Opinión: Vendimia y patriarcado

Opinión: Vendimia y patriarcado

El escritor mendocino José Niemetz, ganador del Premio Clarín de novela 2018, nos deja sus agudas reflexiones acerca de las tradiciones que arrastra la Fiesta Nacional de la Vendimia

A las que fueron reinas, a las que fueron princesas y, fundamentalmente, a las que no lo fueron

En época de Vendimia

Postulan todas las reinas

Pintadas y revocadas

Hace unos días atrás apareció una nota de mi autoría en otro medio en la que trataba la temática de los concursos de belleza en general (y “La Vendimia”, claro, también es eso) y la violencia de género. Debo confesar que (aunque en esa oportunidad me apuré en separar lo que tiene de popular la fiesta, es decir, su relación con la actividad núcleo de la vida económica provincial, de lo que implican estrictamente los concursos de belleza), jamás pude imaginar el nivel de movilización y escándalo que puede producir en algunas personas ciertas expresiones. Me refiero a la que le da título a esta nota, o tinellización de la Vendimia, o la cosificación de la mujer o la violencia explícita hacia la mujer en los concursos de belleza, etc. Escándalo que a pesar de que el medio censuró algunos fragmentos, no alcanzó a atenuarlo.

También tengo que decir que en las redes, la nota se multiplicó cientos de veces y en muchos casos parecía que estábamos frente a un “#MeToo”, sofisticado, lleno de glamour… en el cual muchas ex reinas denunciaron los atropellos a los que fueron y son sometidas. Vayan acá, a título de ejemplo y sólo como tributo a estas valientes y solo como ejemplo de todas las que recibí (en forma personal, en forma privada y en mi muro).

A.B: Que si sos gorda, que si sos flaca, sos alta o petisa, que no podes usar un piercing, que no podes usar vestidito corto, no uses zapatillas es muy informal, que “ojo” con tener un tatuaje y si lo tenes que no se te vea...no te vayas a pintar las uñas con un color oscuro, tampoco los labios! Acordate que no podes saludar con la mano izquierda, es anti protocolo. Mantene la postura de reina, saluda cómo reina. No te vayas a meter en temas de feminismo, minería contaminante, no vayas a defender tus derechos porque te hacen la cruz. No vayas a reaccionar de mala manera cuando un machito te dice un “piropo”, es algo que el siente. Unas de las tantas cosas que tenés que cumplir..

Gracias por mostrar la realidad de estas fiestas, cuando atrás de esto hay toda una sociedad luchando pero de eso no se habla porque no les conviene. Gracias por usar palabras tan correctas para describir uno de mis sentimientos y estoy segura que el de miles de chicas.

N.G: Gracias Jose Niemetz por poner en palabras tan acertadas lo que se vive en Vendimia. Nada está de más, son todas dolorosas verdades. Avancemos como sociedad, avancemos como mujeres en ésta lucha por nuestros derechos y por nuestro respeto. En nosotras esta cambiar la historia.

E.G: Excelente José.. Y tuve una hija en ese lugar.. Y la verdad que ahí entendimos el manejo..

F.F: Hoy tengo 42 años, y me avergüenza mucho el haber estado en ese sitio… salí segunda, y la persona que estaba a cargo del concurso se sinceró conmigo diciéndome: “si vos no fueras tan morochita, ganabas”.

En esa nota decía también que en nombre de esta “Fiesta Popular”, de su tradición y de lo propio para la cultura mendocina, dejamos de pensar en algunas de los “daños colaterales” de estas tradiciones. Porque, claro, parece una obviedad, pero aparentemente hay que repetirla una y otra vez: que algo sea tradición, no significa que haya que seguirla a rajatabla, como si fuera palabra divina, sea como sea. Pongamos por caso, la esclavitud fue el sistema económico tradicional durante siglos en muchos países y no por ser tradicional se siguió con su práctica. O, en una dimensión más cercana a las fiestas populares, “Los San Fermines”, en Pamplona, o el Festival de Jesús María en Córdoba, también son tradicionales, y a mucha gente le resulta difícil admitir el nivel de brutalidad, salvajismo y crueldad humano hacia los animales que existe tras (o frente a) estas fiestas.

Ni con zonda se despeinan

Desayunan bien juntitas

En un hotel para la prensa

Todas en una camita

Las tratan de conejitas

Definitivamente el gran triunfo del patriarcado radica en su invisibilidad. No cuesta tanto comprender la violencia que significa un golpe o de un femicidio… lo que cuesta muchísimo es mostrar la otra violencia, la que posiblemente sea el origen de la anterior. Me refiero a la violencia simbólica a la que se somete cada una de estas niñas/muchachitas al adecuarse a los nefastos estereotipos sexistas que estos concursos imponen a sus postulantes (sólo como comentario cholulo: ¿vieron que en casi todos los departamentos están ganando las “rubias”?)

Muchas localidades de nuestro país (Con Chivilcoy a la cabeza) ya han desterrado este tipo de prácticas dentro de la celebración de sus respectivas fiestas populares. Parece sólo una cuestión de tiempo que los mendocinos comencemos a mirarnos en este espejo que nos devolverá una imagen espantosa y decadente de nosotros mismos. La “Murga El Remolino”, ya empezó a hacerlo. Quiero imaginar que de pronto, de buenas a primeras un departamento de nuestra provincia, no sé cualquiera, elijo al azar… a ver… General Alvear (claro) decide un año no participar del concurso de belleza de la Fiesta de la Vendimia… por supuesto sí participar de todo lo que esta fiesta incluye, pero no de este remate de hacienda del concurso de belleza. Me imagino que el nivel de sorpresa, de escándalo y de polémica sería increíble. Cientos de titulares referidos a este tema, encuestas de opinión, notas (como la que Ud. está leyendo en este momento) de opinólogos (como el que Ud. está leyendo), etc. Me imagino que no será suficiente para desmoronar este monstruo grande que pisa fuerte… pero, se me ocurre muy sano para nuestro crecimiento como sociedad, un considerable avance sobre nuestra propia ignorancia, mitos y prejuicios sexistas. ¿Habrá algún candidatx a intendente con esta bandera para las próximas elecciones?

Todas estas muchachitas persiguiendo la cucarda

Aquí traemos historias de las vendimias cuyanas

se puede especular mas

Con esta forma de ser

Que dice que la mujer

Es para decoración

El párrafo que el otro medio en el que escribí sobre este tema decidió “cortar”, cerraba la nota diciendo: Comparable a lo que sucede con los otros reyes (los magos) que precisan para existir de la creencia de lxs niñxs, desde las tribunas, el cerro o la tele hemos gritado el nombre de nuestra preferida. Una de las cosas buenas de haber crecido es haber descubierto que “los reyes” no existen, que los reyes son los padres. Bueno, de la misma forma sospecho que ha llegado el momento de animarnos a crecer con este tema también y descubrir que “las reinas” no existen, que lo que en realidad existe es el patriarcado.

Entonces se puede ver

Como cada vez

Son mas ....

las mujeres muertas hoy

En manos de algún varón

(Murga El Remolino)

Por: José Niemetz, escritor y docente.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?