Una médica que denunció la falta de asistencia dio positivo

Una médica que denunció la falta de asistencia dio positivo

Es una ginecóloga de La Plata cuyo reclamo se había viralizado el mes pasado. El eco que alcanzó su denuncia se debe a todas las instancias que el sistema de salud omitió o actuó con negligencia. El segundo test ratificó que se contagió el Covid-19.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Macarena Alimón es una médica de La Plata que a comienzos de abril denunció que no la asistieron en el 148, pese a tener síntomas compatibles con el Covid-19, y su caso se viralizó rápidamente. 

Ginecóloga del Hospital Gutiérrez, había dado negativo en el primer hisopado, pese a que su compañera arrojó resultado positivo. Sin embargo, una semana después, una segunda prueba confirmó que estaba infectada.

Según relata TN, Macarrena acumula más de 40 días aislada, debió alojarse en un hotel durante siete días para evitar contagiar a su familia y ahora pretende volver a trabajar aunque mantiene su reclamo por mejores condiciones de trabajo para los médicos.

"Yo no mentí ni lo dije porque estaba angustiada. Ese día que no tuve los insumos adecuados me contagié yo y dos de mis compañeros. Después, sucedió todo lo que sucedió: hay 13 infectados y 50 personas en aislamiento esperando un resultado", cuenta la médica en un video que publicó en Facebook

A principios de abril, Alimón había denunciado el abandono del sistema de salud ya que en la línea 148 no la asistieron ni a ella ni a la obstetra Mónica Contreras. Apelando a las redes sociales, Macarena advirtió que si no la iba a ver un médico a su casa iba a tener que ir a una guardia. Y así lo hizo, ambas médicas se acercaron al Hospital Italiano de La Plata, donde les hicieron el primer hisopado.

El test le dio positivo a su compañera y negativo a ella. Por eso, la médica, que ya llevaba una semana aislada en una habitación de su casa, volvió a tener contacto con su marido y su hijo de 2 años. Sin embargo, seguía sin sentirse bien.

La ginecóloga no salió de su domicilio porque había sido contacto estrecho de un resultado positivo. Fue el 17 de abril cuando un segundo test le confirmó que sí estaba infectada. "Agarré mis cosas y me fui a un hotel que me brindó la Agremiación Médica. Me dieron una habitación y me quedé una semana. Después volví a casa porque mi marido e hijo no tenían síntomas. Otra vez a dormir en una habitación separada, con barbijo y medidas de seguridad higiénica", relató la médica al diario El Día.

La médica está convencida de que se infectó "por negligencia", ya que el 30 de marzo junto a Mónica Contreras, su compañera infectada, fueron a pedirle a las autoridades del hospital insumos de protección y les dijeron que no los necesitaban, "que la epidemia todavía no había llegado a la Argentina".

El 27 de abril, una nueva prueba le informó que el virus aún permanece en su cuerpo. Actualmente, la médica está esperando el resultado negativo para poder volver a trabajar.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?