El turf mendocino sin fiesta a la vista

El turf mendocino sin fiesta a la vista

El sábado debería disputarse una nueva edición del tradicional Clásico “Santo Patrono Santiago”, pero la actividad del turf está interrumpida debido a la pandemia que azota a la provincia y el país.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Por: Fernando Gabrielli / Especial para MDZ

El Hipódromo provincial y los mendocinos deberían estar preparándose para lo que sería una nueva edición del tradicional Clásico “Santo Patrono Santiago”. La prueba estaba programa para disputarse este 25 de julio, como todas las temporadas, pero este año no será posible debido al Covid-19. En realidad, las puertas de la Catedral permanecen cerradas desde el pasado 8 de marzo, ocasión en que se disputara el clásico “Vendimia”. Más de 130 días han pasado desde la última tarde de carreras y aún no hay certezas sobre un problema retorno del turf para lo que resta del año. 

La situación de los trabajadores de la actividad es realmente preocupante. La mayoría de las personas que día a día se emplean en el Hipódromo de Mendoza (jockeys, cuidadores, peones, vareadores etc) prácticamente viven de las comisiones que reciben cuando algunos de sus  pupilos gana una carrera u obtiene una “chapa” destacada en el marcador. La mala noticia es que ha pasado mucho tiempo desde la última jornada de carreras donde pudieron obtener esas tan esperadas “comisiones”.

A lo largo de estos más de 130 días de Hipódromo sin actividad, han sucedido distintos tipos de situaciones, pero hasta el momento ninguna ha generado la esperada noticia del retorno a los domingos de carreras. Dentro de este complicado panorama quedó inmerso el Santo Patrono Santiago. Una de los eventos deportivos más convocantes de la provincia (año a año reúne a más de 50.000 personas) no tiene fecha de realización. Y aunque pocos se animen a decirlo, tal vez no pueda disputarse este año. 

Uno de los antecedentes más cercanos a esta situación tuvo lugar en el año 2009, cuando el Patrono Santiago debió disputarse el 3 de agosto (en lugar del 25 de Julio) debido al avance de la Gripe A. En aquella época el circo de Avenida Montes de Oca permaneció sin carreras por más de 40 días. 

Al momento, lo más rescatable de la “sequia” del turf tiene que ver con un grupo de propietarios y profesionales que está trabajando sobre los protocolos de un posible regreso a la pista. Este retorno aún no tiene fecha de realización, pero si algunas condiciones particulares. La reunión no sería organizada por el Instituto Provincias de Juegos y Casinos (ente que regula al Hipódromo) si no que se llevaría a cabo bajo la estricta organización de esta comisión. La jornada se desarrollaría sin público, pero se activarían algunas medidas (un canal de youtube por ejemplo) para que las alternativas de la programación puedan ser seguidas por los amantes de las carreras de forma on line. 

Para que esta reunión pueda llevarse a cabo falta una pieza fundamental. Una autorización para correr, que debería ser expedida por el Gobierno de la Provincia. Al momento el Hipódromo está habilitado para entrenamiento (los caballos están vareando) pero no para competencia. Pero el Gobierno aún no define la estrategia a seguir sobre el tema y las carreras siguen en espera.  

A esta altura no caben dudas de que el avance de la pandemia ha postergado a un sinfín de actividades en nuestra provincia y claramente el turf es una de ellas. El aspecto más negativo de toda esta situación es que los trabajadores de la actividad (mano de obra genuina y calificada) viven sus días inmersos en una profunda incertidumbre. 

Al parecer este año no habrá campana de largada, ni tribunas llenas para una de las fiestas deportivas más importantes de la provincia. Esta vez el Santo Patrono Santiago está lejos de su recta final…

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?