Pistolas Taser: ¿una solución para finalmente combatir la inseguridad en Argentina?

Pistolas Taser: ¿una solución para finalmente combatir la inseguridad en Argentina?

Las pistolas Taser ya fueron reglamentadas en Argentina, pero el debate por su implementación está cada vez más vigente.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

¿Son verdaderas armas no letales? El debate por las pistolas Taser parece no tener fin. En la gestión presidencial de Mauricio Macri fueron reglamentadas vía boletín oficial.

La gran incertidumbre es qué puede hacer una taser y si realmente su uso es efectivo para dar una solución a la inseguridad en Argentina.

Si bien se las considera no mortales y en distintos países ya son usadas hace tiempo por las fuerzas policiales, para la ONU es una especie de tortura. Esta es la razón por la que aún está vigente el debate sobre su implementación.

Pistolas Taser: ¿Son realmente armas no letales? 

La respuesta más contundente está en los antecedentes en el resto del mundo. Precisamente en Estados Unidos y en Europa las estadísticas demuestran que su uso generó decenas de muertes desde su implementación.

Mientras tanto, en Argentina el gobierno porteño ya aseguró que reactivará la compra de más pistolas Taser para equipar a toda la Policía de la Ciudad.

¿Cómo funcionan?

Mucha gente aún desconoce cómo funciona una pistola taser. Según la exministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich estas pistolas fueron pensadas para usarse en lugares donde circula mucha gente, exactamente en espacios abiertos como estaciones de trenes, aeropuertos o lugares muy concurridos.

Pero cómo funcionan es la gran incertidumbre. Las pistolas taser disparan unos dardos guiados por cables metálicos que al impactar en un cuerpo provocan (casi con seguridad) una fuerte descarga eléctrica al punto de paralizar completamente.

También, pueden llegar a realizar una descarga por contacto directo. Cuando se dispara, generan una descarga eléctrica que consigue inmovilizar a un potencial agresor.

Gracias a unos dardos guiados por un cable de hasta 10 metros provocan una descarga de 400 volts en 5 segundos. Eso desemboca en la inmovilización inmediata a un atacante.

Esta arma además graba toda la secuencia de uso. A través de imágenes y audios luego se puede verificar cómo fueron las condiciones del tiro. Esto no ocurre con las armas de fuego reglamentarias.

En su momento, quien era jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gerardo Milman explicó: "Funcionan con un dispositivo electrónico que con un disparo o dos -a corta distancia- producen un impacto en el delincuente que consigue por unos instantes la inmovilización para que pueda ser aprehendido. Por eso las llamamos armas electrónicas no letales: permite la inmovilización y la aprehensión, y no otras consecuencias".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?