Disculpas

El obispo de Catamarca se disculpó con políticos y feministas

El religioso había tildado de "calientasillas" a los dirigentes políticos, y sobre el feminismo dijo que "si quieren ser igual a los varones, ¡laburen!".

martes, 23 de julio de 2019 · 10:13 hs

El obispo de Catamarca, Luis Urbanc, pidió ayer disculpas por su dichos hacia la dirigencia política, a la que tildó, durante una ceremonia religiosa, el jueves pasado, de "calienta sillas", y también a los movimientos feministas, a quienes aconsejó que "si quieren ser igual a los varones, ¡laburen!".

A través de un comunicado de prensa difundido ayer, el religioso apuntó: "Debido a las repercusiones que causó algún pasaje del contenido de la homilía que pronuncié, considero necesario hacer alguna aclaración y pedir disculpas a quienes pude haber ofendido, y que se sientan agraviados", dijo.

"Si hubo palabras fuera de lugar, pido perdón. Igualmente, en el mismo contexto hice alusión, con cierto ardor, a los legisladores como ideas para concretar con alguna legislación. También les pido disculpas", agrega.

En otro párrafo del documento, Urbanc también pidió disculpas a las mujeres que se sintieron agraviadas por sus dichos.

"Quiero dejar en claro que en casa me inculcaron un gran respeto por la mujer como ciudadana, esposa y madre, desde la fe. Tengo una gran admiración por mis maestras, profesoras, catequistas, etcétera, quienes me ayudaron a valorar lo femenino en la vida humana. ¡Cómo no apreciarlas, si el 90 por ciento de las colaboradoras en la vida eclesial son ellas, que con su sencillez, generosidad y abnegación sostienen la fe y la trasmiten a las futuras generaciones! Por eso, si alguna mujer se sintió agraviada le pido humildemente perdón", aseguró.

Por su parte, distintas organizaciones feministas realizaron hoy una conferencia de prensa en la que repudiaron los dichos de Urbanc y expresaron que "el obispo violentó directamente a las mujeres en su condición, y denigró su posición en el seno social".

"Los dichos de Urbanc ejercen un concurso de violación de derechos, en tanto que no solo lesionan el lugar social de la mujer, sino que refiere como una osadía la intención de igualar la condición de un género disminuido a la par del otro", manifestaron las militantes feministas.