José Thomas: ¿Cuántos días de clase habrá realmente?

Asombra el salto regresivo del 18 de febrero al 6 de marzo. ¿No hubiera sido conveniente empezar el 25 de febrero como en el 2013? La columna de José Thomas sobre temas educativo en el programa "Uno nunca sabe" por MDZ Radio.

Avatar del

MDZ Radio

José Thomas: ¿Cuántos días de clase habrá realmente?

José Thomas: ¿Cuántos días de clase habrá realmente?

Por qué el calendario más optimista de los últimos años no prosperó. Íbamos por 190, la ley obliga 180 y las secundarias de Mendoza en 2019 no van a superar los 176 días.

A pesar de las intenciones del director General de Escuelas, Jaime Correas, desde que inició su gestión de aumentar los días de clases, pasó otra cosa. El broche final, que era cumplir la resolución del Consejo Federal de Educación que promulga 190 días de clases duró apenas 6 días. No alcanzaron dos resoluciones del CFE  y un proyecto de ley con media sanción, por unanimidad, en la Cámara de Diputados de la Nación, para contrapesar a la clase media mendocina que juntó firmas y reclamos por todos los medios posibles. Esto hizo retroceder a un gobernador más preocupado por la opinión pública que por el fundamento técnico, la opinión del CFE y los legisladores nacionales.

En la propuesta del calendario con 190 días de clases se destaca como positivo, la cantidad de días, la anulación de los feriados municipales y sacar las jornadas de días de clases. Mientras que las contras, principalmente fueron el calor al iniciar a mediados de febrero, la falta de tiempo para organizar el año escolar  y la imposibilidad operativa de tomar los exámenes complementarios de febrero en 3 días, esta última en mi opinión la más compleja de resolver.

El nuevo calendario, comienza el 6 de marzo y finaliza el 13 de diciembre para Nivel Inicial y Primaria. Según www.accuweather.com la temperatura media histórica del 13 de diciembre es similar a la del 25 de febrero, pero sería bueno consultar con un especialista. Pareciera que el calor de diciembre no importa tanto como el de fines de febrero. Por otro lado, es muy positivo las tres semanas previas al inicio de clases que tienen los docentes para capacitarse y planificar el año. Lo contrario ocurre en diciembre, es complicado el cierre de año en una semana ya que el 23 de diciembre finalizan las actividades para docentes y directivos.

Para el nivel medio, la semana del 9 al 13 está destinada a los exámenes complementarios de diciembre, lo que históricamente en Mendoza no se cuenta como día de clases. Las mesas de julio, que estamos acostumbrados a tenerlas pegadas al receso invernal, están dispuestas para el 30 y 31 de julio sin suspensión de clases! No es un detalle menor como se va a resolver poder dar clases y tomar examen a la vez, probablemente sean 2 días menos de clases, pero esto no amerita juntar firmas.

A pesar de que el inconsciente colectivo establece que las clases “siempre empiezan en marzo” Desde el 2006 a la fecha 5 veces comenzaron en febrero:

2006 - Lunes 27 de febrero.

2007 - Jueves 1 de marzo.

2008 - Lunes 3 marzo.

2009 - Lunes 2 marzo.

2010 - Lunes 1 marzo.

2011 - Lunes 28 febrero.

2012 - Lunes 27 febrero.

2013 - Lunes 25 de febrero.

2014 - Miércoles 5 marzo.

2015 - Lunes 2 marzo.

2016 - Lunes 29 febrero.

2017 - Lunes 6 marzo.

2018 - Lunes 5 marzo.

Queda claro que el 6 de marzo como inicio de clases no es lo que se hace siempre, pero sí una marca registrada de este gobierno.

Asombra el salto regresivo del 18 de febrero al 6 de marzo. ¿No hubiera sido conveniente empezar el 25 de febrero como en el 2013?

Curiosidades de estos 6 días de discusión:

El SUTE también se anotó en la victoria de la cruzada anti 190 días. Lo curioso es que sigue con el eslogan “MÁS PARA EDUCACIÓN”, queda un poco fuera de contexto.

Se juntaron más de 50.000 firmas en change.org según la propia página es para generar cambios, “Millones de personas están trabajando con los responsables de la toma de decisiones para generar cambios en el ámbito local, nacional y global”, acá la usamos para que nada cambie.

Por primera vez se ponen de acuerdo alumnos, padres, directivos, docentes, comunidad educativa en general y el sindicato; para rematar  el gobierno les hace caso. Todo por estudiar unos días menos.

Vamos un poco a lo técnico, es cierto que no hay un correlación directa entre días de clases y resultados en evaluaciones internacionales como PISA (de repente las citan todos y a todos les gusta). Algunos estudios  muestran que “la relación entre el tiempo en la escuela y el nivel de logro del estudiante no es lineal. Este efecto depende de la calidad de las interacciones y de las experiencias educativas que los estudiantes desarrollan durante el día escolar. En este sentido, el reto es maximizar las oportunidades de interacciones significativas, donde el docente planifique y organice actividades con intenciones pedagógicas para potenciar las oportunidades de aprendizaje de los estudiantes”. Esperamos que los Docentes y Directivos utilicen el tiempo sin alumnos para diseñar propuestas pedagógicas superadoras y de uso eficiente del tiempo áulico, ya que los resultados como todos sabemos son muy malos.

Según estudios de la Unesco, nuestro país posee uno de los calendarios escolares más cortos del mundo. “A nivel regional, en lo que refiere a tiempo de exposición de los niños a contenidos áulicos, la Argentina ocupa el último lugar entre los países medidos: Chile, Jamaica, México, Paraguay, Perú y Uruguay”, La Unesco recomienda entre 830 y 1000 horas de clases anuales, la  Primaria Argentina tiene 740 horas (si se cumplen los 180 días) mientras que Chile supera las 1000 hs por citar un ejemplo.

En la Argentina, en números redondos, el 50% no egresa de la secundaria. De los que egresan,  el 70% no puede resolver ejercicios matemáticos de mediana dificultad y el 50% no comprende lo que lee. Algunos caminos para solucionarlo:

  • Cumplir la ley en cuanto a la oferta de Nivel Inicial.
  • Cumplir la ley de Calendario Escolar.
  • Cumplir la ley en cuanto a la Jornada extendida.
  • Sancionar una LEY de educación provincial pensando en los próximos 50 años.
  • Crear una Agencia de Calidad Educativa autónoma del gobierno.
  • Modificar el ingreso a la docencia, la formación y la carrera docente, para hacerla atractiva .
  • Crear un nuevo sistema de gestión educativa provincial, dándole más autonomía administrativa, financiera y pedagógica a cada comunidad educativa.
  • Sancionar una ley de recomposición salarial docente, que en 10 años equipare a esta profesión con las mejores pagas.

Deberíamos juntar firmas para esto, ponernos de acuerdo todos y que el gobierno lo ejecute. ¡Podremos hacerlo en 6 días!

Temas
  • Opinión
  • CFE
  • MDZ Radio
  • Consejo Federal de Educación
  • Cámara de Diputados de la Nación
  • www.accuweather.com