El misterio del 'covid persistente': vivir con síntomas pese a curarse

El misterio del 'covid persistente': vivir con síntomas pese a curarse

Un misterio preocupa a miles de españoles que se infectaron con coronavirus hace meses y todavía continúan padeciendo los síntomas, pese a que la medicina considera que ya se encuentran recuperados de la enfermedad.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Un misterio preocupa a miles de españoles que se infectaron con coronavirus hace meses y todavía continúan padeciendo los síntomas, pese a que la medicina considera que ya se encuentran recuperados de la enfermedad.

El Ministerio de Sanidad realizó en todo el país entre marzo y junio un estudio de anticuerpos en el que se reveló que solo el 5% de la población española se infectó de coronavirus, lo que equivale a 2,3 millones de personas. De ese número, se estima que unos 55.000 padecen lo que llaman “covid persistente, una extraña cadena de secuelas que incluye dolores en las articulaciones, falta de aire, confusión y alteraciones intestinales, e incluso en los chicos pueden manifestarse cuadros febriles con diarreas y dermatitis.

“No tenemos ninguna estadística oficial al respecto pero creemos que podemos ser más”, explicó al diario Clarín Elisabeth Semper, una pedagoga de 35 años que se contagió junto a sus tres hijos de 5, 3 y 1 año en febrero, antes de que el presidente Pedro Sánchez decretara el estado de alarma para todo el país, y aún hoy siente malestares que no la abandonaron desde que se infectó. “Durante el confinamiento estuvimos mal y sin atención personalizada por la situación de colapso sanitario que vivíamos en España”, aseguró.

Al notar que la evolución de los cuadros sintomatológicos de sus hijos era similar a la de otros niños, Elisabeth comenzó a buscar foros online para compartir su experiencia, y terminó colectivizada con otras familias. De hecho, hoy preside la Asociación Covid Persistente España, una organización presente en distintas comunidades españolas como Madrid, Castilla y León y País Vasco.

“Tenemos una sintomatología muy variada, que incluye hematológicos o neurológicos más allá de los respiratorios. Un síntoma muy silenciado es la caída de cabello, que se puede seguir dando más allá de los 60 días de haber pasado el ciclo del virus. Cada uno tiene un cuadro clínico diferente”, narró Elisabeth. En ese sentido, indicó que “por lo general, las personas con covid persistente, más allá de la tos a lo largo de meses, sienten dolor torácico, falta de aire al respirar, bruma mental, pérdidas de memoria, dolores en las articulaciones, de cabeza, problemas al hablar, disturbios intestinales, falta de apetito, moretones que no son moretones y alteración de los vasos sanguíneos”.

Según la clínica médica, y de no mediar complicaciones, entre 28 y 30 días después de haber contraído la enfermedad, se considera superada la infección. Pero estos plazos son flexibles en los casos en los que no hubo un diagnóstico inicial a través de una prueba PCR y tampoco un segundo test de resultado negativo para comprobar que la infección ya pasó. “Buscábamos las respuestas que los médicos no nos daban. Nos decían que lo que nos sucedía era producto del estrés, de la ansiedad”, dice esta profesora que, con el cierre de las escuelas en marzo, entró en un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) por el que suspendieron su contrato de trabajo.

Hay muchísimas personas que están perdiendo su trabajo porque no pueden sostener su rendimiento anterior y las bajas laborales no cubren esa imposibilidad de demostrar que no tienen la capacidad que tenían antes porque aún padecen síntomas del covid”, lamentó.

La Asociación Covid Persistente España reunió más de 70.000 firmas para una carta que envió al Ministerio de Sanidad y al Parlamento español exponiendo su situación. “Lo primero que reclamamos es visibilización de nuestra realidad. Si las autoridades no tienen conocimiento de esta realidad tampoco pueden dar respuesta ni legislar al respecto”, sintetizó Elisabeth.

“Estamos esperando que nos den una respuesta. Comprendemos que todavía no hay una solución médica pero esperamos una respuesta empática. Que nos traten con cariño y cuidado y que se centren en la afección neurológica y en la atención de niños y jóvenes. No se está hablando de ellos y su problemática puede ser más urgente que la nuestra”, agregó.

La Asociación Covid Persistente España reclama, además, “que se comprenda que no somos una minoría dentro de las personas que se enferman con coronavirus. Necesitamos que los médicos nos atiendan, que nos hagan un seguimiento -pide su presidenta-. Demandamos estudios clínicos, que nos estudien. Que se comprenda la verdadera acción del virus sobre el cuerpo.”

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?