La opción para esquivar la inflación y los cortes de luz

La opción para esquivar la inflación y los cortes de luz

El uso de paneles solares representa una solución para el abastecimiento particular y a la vez implica una inyección de energía en la red eléctrica.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La energía solar es una alternativa que crece en cuanto al suministro eléctrico. Ante la ausencia de soluciones que presentan la inflación y los cortes de luz, muchas personas ya piensan en esta opción como una posibilidad concreta.

Inflación y cortes de luz: dos problemas recurrentes

La temporada de verano está cada vez más cerca y con ella también se presenta un incremento en los cortes de luz. Es cierto que estos cortes se suceden en cualquier momento del año. Sin embargo, el aumento del consumo de energía eléctrica ante las altas temperaturas hace que a veces los sistemas colapsen dejando sin suministro a numerosos usuarios.

Otro de los problemas que gira en torno a la energía eléctrica se relaciona con los costos económicos que los mismos implican. Las cifras son cada vez mayores y crecen de la mano de la inflación, que a su vez hace que el peso argentino se devalúe.

Se espera que para el próximo año los valores aumenten aún más. Esto hace que numerosas personas comiencen a pensar en distintas alternativas para hacer frente a los problemas en cuestión.

Una de estas alternativas consiste en la utilización de energía solar. Si bien este tipo de criterios se suele relacionar con los recursos a gran escala, es posible pensar en una aplicación dentro de un ámbito de menores dimensiones como es el caso del doméstico.

¿Qué hay que saber acerca del uso de energía solar en el ámbito hogareño?

Cada persona puede optar por instalar en su hogar una serie de paneles que permita la captación de energía solar y su posterior utilización en la red eléctrica. No hay ningún tipo de normativa ni de legislación que lo prohíba.

Sin embargo, no cualquiera puede hacerlo debido a que hay una serie de requisitos que se deben cumplir.

En primer lugar, la edificación sobre la cual se desee instalar los distintos paneles solares tiene que presentar un techo con las condiciones apropiadas para hacerlo.

También se requiere de la tenencia de un capital económico considerable, ya que los paneles y los equipos de conexión no se caracterizan por ser baratos y además suelen estar ligados a la cotización del dólar.

En este aspecto, es importante destacar que no se trata de un gasto, sino de una inversión. Dependiendo de cada modelo, todo el sistema de generación eléctrica a partir de la energía solar tiene una vida útil que puede oscilar alrededor de los 20 años. 

En otras palabras, la inversión inicial se recupera durante los primeros años en los cuales no se abona la tarifa del suministro eléctrico. 

Por último, otra de las cosas a tener en cuenta es el consumo eléctrico que se produce en el hogar. Esto se debe a que las dimensiones de los paneles solares y de los equipos varía en función de la cantidad de energía que debe generar para garantizar un abastecimiento total.

¿Dónde se pueden conseguir los paneles solares?

En Argentina existen algunas organizaciones que se dedican de manera específica a esta materia. Una de ellas es Solartec S.A., la cual se dedica al campo de las energías renovables en general, poniendo el foco sobre la energía solar.

En cuanto a los precios, los mismos pueden variar en función de los modelos y de la cantidad de paneles que se necesiten para cubrir la totalidad del consumo eléctrico de un hogar.

A modo estimativo, se puede partir de la base de que un kit solar autoinstalable de 640 Wh/día tiene un valor de entre 80 mil y 90 mil pesos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?