de 2021). Este ingreso promedio por hora ubica a los profesionales que se dedican a la enseñanza en el segundo lugar en comparación con el resto de las actividades relevadas", detalla el estudio de acuerdo al cuál las actividades inmobiliarias son las mejor pagas con un ingreso promedio por hora de $724. Y las actividades del hogar las que peor remuneración tienen con un promedio por hora de $140. 

El peso de la vocación

A pesar de ser una de las actividades peor pagas para el nivel de formación, son muchas las personas que siguen eligiendo la docencia. “¿Por qué todavía elijo la profesión? Porque el aula tiene una magia indescriptible", confiesa María Cristina Gómez, directora de la red de Educadores Innovadores. Y agrega: "Cuando uno ve en los ojos de un chico esa chispa de que entendió, y suelta una expresión de alegría, eso no tiene precio. Y también porque en esos minutos somos poderosos: podemos cambiarle la vida a un chico, solo con una mirada, con una palabra que le demuestre que puede ir más allá. Rebeldía, infinita curiosidad y ganas de romper la matrix: eso me define como docente”. 

Martín Salvetti, subsecretario de Educación de Lomas de Zamora, coincide con esta idea: "Me siento partícipe de la construcción de un futuro mejor, siempre teniendo como objetivo brindar a los estudiantes conocimientos, valores, hábitos y habilidades que les permitan descubrir su vocación, desarrollarse y ser parte como personas activas en una sociedad civilizada, dice y agrega: "Después de 27 años de docente y de trabajar en distintos ámbitos educativos, me sigo levantando todos los días agradecido de haber elegido esta hermosa profesión, de poder llevarla adelante y de seguir aprendiendo. 

También para Inés Bulacio, docente hospitalaria y domiciliaria con más de 30 años de trayectoria, la vocación tiene un peso importante en la elección de esta profesión. "Con el tiempo descubrí que, cuando el corazón galopa fuerte, hay que escucharlo y dejarse llevar por la pasión que nos envuelve a quienes ejercemos la docencia poniendo nuestros mejores ingredientes: alma, vida y corazón. Los caminos de la vida me llevaron a conocer otra modalidad educativa, las escuelas hospitalarias y domiciliarias. Aquí pude encontrar mi lugar en la docencia, dando clase a pie de cama, en medio de sueros, pinchazos y médicos, en donde lo escolar se resignifica para dar lugar a la magia de seguir enseñando y aprendiendo en medio del dolor y la enfermedad", explica. 

Si bien son incontables los casos de docentes que eligen esta tarea por la satisfacción de educar a otros y la esperanza de construir una sociedad más justa, es hora de evaluar qué importancia tiene la educación para el país. Ya que, tal como sostiene Narodowski la valoración del docente refleja el valor que se le da a la educación y el escaso reconocimiento podría derivar en la pérdida de valiosos recursos humanos. 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?