Gil Pereg se orinó ante el juez y solo piensa en sus gatos

Gil Pereg se orinó ante el juez y solo piensa en sus gatos

El acusado por el doble crimen de su madre y su tía compareció en la audiencia que definirá si se le dicta prisión preventiva. Dijo llamarse Floda Reltih (Adolf Hitler, al revés), que no recordaba cuándo ni donde nació, y orinó en el banquillo.

Nicolás Gil Pereg se presentó este lunes ante el juez que definirá si dicta o no su prisión preventiva y se orinó encima, además de mostrarse desconcertado y desconocer cuándo y dónde nació, por ejemplo.

Por su forma de comportarse durante el proceso, todo parece apuntar a que el acusado busca pasar por incapaz psicológico. Responde con datos ilógicos para un adulto. En la audiencia de hoy dijo llamarse “Floda Reltih” (Adolf Hitler), y desconocer cuándo y dónde nació, según le respondió al juez Sebastián Sarmiento. Su intención sería que lo declaren  insano y no ser juzgado.

Además en un momento se orinó encima en una supuesta descompensación. El juez le consultó si estaba bien y le respondió que sí porque “ya salió todo”.

Gil Pereg reiteró además su preocupación por sus "hijos", como llama a sus gatos. Dijo tener 37 "hijos" e insistió con su deseo de estar con ellos. Uno de sus abogados aseguró que al israelí le da igual estar en prisión o en su casa, mientras tenga a sus gatos consigo. En este sentido dijo que pedirán peritajes psicológicos ya que le parece anormal que llame "hijos" a sus mascotas.

La estrategia psicológica

En ese contexto habrá una prueba clave, más allá de todos los elementos que lo incriminan: el resultado de los peritajes sobre la salud mental del acusado. Sobre todo si "es consciente del daño" que provocó y los actos que cometió.

Allí hay avances que lo complican. Según informaron fuentes del Poder Judicial a MDZ, los primeros exámenes dieron como resultado que Gil Pereg es imputable, comprende los hechos y no hay rasgos de enfermedades mentales que lo hagan zafar de ser juzgado.

La fiscal que investiga el doble crimen de Prihya Suarowsi y Lily Pereg, las hermanas israelíes asesinadas en enero pasado en la provincia de Mendoza, pidió esta tarde la prisión preventiva para el único detenido por el caso e hijo de la segunda de las víctimas, informaron fuentes judiciales.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?