Ahora miles de científicos firmaron una carta en favor de la cuarentena

Ahora miles de científicos firmaron una carta en favor de la cuarentena

La misiva fue impulsada por un grupo de intelectuales cercanos al Gobierno. Llegó después de una carta de repudio al aislamiento obligatorio.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un grupo de intelectuales impulsó una carta en apoyo a las medidas que el gobierno de Alberto Fernández está tomando con respecto a la pandemia de coronavirus, luego de que científicos firmaran otra misiva en repudio a la cuarentena obligatoria.

Este nuevo documento, firmada también por científicos, asegura que la "declaración temprana" de la cuarentena tuvo "resultados positivos" y manifiesta que, en comparación con otros países de América latina, la Argentina tuvo "mejores resultados". Atribuye el aumento de los casos en el área metropolitana de Buenos Aires, en parte, al "aumento de la movilidad" y menciona en particular la situación en "algunos barrios de la Ciudad".

Según recoge una nota del matutino porteño La Nación, el texto remarca que "los países que se negaron a utilizar esta herramienta cuando era aconsejable, como Brasil, hoy viven una realidad dramática y las muertes parecen no tener fin".

La misiva está firmada por el docente e investigador de la Universidad Nacional de Hurlingham, Jorge Aliaga; los profesores de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA e investigadores del Conicet Valeria Levi, Alberto Kornblihtt e Irina Izaguirre; y el matemático y docente de la UBA, Adrián Paenza, entre otros científicos e intelectuales.

Este mensaje llegó días después de que tuviera amplia repercusión una dura carta, impulsada por la investigadora del Conicet, Sandra Pitta, que cuestiona esas mismas políticas y el modo en que se aplicaron.

Esa misiva recibió el aval de unos 300 científicos, intelectuales y periodistas y plantea que en el país, como consecuencia del aislamiento obligatorio, se vive una "infectadura". También insta a la población a mirar con sentido crítico las acciones del Estado en relación a la pandemia.

La carta completa

La declaración temprana del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO) en Argentina logró resultados muy positivos: no sólo permitió multiplicar la capacidad de atención del sistema de salud y avanzar en la provisión de los tests necesarios para el diagnóstico de COVID-19, sino que además, redujo los casos diarios a prácticamente cero en 21 de las 24 divisiones territoriales del país, logrando que un altísimo porcentaje de nuestro territorio nacional hoy esté iniciando una reactivación administrada de actividades.

Prolongar indefinidamente una cuarentena sólo parcialmente efectiva en el AMBA conduce a que una parte de la sociedad dude de su utilidad y reclame su fin. Sin embargo, debemos entender que la cuarentena es una medida excepcional, y no habiendo vacunas ni tratamientos farmacológicos efectivos para Covid-19, se vuelve una herramienta clave cuando la situación así lo requiere. Consideramos que no es el momento de relajar el aislamiento en el AMBA y el Gran Resistencia, donde los casos, lejos de estar controlados, están en crecimiento. No hablamos de números , sino de miles de vidas que se perderían, pero que estamos a tiempo de salvar.

Pensamos que hoy, más que nunca, es necesario maximizar la efectividad de la cuarentena en el AMBA y el Gran Resistencia. Si esta cuarentena se respeta y resulta efectiva, los casos activos circulantes serán muy inferiores a los actuales, el seguimiento sería mucho más simple y el riesgo de colapso del sistema de salud, casi nulo. En ésas condiciones, será razonable comenzar a flexibilizar.

Convivir con COVID-19 en Argentina será un proceso largo que requerirá de esfuerzos permanentes por parte de todas y todos, y de la aplicación de estrategias inteligentes y cambiantes. Esto es opuesto al mensaje equivocadamente pregonado de "sentarse a esperar que pase el pico", como si fuese un fenómeno climático ante el cual nada puede hacerse, un discurso simplista que no se hace cargo del problema y que sólo puede tener consecuencias graves e irreparables.

Si actuamos en conjunto con una fuerte responsabilidad política, civil y periodística podemos lograrlo en todo el país, es cuestión de no bajar los brazos y actuar con decisión y urgencia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?