Sin fecha de regreso, las escuelas ya tienen su protocolo

Sin fecha de regreso, las escuelas ya tienen su protocolo

Las escuelas de todo el país comenzarán a conocer el protocolo que se elaboró en las últimas semanas, con el objetivo de que los docentes y alumnos regresen a las aulas bajo un esquema escalonado, que contemplará una bimodalidad presencial y virtual.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Si bien no hay una fecha de comienzo de las clases presenciales, que están suspendidas desde el 20 de marzo por la pandemia de coronavirus, las escuelas de todo el país comenzarán a conocer el protocolo que se elaboró en las últimas semanas y que fue aprobado hoy por el Consejo Federal de Educación, con el objetivo de que los docentes y alumnos regresen a las aulas bajo un esquema escalonado, que contemplará una bimodalidad presencial y virtual.

Tal como había adelantado MDZ, los protocolos serán enviados a las directoras para empezar a adaptar las escuelas. De hecho, en los últimos días el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, adelantó algunos puntos del protocolo como que "el distanciamiento social puede darse dentro del aula siempre y cuando las dimensiones y el mobiliario de la misma así lo permita". 

El titular de la Dirección General de Escuelas, José Thomas, anunció esta tarde en conferencia de prensa la aprobación de los protocolos para los establecimientos educativos, que fueron avalados "por unanimidad" por todas las provincias, lo que permitirá "el regreso paulatino a clases cuando éste sea posible" en todo el país.

"Más que certezas sobre una fecha de retorno a las aulas, este protocolo lleva tranquilidad de que hay un piso mínimo de medidas que se deberán tomar antes de volver a algún tipo de presencialidad", resaltó Thomas.

Este texto de 20 páginas contempla "una gran posibilidad de acción para cada comunidad educativa, compuesta por padres, alumnos, docentes y directivos, esté absolutamente de acuerdo con lo que va a ocurrir en su escuela". Al mismo tiempo, las instituciones estarán "en contacto fluido con los centros de salud más cercanos y con los municipios".

Tras recordar que el ciclo lectivo 2020 comenzó en una forma inusual y precipitada, Thomas advirtió que "el segundo cuatrimestre tampoco será normal, sino que habrá una bimodalidad a partir de algún momento que no sabemos cuál va a hacer, entre la no presencialidad y la presencialidad, que se mantendrá hasta fin de año, seguramente".

Entre otras cuestiones, el protocolo nacional indica al menos tres puntos principales, según el titular de la DGE: "Cómo preparar a cada una de las instituciones para que estén a la altura de las circunstancias; cómo garantizar la seguridad y la higiene mientras los chicos empiezan alguna presencialidad escalonada; y cómo formar y capacitar a toda la comunidad educativa en lo que será la forma de moverse en la escuela". 

Más allá de aspectos como la limpieza de los establecimientos y los elementos de higiene personal, se establecieron algunos parámetros más específicos como las formas de ingreso y egreso de los alumnos y el distanciamiento en las aulas. Incluso, Thomas reconoció que se incorporó el concepto de "aulas burbuja", pero señaló que es "solo una posibilidad entre otras, que podrá ser incorporada por la escuela si lo considera necesario".

Thomas indicó que si bien el protocolo presenta pautas fundamentales para seguir en una vuelta a clases presenciales, los detalles finales quedarán a cargo de cada escuela: "El escalonamiento tendrá que ver no solo con cuestiones netamente epidemiológicas, sino también con cuestiones sociodemográficas, dado que no es lo mismo una escuela albergue que una ubicada en grandes centros urbanos".

Uno de los desafíos revelados por el titular de la DGE será "cómo mantener la presencialidad y no presencialidad sin sobrecargar la tarea docente, que fue uno de los mayores inconvenientes que tuvimos al inicio de la cuarentena".

De todas formas, este protocolo será puesto a consideración a docentes, directivos, supervisores y padres en las jornadas educativas que se llevarán a cabo entre el 20 y 24 de julio, donde serán consultados sobre las posibilidades del regreso a las clases presenciales. "Una vez más adelanto, podremos empezar a poner fechas tentativas de regreso a alguna forma de presencialidad. Antes sería aventurarse sin ningún tipo de certezas", destacó Thomas.

Thomas también confirmó el adelanto de MDZ respecto a que los padres podrán decidir si sus hijos vuelven o no a las aulas: "El protocolo habla que si una familia no está tranquila y no se siente segura, puede tomar la decisión de no mandar a su hijo a la escuela, y desde el sistema vamos a buscar la forma de que ese chico siga estando conectado a través de la virtualidad. Pero quiero decirle a las familias que traten de confiar, porque el docente y el directivo no van a dejar que volvamos a un tipo de presencialidad si no están dadas las condiciones".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?