Detienen al intermediario que recibió millones por compra de barbijos

Detienen al intermediario que recibió millones por compra de barbijos

El farmacéutico Damián Nevi cobró 60 millones de pesos tras hacer el contacto entre el Gobierno de la Ciudad y una empresa de insumos. La Justicia lo detuvo y ordenó que se congelen sus cuentas bancarias.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un farmacéutico relacionado con una escandalosa venta de barbijos a la Ciudad de Buenos Aires fue detenido este miércoles por orden de la jueza criminal y correccional Paula González. En consecuencia, Damián Andrés Nevi, quien funcionó como intermediario con la empresa proveedora E-ZAY, quedó tras las rejas.

Se trata de un caso enredado: la Ciudad abonó $170 millones de pesos como adelanto de la compra; pero después hizo una denuncia por estafa. Y también hay una denuncia de la empresa contra el intermediario, por lo que habrá que ver cómo se aclara el panorama legal.

Además de la detención, la Justicia allanó el domicilio del sospechoso, que residía en Merlo (Provincia de Buenos Aires). Allí se secuestraron más de $700.000; a lo que se suma el congelamiento de las cuentas bancarias de Nevi, donde había 60 millones de pesos.

Tras su captura, Nevi declaró ante la jueza, en tanto que la defensa pidió que se le devuelva la libertad. En tal sentido, serán claves las próximas horas, aunque lo concreto al cierre de esta nota es que el farmacéutico permanece aprehendido.

¿Estafar con la urgencia?

Navi sostiene que compró la empresa Mendisumo en junio de 2019, pero según los investigadores esa adquisición "viene floja de papeles". Sin embargo, cuando se juntó a dialogar con E-ZAY habría exhibido documentos que mostraban que toda la compañía le pertenecía. Con esos papeles sobre la mesa, el farmacéutico negoció con el fundador de E-Zay, Leandro Morbelli, quien a la postre lo denunció por estafa.

No se investigó a la empresa proveedora y hasta ahora "los barbijos no aparecen"

Ocurre que en aquel momento cerraron una operación para que E-ZAY le vendiera a la Ciudad 5 millones de barbijos en la modalidad de "contratación directa" ante la emergencia sanitaria. El 3 de abril, sin que mediara ningún tipo de investigación sobre los antecedentes de la empresa proveedora, se le depositaron por adelantado $162.350.000. Y además, como pago por el contacto, Navi recibió 60.500.000. 

El asunto es que ahora en la cuenta donde se le pagó a E-ZAY quedan apenas 2 millones. El resto se fugó, aún nadie sabe dónde. Y de los 5 millones de barbijos que se pagaron, se entregaron algo más de 350.000.

A todo lo anterior hay que añadirle el sobreprecio: E-ZAY presupuestó $68 por cada barbijo tricapa. La cifra representa el doble del importe al que se consigue en el mercado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?