El ambicioso plan de ciclovías de Ciudad para combatir al Covid

El ambicioso plan de ciclovías de Ciudad para combatir al Covid

La bicicleta es cada vez más protagonista de los cambios en la "nueva normalidad". Esto desemboca en numerosos planes planteados por el Estado para atender esta modalidad de transporte y, a su vez, alentar a la población a que sea parte de este cambio.

Diego Gubinelli

La situación actual en relación a la pandemia de coronavirus ha llevado a que, tanto la ciudadanía como los organismos estatales deban plantearse que las formas convencionales de traslado necesitan sufrir un cambio radical. De este modo, el uso de transporte público (con menor capacidad de pasajeros) y el pedido explícito del Gobierno provincial de usarlos lo menos posible, han marcado que es hora de acudir inmediatamente a otras formas de moverse dentro la provincia. Es por eso que la bicicleta juega un papel fundamental al considerar este tipo de cambios a llevar a cabo.

Tras recorrer distintas bicicleterías de la Ciudad de Mendoza, se puede ver con claridad que los talleres barriales cada vez tienen más clientes que desean abandonar el uso de automóvil o colectivo. Leonardo, dueño de un taller en la Cuarta Sección dijo a MDZ que “cada vez viene más gente a restaurar bicicletas. Atendemos una cantidad considerable de clientes por día”.

Sin dudas, la demanda creciente ha generado que la población opte por volver a utilizar aquella bicicleta vieja que tenía guardada entre cajas y artículos añejos. “Vemos que la gente trae rodados viejos para hacerle una restauración entera. Algunos nos han contado que se debe a la situación actual. Es conveniente dejar de andar en auto y micro si existe la posibilidad”, agregó Leonardo.

En base a esto el intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suárez, participó de un mano a mano con MDZ para manifestar sus sensaciones acerca del cambio inminente sobre las formas de moverse en el Gran Mendoza y, fundamentalmente en la Ciudad.

- ¿Cómo se prepara la Ciudad para enfrentar la pandemia desde el punto de vista del transporte de habitantes hacia sus trabajos?

- Yo creo que hay que seguir trabajando para que la gente pueda conectarse de manera eficiente mediante ciclovías. Es importante considerar que la bicicleta no solo sirve para evitar contagios en transporte público, sino para disminuir la huella de carbono y generar impacto ambiental.  Del 100% de gases contaminantes, el 45% corresponde al transporte. Por ende, dijimos que queremos bajar los gases invernadero al utilizar energías renovables. También juega un gran papel la discusión que se está dando sobre el horario y la incorporación del horario corrido en el microcentro. En este caso, no es lo mismo volver en bicicleta de noche que con luz solar.

- ¿Qué estrategia son tenidas en cuenta para incentivar al ciudadano a usar la bicicleta como una opción sustentable y preventiva?

- Vamos a mantener el programa “En la Bici”, el cual tiene aproximadamente 40 mil usuarios registrados, pero queremos incorporar 20 más. Por otro lado, ya firmamos con el Banco Ciudad un convenio para que la gente pueda comprar bicicletas en la ciudad en 50 cuotas fijas. La pandemia ha demostrado que la movilidad tradicional debe ser replanteada. Hay que seguir buscando alternativas. Todo va a depender de nosotros mismos como ciudadanos.

- Además de la construcción en curso en Av San Martin, ¿cuál es el próximo proyecto de bicisenda a poner en marcha?

- Entre nuestros planes tenemos, por ejemplo; calle Yrigoyen en el límite con Godoy Cruz, calle Fader en la Sexta Sección, calle Ayacucho en cuarta sección, Barrio Champagnat, entre otros. Quizás las bicisendas más significativa serán la que conectará la UnCuyo entre calles Lencinas Y Boulogne Sur Mer y, también, la que estará incorporada con la Estación Mendoza del metrotranvía. Sin embargo, esta obra depende de la movilidad de los talleres ferroviarios a Palmira.

-¿Esto forma parte de una idea a largo plazo?

 - Hacemos las obras teniendo en cuenta la caída de presupuesto municipal debido a coparticipación y recaudación. En un plazo de 2 a 3 años, estimamos tener 60 km de ciclovías.

- Existe una realidad.  Hay muchos robos de bicicletas sin importar si la calle es transitada o no. ¿Qué plan puede llevar a cabo el municipio para poder evitar estos hurtos y que la gente esté con menor preocupación al dejar su vehículo y si asistir a su trabajo con tranquilidad?

- Vamos a mandar una ordenanza desde el ejecutivo para que las playas privadas de estacionamiento dispongan de un espacio para el estacionamiento de bicicletas. Será pago, pero la tarifa no puede ir más allá del 10% de lo que se le cobra a un automóvil. Asimismo, proponemos incentivos fiscales a los dueños de playas para que sean parte del proyecto y paguen menos tasas municipales. Esto será una gran alternativa para aquellos que no quieran dejar su bicicleta en la vereda.

-Muchos talleres y bicicleterías le han manifestado a MDZ que la demanda de rodados y reparación ha sido mayor a comparación de otros momentos. ¿Cómo puede colaborar el municipio?

- Hemos puesto dos estaciones de autoreparación de bicicletas, lo cual es una gran herramienta para ser aprovechada al 100%. Una está ubicada en el kilómetrom 0 y otra en Arístides Villanueva y Huarpes. Cuentan con reparación liviana, sujetadores, y demás. Tenemos planeado poner 3 estaciones más.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?