Dura advertencia del obispado al cura Fernando Yañez

Dura advertencia del obispado al cura Fernando Yañez

El sacerdote, quien recientemente fue absuelto de una denuncia por abuso, está inhabilitado por la Iglesia para ejercer su ministerio sacerdotal. Dada la reacción del sacerdote con la cúpula eclesiástica, entienden que no está dispuesto a cumplir con la sanción que se le impuso. "Si no lo hace, cometerá un grave pecado", planteó el vocero del Obispado.

El vocero del Obispado de San Rafael, José Antonio Álvarez aseguró hoy que si bien el cura Fernando Yañez fue inhabilitado para ejercer el ministerio sacerdotal "queda todavía la posibilidad de una apelación", pero que si no cumple con esta sanción "cometerá un grave pecado".

Yañez fue absuelto el viernes pasado por la justicia penal del delito de abuso de dos menores en 2013, cuando estaba a cargo del hogar San Luis Gonzaga, pero la Iglesia lo inhabilitó para ejercer su ministerio sacerdotal ya que fue "condenado por tres acusaciones".

Alvarez, en declaraciones a FM Vos de San Rafael, dijo hoy que "está aún la posibilidad de una apelación, que debería realizar ante la Congregación de la Doctrina de la Santa Fe, pero siempre hay lugar también para el arrepentimiento. Si él se arrepiente, recibirá el perdón".

"De no cumplir con esa sanción se cometerá un grave pecado. La Iglesia no tiene el poder de policía para hacer cumplir este tipo de medidas, por lo que queda en la conciencia de cada uno", dijo el vocero.

Álvarez explicó que la acusación por abuso "era parte de la Justicia Penal Ordinaria, pero en el proceso canónico había otras tres acusaciones que son rebeldía a la autoridad; ejercicio ilegítimo del ministerio Sacerdotal e incitar odio hacia la autoridad de la Iglesia".

El proceso canónico determinó la culpabilidad en los tres cargos y, en el caso del abuso, al igual que lo entendió la Justicia Penal, "no había pruebas para continuar", detalló.

En este sentido, Yañez no podrá realizar ningún acto ministerial, ni usar vestimenta eclesiástica, ni reclamar para sí ningún privilegio que el derecho disponga a los clérigos y quedó inhabilitado para ejercer su ministerio.

"Esta es una de las penas más duras que establece el derecho canónico que se le puede aplicar a un sacerdote", aclaró Alvarez.

Sobre esta sanción, el vocero de la Diócesis recordó que desde hace tiempo que el sacerdote había sido suspendido de forma cautelar, aunque ahora la sanción quedó firme y oficializada.

"Yáñez ha mantenido una contumacia en su rebeldía hasta el presente y después de muchas instancias donde se pretendió su obediencia, la suprema autoridad de la Iglesia delegó en el obispo dictar el decreto de dimisión del estado clerical, la censura más grande que se pueda aplicar fuera de la excomunión, aunque no está excomulgado", dijo el responsable de la comunicación del obispado.

La resolución de monseñor Eduardo María Taussig se difundió el lunes pasado. 

Absuelto

Yañez, quien estaba acusado por el abuso de dos menores en 2013 cuando estaba a cargo del hogar San Luis Gonzaga, fue absuelto el pasado viernes por el Tribunal de San Rafael.

La causa se originó en abril de 2014 por una denuncia de la Dirección de la Niñez de Mendoza en la que se señaló que el sacerdote manoseó en 2013 a un menor de edad alojado en el hogar que dirigía, y luego se sumó un nuevo caso.

Parte de la acusación a Yañez fue basada en los audios que grabaron internos del hogar y que fueron difundidos por un canal local en diciembre de 2016.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?