El ex policía Hugo Acuña condenado a 15 años por matar a su pareja

El ex policía Hugo Acuña condenado a 15 años por matar a su pareja

Se trata del primer juicio por jurados contra un miembro de las Fuerzas de Seguridad en la historia de la provincia. Doce mendocinos declararon que el acusado era culpable de homicidio agravado por el vínculo y por uso de arma de fuego, aunque tuvieron en cuenta algunos "atenuantes".

Facundo García

Facundo García

El juicio contra el ex agente policial Víctor Hugo Acuña terminó este jueves, luego de que los doce mendocinos del jurado decidieran declararlo culpable por la muerte de su ex pareja, Lorena Segura. El tramo final del proceso se realizó en el Centro de Congresos y Exposiciones Alfredo Bufano (San Rafael) y la jueza María Eugenia Laigle leyó el veredicto. Al promediar la tarde, se supo que el acusado había sido condenado a 15 años de prisión.

Acuña estaba imputado por homicidio doblemente agravado por uso de arma de fuego y por el vínculo. El hecho se produjo el domingo 15 de abril de 2018 en General Alvear, donde la víctima vivía con su hijo de un año y el entonces policía. Aquel día, el arma reglamentaria de Acuña se disparó dos veces; y uno de los proyectiles mató a la mujer.

El jurado consideró que el hombre es culpable, aunque aclaró que debían tenerse en cuenta "circunstancias extraordinarias" a la hora de establecer el castigo. De esa forma, Acuña se salvó de la perpetua, aunque la jueza le revocó el beneficio de la domiciliaria de la que gozaba y en breve pasará a un penal.

El debate

Durante el debate, Acuña -quien está detenido desde aquel episodio aciago- sostuvo que se había tratado de un accidente y que, mientras él se quería suicidar, ella intentó evitarlo y recibió accidentalmente un tiro.

Trascendió que el hombre tenía problemas de ludopatía y era bastante salidor. De hecho, la discusión que derivó en la muerte de Segura se produjo luego de que el sábado 14 de abril el hombre volviera a su casa en plena madrugada.

Como es obligatorio en estos casos, el jurado dio su veredicto en forma unánime (de no ser así, el juicio se habría "estancado").

Y anticipando la noticia, la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) resaltó que el vínculo entre violencia de género y violencia institucional no es nuevo ni casual. De acuerdo con esa organización hubo casos anteriores, como los de María Valeria Fontagnol (31) asesinada por el gendarme Jorge Raúl Bonetto (2010); Natalia Teruya (22) asesinada por el policía Gustavo Pedemonte (2010); Alejandra Verónica Yúdica (36) asesinada por el policía del grupo UMAR Sebastián Montiveros (2013);  Gabriela Beatriz Fernández (44) asesinada por el oficial auxiliar José Ontiveros (2014) y Norma Noemí Ríos González (36) asesinada por el militar Luis Álvarez (2016).

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?