Ampollas Flash, cremas hidratantes o exfoliantes profundos: ¿qué necesitas para cuidar tu cutis?

Ampollas Flash, cremas hidratantes o exfoliantes profundos: ¿qué necesitas para cuidar tu cutis?

Contenido externo

El cuidado de la piel es más complejo que solo aplicar una crema hidratante cuando son obvios los síntomas de que está seca. Tampoco es suficiente recurrir a tratamientos faciales cuando parece que ya el problema no se puede solucionar por medios menos drásticos. Sobre todo, se trata de constancia y compromiso con el propio cuerpo.

El rostro es la zona más complicada de cuidar porque allí la piel es sumamente delicada. Además, está constantemente expuesta a agentes externos dañinos como la luz solar excesiva y la contaminación. Si a esto se le suma que es lo que más ve cualquier otra persona, entonces el panorama parece aún más difícil de tratar.

La clave está en los hábitos

La rutina facial diaria importa, pero no es lo más determinante para tener un rostro de piel sana. Los hábitos que respaldan un estilo de vida saludable traen consigo beneficios para la piel. Los fundamentos son estos hábitos porque mejoran realmente la salud del individuo, lo que se refleja en el exterior.

El cuidado diario de la piel comienza bebiendo al menos dos litros de agua al día. Hidratarse por dentro es lo más determinante (no lo único) para evitar la epidermis reseca y dura. Es una acción muy simple que no cambia apenas la rutina de una persona, pero con un impacto evidente.

La dieta variada y equilibrada es otro pilar porque es el medio por el cual se obtienen todos los nutrientes. Comer bien es lo único que se necesita para adquirir las vitaminas y minerales que son necesarios para una buena salud, lo que incluye a la piel. Los nutrientes en crema no son un reemplazo a la dieta, sino únicamente un complemento.

El cuerpo se regenera con el descanso apropiado. Dormir las horas necesarias todos los días hace que el organismo culmine y vuelva a empezar los ciclos diarios propios. Las ojeras, las arrugas más marcadas de lo habitual y los desperfectos que van y vienen son consecuencia de no haber cumplido con estos ciclos.

Finalmente, malos hábitos que son considerados negativos para la salud también lo son para la piel. Fumar y beber en exceso son algunos de ellos porque deshidratan desde adentro hasta la piel. Es por ello que personas que no fuman tienden a lucir un rostro más luminoso, limpio, despejado. No se trata de solamente estética, sino de los efectos secundarios en el bienestar.

La limpieza facial en casa

Es el otro fundamento para tener un rostro bonito y llamativo. Las Ampolla Flash te ayudan a tener una piel ideal, pero esto es solo momentáneo si no se cuida constantemente. La limpieza del cutis, la remoción de los puntos negros y la hidratación profunda son algunos de los puntos clave para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Retirar esas impurezas junto con la capa más externa de la piel es la manera de sacarse de encima las células muertas del rostro para sanear la piel. Es el ciclo natural de la dermis, en el que las células mueren después de haber pasado aproximadamente una semana, y cae poco a poco para darle paso a nuevas. La rutina de limpieza facilita este ciclo.

Lavarse la cara con mimo

Pocas personas se lavan bien el rostro porque parece una acción nimia o ya está muy automatizada. Hacerlo bien quita esta primera capa de impurezas y suciedad que se acumulan por estar tan expuesta. En general, se debe hacer dos veces al día con agua tibia y jabón, el cual se tiene que escoger dependiendo del tipo de piel.

Abrir los poros

Cualquier tratamiento facial como las Ampollas Flash necesita que la piel esté preparada para ello. Si no, el efecto será muy inferior porque el producto no va a penetrar a través de los poros tan profundo como debería. Después del lavado, toca hacer poner a hervir agua en una cazuela y colocar la cara encima para que el vapor toque la cara, y el calor abra los poros.

Usar exfoliante facial natural

Anteriormente, los exfoliantes usaban ingredientes químicos en grandes cantidades, aunque ahora la industria se ha dado cuenta de que no es algo necesario. Ahora se fabrican con elementos naturales que no tienen efectos secundarios en la piel, además de ser más amigables en esta tarea.

De hecho, el uso de ingredientes naturales es algo que se ve con cada vez más frecuencia en el cuidado de la piel.

Aplicar una mascarilla hidratante

La exfoliación termina de abrir lo suficiente los poros para absorber todos los nutrientes necesarios. Las mascarillas hidratantes pueden ser naturales o compradas, pero lo mejor es probar diferentes para hallar la que dé los resultados que estás buscando. Difieren un poco de las Ampollas Flash porque el efecto no es inmediato.

Ampollas faciales

Las Ampollas Flash funcionan muy bien para conseguir resultados inmediatos, con una mayor firmeza, luminosidad y mejor hidratación en el cutis. Suaviza las líneas de expresión, incluyendo los signos de fatiga, además de estimular la renovación celular. Son apropiadas para que cualquier tipo de piel se luzca durante todo el día.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?