Vacaciones protocolizadas con app sanitaria, tasa covid y seguro antivirus

Vacaciones protocolizadas con app sanitaria, tasa covid y seguro antivirus

El verano 2020-2021 pinta como un extraño Frankenstein donde se intentará conciliar las medidas epidemiológicas que se supone ya internalizamos en este año pandémico y el disfrute del ganado descanso. Atenti: para llegar a destino habrá que estudiarse un protocolo casi tan largo como la costa misma.

Rubén Valle

Rubén Valle

#Maridaje > Musicaliza esta columna Puna con Carpita en Luján


Pido gancho, un cuarto intermedio, un alto al fuego. La vidriera está más llena que nunca y la única zanahoria para llegar a fin de año se llama vacaciones, se llama descanso, se llama pausa. Un respiro del fatídico covid (aunque esté omnipresente en todo lo que se haga y lo que no), del dólar blue que no deja de levantar vuelo, de la grieta que alimentan los que comen de ella y hasta de los traslados del tridente Bruglia, Bertuzzi y Castelli. 

Un changüí para pensar en vacaciones, aunque no sepamos a ciencia cierta si las disfrutaremos porque todavía ignoramos cómo evolucionará esta serie pandémica que ni a Netflix se lo hubiera ocurrido a comienzos de año, cuando aún veraneábamos sin culpa, distancias ni barbijos.

En medio de esa ensoñación, las palabras del presidente Fernández en Misiones nos bajan de un cascotazo: "Todos queremos que exista verano, pero para eso es muy importante que nos cuidemos ahora y minimizar el problema hoy". Por si no quedara clara, uno de sus funcionarios le hizo la segunda: "Se va a poder veranear, pero no como siempre". 

Con peros, pronósticos medio agoreros y consejos sensatos, igual vale proyectarse en una realidad virtual donde ya no estamos teletrabajando ni mirando los números en rojo del home banking y sí disfrutando del verde, el aire libre y el imprescindible desenchufe

Ya se sabe que para hacer realidad ese objetivo de máxima esta temporada viene con mucha letra grande y otro tanto de letra chica. La situación epidemiológica del país no se vislumbra que para el verano sea una mejor versión que la de hoy y la ansiada vacuna sigue siendo esa buena noticia que se demora.

Mientras tanto, para aquellos que no están dispuestos a negociar las vacaciones y no quieren encontrarse con sorpresas en el camino, aquí va un menú variopinto a tener en cuenta, antes, durante y después. 

Anormal, pero XL. La temporada de verano 2020/2021 tendrá una versión ampliada gracias (o desgracia) a la pandemia extendiéndose desde el 1 de diciembre al 4 de abril. La idea de estirarla hasta Semana Santa es para evitar peligrosas aglomeraciones de gente y sostener en el tiempo la recuperación del golpeadísimo turismo nacional. 

Dale App. Para poder circular por la provincia de Buenos Aires, los turistas tendrán que bajarse la app Cuidar Verano. Allí estarán todos datos de quién se va a desplazar, dónde va a vacacionar, con quién, en qué se transportará, domicilio donde se alojará, comprobantes varios, y otros datos que permitirán a los municipios costeros validar el Certificado Único Habilitante para Vacacionar.

Leé con atención. La cuestión de testeos previos -hisopados, PCR, tests rápidos- no será un requisito para viajar. No será obligatorio ni se lo exigirá. En cambio habrá en los diferentes municipios un refuerzo de sistemas de testeo, prevención sanitaria y en caso de que alguien presente síntomas y dé positivo sí o sí tendrá que regresar a su lugar de residencia.

Con plan A (y b y c y de). El gobierno de Buenos Aires contempla un operativo similar en todas las localidades turísticas. Instalará hospitales modulares, consultorios externos, comités de emergencia, además de contar con personal médico, policial y civil en calles y playas. La consigna es prevenir el contagio y actuar rápidamente con los turistas que den positivo. No se montará una superestructura de camas de terapia intensiva y respiradores para atender pacientes con el virus, sino que se trabajará en aspectos claves: diagnóstico rápido, identificación de contactos estrechos y evacuación de los casos positivos.

Sí, hay equipo. Cada municipio contará con un Comité Operativo de Emergencia (COE) integrado por representantes de los ministerios de SaludGobiernoProducción y Turismo, y del gobierno local. También estará activo el plan DetectAr en todos los municipios de la Costa.

¿Y si me enfermo allá? El plan sanitario para vacaciones prevé que aquellos que se enfermen serán evacuados con rapidez hacia sus lugares de origen. Así se evitará que el sistema de salud de la costa se sature. Si lo pueden hacer por sus medios, regresarán a sus casas, pero si el cuadro es más complicado, serán trasladados a hospitales de la provincia. Si no pueden trasladarse por una cuestión de logística, serán aislados en centros montados en los municipios.

¿Aire acondicionado? Probá con abanico. Para evitar la recirculación de los fluidos y frenar las posibilidad de contagios masivos en un solo ambiente, las autoridades decidieron que los aires acondicionados no estarán autorizados. La recomendación de infectólogos, funcionarios y la vecina de enfrente es simple: para oxigenar un ambiente, abrí las ventanas. 

Tachá esta opción (por ahora). Desde el equipo de Kicillof aseguran que los campings no van a poder funcionar, porque al disponer de instalaciones comunes, como baños, el riesgo de contagio es alto y no es conveniente. De todos modos, no está descartada su habilitación, siempre de acuerdo a cómo evolucione la situación sanitaria. 

¡A escena! Tras largas negociaciones entre empresarios y referentes del gobierno se acordó que Mar del Plata tendrá temporada teatral. Siempre y cuando los espectáculos se desarrollen al aire libre o en salas o espacios tradicionales que cumplan las condiciones de ventilación, estrictos protocolos, aforos reducidos y distanciamiento social. La apertura vale también para los shows musicales. 

La tasa covid. Hasta el momento los que confirmaron que cobrarán un tasa para ingresar a las ciudades turísticas de la costa bonearense son Pinamar y Cariló. La primera le cobrará a los no residentes $100 por persona y lo destinará al financiamiento del plan de lucha contra el coronavirus que funcionará especialmente en la temporada de verano. Esa comuna no exigirá el hisopado a los que arriben. La segunda no confirmó aún de cuánto será su canon. Villa Gesell, Necochea y otras ciudades balnearias todavía no definen si cobrarán o no su "tasa covid". Mar del Plata ya informó que no cobrará el polémico plus.

De producciones "Nunca pierden", presentamos... De cara a las vacaciones más inflacionadas, YPF lanzó el sistema Precompra YPF, el cual permite comprar combustible por anticipado y así cubrirse de futuros aumentos en los surtidores (¿habrá más este año?, no creo). Se puede empezar a usar a partir de los 30 días de la compra previa y tiene una vigencia de hasta 13 meses.  

Protocolizados. Alojamientos turísticos y locales gastronómicos deberán contemplar medidas de control al personal antes de ingresar y uso obligatorio de tapabocas. Para las reservas, se digitalizarán el chek-in y check-out y habrá un buzón para dejar las llaves (se desinfectan antes de volver a usarlas) Las inmobiliarias tendrán que contar con paneles de vidrio para atender al público, señalización para circulación de turistas, y dejarán constancia de que estará prohibido el ingreso a piscinas y gimnasios. Además deberán sugerir servicio de desayuno en la habitación o la modalidad take-away.

Por si las moscas (o el virus). Los turistas que viajen por el país este verano deberán contar con coberturas específicas contra el coronavirus. Estas incluyen básicamente cuarentenas pagas en hoteles, regresos anticipados y devolución de dinero por cancelaciones. Los precios de estos seguros oscilan entre los $12.000 y $20.000 para un grupo familiar de 3 a 5 personas para un viaje de unos 15 días y puede alcanzar los 30 dólares diarios si el destino es fuera del país.  

#ElResaltador

La tecnología llegó a la agenda pública 

  • "Actualmente hay un interés renovado y un foco más grande en las tecnologías y su rol porque nos hemos vuelto más dependientes para pasar esta situación, para trabajar, para entretenerse, para estar conectados con parientes y mantener las conexiones humanas en general. Esto genera una mayor atención a cómo funciona la tecnología. Eso es bueno y malo. Es bueno porque hace que ciertos temas que antes eran preocupación solo de activistas de internet, como por ejemplo en temas de privacidad o seguridad, sean cosas de las que todos hablan. Lo negativo es que muchas veces estos temas, cuando se vuelven parte de la agenda pública, la forma en la que se tratan no es la más equilibrada". 

{ Javier Pallero, director global de políticas públicas de Access Now, en Futuro

#Solapa

Hermano, de Santiago O'Donnell (Sudamericana, 240 páginas, $999) 

  • Mariano, el hermano menor del ex presidente Mauricio Macri, le detalla a Santiago O'Donnell el maltrato y el sistema de chantaje y estafas que primero destruyeron a la familia y, luego, a la Argentina. El periodista reconocido por  investigaciones como Wikileaks y Panamá Papers rastrea, chequea y profundiza en esos secretos íntimos que su entrevistado le contó. Hermano es el resultado de un trabajo minucioso con los dichos y los testimonios pero también con la información y los hechos concretos.  

#LaDataFlora

  • La plataforma Pedidos Ya cumplió 11 años.
  • Está presente en 7 países y en 2021 prevé estar en otros 7, siempre en Latinoamérica.
  • La compañía está valuada en U$S 2.000 millones.
  • Cuenta con más de 60 mil comercios adheridos.
  • En el 2º trimestre del 2020 procesó casi 30 millones de pedidos.
  • 95% de las órdenes es a través de la app.
  • Es fuente de ingreso para 35 mil repartidores.
  • Más de 2.500 personas trabajan en sus oficinas locales y regionales.

Fuente: Delivery Hero

#Tuiteado

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?