La foto del escurridizo gato que "huye" de las mineras

La foto del escurridizo gato que "huye" de las mineras

Una cámara trampa confirmó la presencia del gato andino en la reserva Villavicencio. La importancia del hallazgo y la imagen inédita.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Tras años de investigación, un grupo de científicos ayudados por la Secretaría de Ambiente de la provincia pudo hallar más pruebas de un escurridizo felino que habita las montañas y que, al parecer, está radicado en Mendoza. Se trata del Gato Andino, una especie que está en peligro de extinción y que tiene como hábitat las zonas rocosas de los Andes. 

Una de las causas de su vulnerabilidad es la pérdida del hábitat y desde la Alianza Gato Andino, la organización creada para la conservación de esa especie, advierten que las actividades extractivas como la minería son una de las causas. "Actividades como la minería, la extracción de petróleo y las prácticas inapropiadas de ganadería, agricultura o turismo, pueden producir efectos negativos en el ambiente", explican desde la Alianza.

El hallazgo

El ejemplar fotografiado fue hallado en la reserva privada Villavicencio. En septiembre del año 2008 se realizó un avistamiento dentro de la Reserva, que luego fue confirmado por imágenes de cámaras trampa. Era imposible saber en su momento si correspondía a un animal residente o a un dispersante, ya que nunca se volvió a registrar su presencia en la reserva. En el año 2012, la Alianza Gato Andino (AGA) publicó estudios referentes a la diversidad genética de la especie a escala global.

La foto a la que tuvo acceso MDZ fue captada por una de las cámaras trampa el año pasado. Fue el 9 de septiembre a las 9.38 de la mañana.

Los resultados de los estudios colocaron a la RNV como un sitio de importancia especial, ya que se encuentra ubicada en la zona de transición entre la Unidad Evolutiva Significativa del norte de Argentina y la que se encuentra ubicada hacia el sur. Esta información alienta a que los esfuerzos de conservación de estas poblaciones son considerablemente importantes para la perpetuidad de la especie.

 

Con el objetivo general de confirmar la presencia de gato andino en la reserva y a la vez colectar muestras que puedan ser sometidas a análisis genéticos, desde AGA se comenzó un trabajo colaborativo con la DRNR y la RNV. Bajo el marco de esta colaboración, en julio del año 2019 se colocaron cámaras-trampa en diversas zonas de la reserva priorizando áreas donde hubiera mayores probabilidades de obtener registros de presencia de la especie.

Otros ejemplares han sido avistados en el Valle de Uco y el Sur de Mendoza en años anteriores. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?