Asegurar tu auto: ¿Qué debes tener en cuenta al momento de elegir?

Asegurar tu auto: ¿Qué debes tener en cuenta al momento de elegir?

Hay más de 50 aseguradoras que pueden brindarte un seguro para tu auto. Leé en detalle la nota

Cuando decidimos contratar un seguro de auto, lo hacemos con la intención de cuidar nuestro patrimonio ante la posibilidad de que suceda un incidente con el vehículo que tanto nos costó adquirir, siendo este uno de los motivos por los que se trata de una decisión difícil, aunque no el único, ya que, en el mercado existen numerosas aseguradas a analizar antes de contratar.

Concretamente, de las 177 compañías que en Argentina cuentan con servicios desarrollados para la protección del patrimonio personal, poco más de 50 tienen productos específicos para la cobertura de siniestros vehiculares representando, los seguros de autos, el 35% del mercado asegurador según datos de la Superintendencia de Seguros de La Nación (SSN).

Ahora bien, sabiendo que tener un seguro vehicular al menos de  responsabilidad civil (RC) resulta obligatorio para circular por las calles y rutas de nuestro país y que son variadas las opciones disponibles, es sumamente importante conocer lo que se debe tener en cuenta al momento de elegir la compañía en la que confiaremos el cuidado de nuestro patrimonio ante un

siniestro vehicular.

¿Qué tipo de cobertura de seguro de auto contratar?

En primer lugar, se debe definir cuál es el tipo de cobertura suficiente para cubrir sus necesidades particulares como dueño de un automóvil. En este sentido y para resumir diré que puede escoger entre una cobertura simple que le ofrezca respuesta ante los daños que produzca a terceros a partir del uso de su coche (responsabilidad civil), por otro lado, tiene la posibilidad de contratar un servicio que a la cobertura simple le sume la respuesta por parte de la asegurada ante daños totales en su coche causados por siniestros tales como son un incendio, colisión, robo o inundación, entre otros, o un seguro contra todo riesgo que responda también por los daños parciales producto de casi cualquier tipo de incidente.

Por lo general, los seguros de mayor alcance son más necesarios para los conductores que habitan en grandes ciudades que para los que residen en localidades más pequeñas, pues, si sumamos la cantidad de siniestros que suceden por año en Capital Federal, Ciudad de Córdoba y Rosario tendremos un total de 702 mil mientras que al sumar los sucedidos en San Fernando del Valle de Catamarca, San Salvador de Jujuy y en la Ciudad de la Rioja, el total

nos da 16.700 siniestros vehiculares anuales.

Para que tenga referencia de las preferencias de los automovilistas argentinos, detallo que una investigación realizada desde Télam, arrojó como resultados que el 40% de los coches se encuentran asegurados a través de una cobertura simple, el 45% contra daños completos y el 15% restante mediante un seguro contra todo riesgo que en precios puede costar en promedio tres veces más que uno de RC y dos veces más que uno contra pérdidas totales.

¿En que prestar especial atención al momento de leer la póliza de seguro?

Una vez, haya definido cuál es el tipo de cobertura conveniente, es útil prestar atención a los siguientes aspectos presentes en la póliza de seguro:

• Franquicia

La franquicia es una de las cláusulas que más puede afectar cuando sufra algún siniestro vehicular, ya que, se trata de un porcentaje del costo de reparación o de la indemnización por pérdida total que el asegurado debe afrontar y del que la compañía no se hace responsable.

Para su mayor entendimiento, expondré algunos casos concretos presentes en el mercado. Supongamos que contrató, por ejemplo, el seguro contra todo riesgo de MAPFRE llamado “Póliza 10” el cual establece una franquicia fija de 12 mil pesos para los autos cuyos valores son inferiores al millón doscientos mil pesos, condición que su vehículo cumple. Ahora, si choca contra un árbol y los costos de reparación equivalen a 25 mil pesos, de su bolsillo saldrán 12

mil pesos cubriendo la aseguradora los 13 mil pesos restantes.

Cada empresa establece diferentes montos de franquicias, así, por ejemplo, en Sancor se puede escoger entre un de deducible de 5 mil, 10 mil, 15 mil o 20 mil pesos mientras que en San Cristóbal se las fija a partir de un porcentaje sobre el valor de la unidad que varía entre el 1, 1,5, 2,5, 5 y 7 por ciento. Claro que existe la opción de contratar un seguro contra todo riesgo sin franquicia con la salvedad de que este será más costoso que aquel que sí la tenga.

• Responsabilidad Civil.

Es importante decir que la responsabilidad civil representa en promedio el 60% del costo de la póliza para las aseguradoras y que debido a los cambios impulsados el año pasado por la SSN, se produjo un incremento en los topes de indemnizaciones pasando de 400 mil pesos a un millón de pesos para los casos de muertes por accidentes, de 30 mil a 45 mil pesos para gastos médicos y de 16 mil a 24 mil pesos para gastos de sepelio según la nueva cláusula vigente a partir de la resolución del Poder Ejecutivo Nacional.

En definitiva, la recomendación en este punto es que verifique que la compañía de seguros seleccionada respete los nuevos montos fijados por el gobierno para la responsabilidad civil.

• Suma Asegurada

Se trata del monto tope cubierto por la aseguradora ante un siniestro  contemplado en la póliza, es decir que, será lo máximo a cubrir por daños totales o parciales.

Es sumamente importante tener en cuenta este aspecto antes de contratar el seguro, ya que, es el factor a partir del que podrá prever si lo ofrecido por la aseguradora será suficiente ante imprevistos futuros. Precisamente, la suma asegurada se puede fijar en base a tres criterios, uno es el valor de factura que es el precio de venta al público el cual figura en la factura 

expedida por la automotriz que en definitiva es lo que costaría comprar el auto nuevo, otro criterio es el comercial que es el valor que tiene la unidad en el momento previo al incidente y por último está el convenido que es establecido a partir de la intervención de un perito y se mantiene estable hasta el vencimiento de la póliza.

Como dato en un país en el que la inflación aún es tema de conversación y que, a pesar de que para este año el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) arroja una inflación cercana al 30% anual menor a la experimentada durante el 2018 que alcanzó al 48%, la suma convenida puede quedar desactualizada rápidamente siendo, una mejor alternativa, la fijada a

partir del valor comercial de la unidad en el momento previo al siniestro.

• Servicios adicionales sin costo

Cuando sucede un inconveniente con el auto no solo pueden generarse costos médicos o de reparación mecánica de la unidad, sino que también, los siniestros vehiculares pueden traer consecuencias penales para las que se necesita asistencia legal y es bueno, por lo tanto, que la compañía elegida cuente con este servicio adicional.

A su vez, todas las empresas incorporan en sus pólizas, la asistencia en ruta mediante el envió de grúas para el traslado o unidades especializadas en la resolución de inconvenientes relacionados con la mecánica ligera como lo es, por ejemplo, la descarga de batería o la falta de combustible. O el apoyo en viaje mediante el pago de hospedaje a causa de imposibilidad de utilizar el vehículo, entre otros servicios que pueden incluir las aseguradoras.

Los límites de los servicios adicionales dependen directamente del tipo de cobertura contratada y de lo que establezca cada compañía, en general, es posible solicitar el traslado en grúa con un máximo de 6 veces al año o beneficiarse con el pago de hospedaje con un máximo de tres días, a su vez, siempre hay un límite de kilómetros para los traslados con grúa.

Por ello, es aconsejable tener en cuenta cual es el uso que le da a su auto en relación a sí suele viajar o no y, también, decidir en base al estado mecánico de su coche pudiendo presumir si las posibilidades de tener que solicitar auxilio son altas, medianas o bajas.

• Renovación de la póliza.

Un aspecto que pocos tienen en cuenta es cada cuanto se renueva la póliza, situación que tiene gran influencia en el precio que se pagará por el seguro, pues, cada vez que se produce la renovación, las compañías actualizan el valor del servicio lo que no es un hecho menor en nuestro país que como se detalló con anterioridad, la inflación se sitúa en porcentajes influyentes.

Es necesario decir que la Ley de Seguros no fija una duración mínima para los contratos de seguros, sin embargo, en el mercado esta duración suele ser de un año aunque algunas compañías renuevan cada 3 meses y otras cada 6, por lo que, queda en cada automovilista indagar sobre este tema.

¿Cómo saber cuáles son las mejores aseguradoras?

Ahora, es posible analizar todos los detalles presentes en la póliza de seguro y sin embargo no saber si la compañía en la que estamos a punto de contratar el servicio es confiable o no. Para definir esto, enumero los siguientes consejos:

1. Una forma efectiva de identificar una buena opción es observar los resultados del ranking de seguros para autos elaborado desde hace 7 años consecutivos por la consultora CEOP la cual consulta a 400 productores de seguros de todas las provincias argentinas quienes deben ejercer una valoración de las compañías con las que trabajan basándose en el cumplimiento en el pago por siniestros y en sus experiencias diarias de trabajo con cada una de ellas. En el año 2018, las mejores rankeadas fueron San Cristóbal, Allianz, MAPFRE, Rivadavia, Zurich, Federación Patronal, Mercantil Andina, SURA Y Sancor.

2. Averigüe con familiares y amigos acerca de sus experiencias con las empresas en las que aseguran sus coches, pues, conociendo cómo han respondido las mismas ante los inconvenientes podrá deducir el nivel de calidad institucional de cada una de ellas.

3. Indague acerca de los canales de atención disponibles, ya que, de estos dependerá la inmediatez de respuesta que le brinde la aseguradora al momento de resolver sus problemas o dar respuesta a sus consultas. En la actualidad, una compañía debe ofrecer comunicación telefónica, por redes sociales, chat en su página y tener una aplicación para celulares disponible para la denuncia de siniestros las 24 horas.

4. Busque aquellas compañías que se caracterizan por resolver rápidamente los siniestros, es decir, trate de ubicar a las que demoran menos tiempo en proceder con la ejecución de las indemnizaciones. En este punto, recomiendo consultar si la empresa en cuestión pertenece al sistema CLEAS, ya que, si es así y usted tiene un choque en el que es responsable, con otro auto asegurado en una compañía que también forma parte de este sistema, todo el proceso se

realizará entre ambas aseguradoras de una manera veloz con un límite de respuesta de 7 días mientras que en el sistema tradicional la misma puede demorar hasta 45 días. Al día de la fecha, Allianz, La Segunda, MAPFRE, Río Uruguay, Rivadavia, Sura Seguros, Sancor, San Cristóbal y Zurich son aseguradoras que se encuentran adheridas al sistema CLEAS. 

5. Un quinto paso es ingresar a la web de la SNN y verificar cuales son las compañías habilitadas para operar, la solvencia de cada una de ellas y el nombre de las que actualmente están en proceso de liquidación.

6. Un dato que no es determinante pero que puede mostrarle cual es la preferencia en el país, es saber, en base a los datos de la SNN, que las aseguradoras que más pólizas venden en la actualidad son Federación Patronal, Caja de Seguros, Seguros Rivadavia, San Cristóbal, 

Sancor Seguros, Mercantil Andina Y La Segunda en ese orden. 

En definitiva, considerando lo detallado en esta nota, podrá realizar una investigación comparativa entre las distintas aseguradoras disponibles con respecto a calidad de servicios y coberturas ofrecidas, pudiendo determinar en una instancia final cuál de ellas le brinda la mejor relación de costo-beneficio y que es, por lo tanto, la opción más conveniente para asegurar su automóvil.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?