¿Siempre te enamoras del mismo tipo de persona? Esta psicoanalista te explica por qué

¿Siempre te enamoras del mismo tipo de persona? Esta psicoanalista te explica por qué

San Valentín también es la ocasión ideal para pensar el amor por fuera de los ideales románticos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

¿El amor se elige o nos elige? En las cuestiones del corazón, las preguntas muchas veces se presentan en mayor cantidad que las respuestas. Es por esto que, en esta ocasión, acudimos a una reconocida psicoanalista para tratar de desentramar algunas de las claves de las relaciones amorosas y de cómo las mismas afectan a cada una de las personas.

En conversación con Forbes Life, la psicoanalista y docente universitaria Claudia Rodríguez Acosta expresó algunas palabras que pueden aportar algo de claridad para quienes piensan en el amor y en todo lo que se pone en juego a la hora de vincularse sentimentalmente con otras personas.
 

El amor: ¿por qué nos solemos enamorar del mismo tipo de persona?

Ante todo, para comprender lo que pasa en la vida adulta es necesario ir al origen, es decir, a los primeros momentos de la vida de cada persona.

“De los seres vivos, somos los más dependientes. Desde que nacemos necesitamos de otros para sobrevivir”, explica la psicoanalista.

Si bien todos los animales dependen de un adulto (casi siempre la madre) para sobrevivir, en lo humano emerge otra variable que se pone en juego y que influye de forma considerable: la cultura.

“El amor es una construcción. No nacemos sabiendo amar. Nacemos con una necesidad de que haya alguien que nos ayude a sobrevivir. Pero el saber amar va a venir después si es que alguien nos amó”, afirma Rodríguez Acosta.

Esta extrema dependencia de otros resulta determinante ya que marca a los individuos para el resto de la vida e influye en la forma en que se establecen las relaciones en la adultez.

Uno puede construir un vínculo con personas de distintas características físicas, de distinta profesión y estudio e incluso de distinta nacionalidad. Pero lo más probable es que en el fondo haya un rasgo de conducta, de comportamiento, que sea común y que esté estrechamente ligado a aquel que fue determinante en la infancia.

¿Por qué se dice que en el amor no se elige?

En línea con esto, la psicoanalista explica que “hay una determinación inconsciente. Esto quiere decir que no lo controlamos. No pasa por la voluntad. De pronto nos enamoramos de alguien sin entender bien por qué”.

Malas noticias, entonces, para quienes creen que todo se encuentra bajo el dominio de la razón. “Al final no es una elección. Nosotros decimos ‘mi elección de pareja’, pero en realidad tal vez elegimos un 10%, todo lo demás queda determinado por factores inconscientes. Justamente por eso muchas personas se preguntan: ¿Por qué me volví a enamorar del mismo tipo de persona?”.

¿Cuál es la clave para Rodríguez Acosta? Buscar construir un vínculo amoroso por fuera de todo tipo de idealizaciones y de retroalimentaciones narcisistas.

Lo ideal sería apostar siempre por un amor en el cual la otra parte sea reconocida con sus virtudes y también sus defectos. Explica la psicoanalista: “eso apuntaría a un amor maduro, que es difícil de encontrar. En general no sucede así, pero sería lo esperado. Un vínculo en el que construyan y tengan proyectos juntos, pero también separados”.
 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?