Cobra Kai, la serie a la que todo el mundo llegó tarde (pero que igual es un éxito)

Cobra Kai, la serie a la que todo el mundo llegó tarde (pero que igual es un éxito)

La serie está teniendo su etapa de mayor popularidad luego de su estreno en Netflix, pero en realidad se estrenó hace más de dos años en YouTube. Con el éxito también llegaron las críticas.

Francisco Pérez Osán

Francisco Pérez Osán

Parece que durante las últimas 2 semanas no hay nadie que no se haya prendido con Cobra Kai, la serie que Netflix estrenó recientemente y que continúa con la historia que comenzó la película The Karate Kid en 1984.

Con el mismo elenco pero un tono muy cambiado, la producción que originalmente estrenó YouTube es un monumento a la nostalgia, que fue muy querida desde que salió en el 2018, pero con su nueva fama también llegaron algunas inesperadas críticas, lo que no le impidió convertirse en un éxito masivo.

La historia va un poco así: Karate Kid es una de las sagas de películas más icónicas de los 80. YouTube, cuando sacó su servicio premium, que en ese momento se llamaba YouTube Red, necesitaba un tanque para por lo menos que se mencione su nombre en los medios.

La producción más importante del mundo por esos años era Stranger Things, por lo que no sorprende que se hayan volcado a buscar la nostalgia que estaba de moda. Karate Kid parecía una apuesta segura, y, de hecho, les funcionó muy bien. La crítica la amó de manera inmediata, tanto por el valor sentimental que tenía y por sus méritos propios.

El fuerte de la serie es el humor. A pesar de la nostalgia, y de que las películas originales no eran particularmente cómicas, Cobra Kai se decidió por seguir otro camino. El hecho de que los personajes principales sean dos hombres muy maduros que se pelean por karate es completamente ridículo, y los productores fueron conscientes de eso desde el primer momento. En la segunda temporada el foco cambia sensiblemente, y se pierde buena parte de lo que la hacía una serie única.

A pesar de que estaba destinada a ser el tanque de YouTube -que lo fue, ya que ninguna otra serie tuvo éxito alguno, ni siquiera Weird City, producida por el ganador del Oscar Jordan Peele-, Cobra Kai es en esencia una producción Clase B. Es decir, con actuaciones más bien mediocres, y un valor de producción poco destacable.

Esto es algo que el nuevo público de Netflix parece no perdonarle. Si bien pueden ser aburridas o mediocres en su historia, algo que se le puede destacar a todas las producciones de ese servicio de streaming es que tienen una calidad de factura de primer nivel. Es por eso que Cobra Kai desentona levemente.

La buena noticia es que la tercera temporada será una producción completamente de Netflix, por lo que se espera que mejore su calidad general. Existe también la esperanza de que se retome el tono general de la primera temporada, que fue ampliamente superior a la segunda.

Por lo pronto, las dos temporadas de Cobra Kai se pueden ver e Netflix.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?