Así funciona la "estafa del CEO", un fraude por el que las empresas pierden millones

Así funciona la "estafa del CEO", un fraude por el que las empresas pierden millones

A pesar de que el truco ha sido difundido y las entidades bancarias alertan sobre el mismo brindando tips de seguridad, la estafa del CEO sigue vigente y hace que las empresas pierdan millones cada año.

Juan Pablo Rufino

Es viernes por la tarde y estás próximo a finalizar tu jornada laboral. Te vas preparando para el cierre, con la cabeza ya puesta en tu vida fuera de la oficina. A minutos de emprender la vuelta a casa, te llega un mail de apariencia un tanto urgente. Al abrirlo confirmas su urgencia. El email pertenece al presidente ejecutivo de la compañía, y te está pidiendo a vos, su director de finanzas, que transfieras una suma caudalosa de dinero a la cuenta bancaria allí detallada. ¿El motivo? cerrar un importante trato con un cliente de alta importancia. Hasta acá no hay nada raro, como director de finanzas esta es una de las tantas tareas que se te otorgan a lo largo del día. Con la cabeza todavía puesta en el fin de semana realizas la transferencia y ahora si, das por finalizada la semana laboral.

El problema es que hay un detalle del cual tal vez, aun no te percataste. Y es que el “mail de tu jefe”: juanperz@realstateagency.com en verdad no es el verdadero mail de tu jefe: juanperez@realstateagency.com y la cuenta bancaria, perteneciente a “un cliente de alta importancia” en realidad no es más que la cuenta bancaria de un estafador

La metodología se conoce como "estafa del CEO" o BEC, Business Email Compromise, según sus siglas en inglés. Está vigente desde hace años y no pierde efectividad a pesar de la advertencia de compañías, especialistas en seguridad y entidades bancarias. 

La estafa del CEO sigue siendo efectiva a pesar de las advertencias de especialistas en ciberseguridad.

Se estima que desde 2016 al día de hoy este tipo de estafas han generado pérdidas aproximadas de más de 26 mil millones de dólares en todo el mundo.

La estafa del CEO que son muchos los bancos que alertan a sus usuarios constantemente sobre la misma. Si bien en un principio los estafadores elegían víctimas pertenecientes a altos cargos ejecutivos en grandes empresas, hoy también van por pymes en las que los empleados suelen tener un trato de mayor confianza y cercanía con los dueños.

Esta tendencia va acompañada del esfuerzo de las organizaciones por proteger los mails de sus empleados de alta jerarquía haciendo más difícil el trabajo de los estafadores a la hora de elegir peces gordos. Por otro lado, las pequeñas y medianas empresas suelen tener menos trabas o procedimientos a la hora de habilitar un pago. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?