¿Cómo plantar un limonero en maceta?

¿Cómo plantar un limonero en maceta?

En maceta, los limoneros dan sus frutos antes de que se los transplante de la maceta al suelo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Ya te contamos que, ante la falta de espacios más grandes y gracias a las comodidades que ofrecen, los árboles enanos de fruta son tendencia y están de moda. En esta ocasión, te contamos todo lo que hay que saber acerca de cómo plantar un limonero en maceta y cómo proceder con sus cuidados.

Fuente: thetreecenter (a través de decoracionyjardines.com)

 

¿Cómo hay que hacer para plantar un limonero en maceta?

Ante todo, el punto de partida debe estar en la elección de la maceta. Lo más recomendable es elegir de entrada una que sea lo suficientemente grande como para que las raíces del limonero puedan expandirse sin problemas y también para evitar que al poco tiempo se deba trasplantar al mismo.

En este sentido, también hay que garantizar que la maceta elegida tenga un buen sistema de drenaje para garantizar que el agua circule de forma correcta y no quede estancada, lo cual resulta perjudicial para las raíces.

Al mismo tiempo, los expertos recomiendan colocar algo de grava o de arcilla en el fondo de la maceta, antes de introducir la tierra y la planta en sí. ¿Para qué es esto? Para que el limonero pueda conservar su humedad con mayor facilidad y no requiera de tanto regado.

Una vez que está todo listo, es momento de plantar el limonero. Para seguir el proceso como corresponde, lo más recomendable es partir de una semilla o un injerto.

Eso sí: antes de ponerla en la maceta hay que esperar a que germine. Cuando lo hace, hay que introducirla más o menos hacia la mitad y luego cubrir con el resto de tierra.

Es aconsejable también utilizar tierra negra desde un primer momento, para que el proceso de crecimiento se dé de la mejor manera posible.

Limonero en maceta: cuidados y aspectos a tener en cuenta

Como sucede con la gran mayoría de los árboles frutales, los limoneros requieren de una importante exposición a la luz solar. Al estar en una maceta, ofrecen la practicidad de que se pueden ir moviendo durante el transcurso del día de un lugar a otro.

En cuanto a las temperaturas, se recomienda evitar los fríos y los calores extremos. Para este tipo de plantas, lo más adecuado es algo intermedio que oscile entre los 10°C y los 20°C.

Otro aspecto muy importante del cuidado de los limoneros es el del regado: lo importante es lograr que la tierra se mantenga húmeda la mayor cantidad de tiempo posible.

Por lo demás, siempre es fructífero apelar al uso de fertilizantes para que la tierra no pierda su carácter nutritivo para las raíces de la planta.

Además, hay que saber que los limoneros exigen atención en cuanto a la poda, sobre todo cuando aparecen ramas rotas y con indicios de estar enfermas.

Fuentes: InfoAgro – Decoración y Jardines

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?