La muestra de cierre de ArteH: ¡cautivante!

El cierre de las muestras del 2018 corona un año interesantísimo y con propuestas súper eclécticas. Por supuesto, el 2019 y 2020 seguirán sorprendiendo.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

ArteH Espacio Hipercerámico presentó sus nuevas muestras, despidiendo de este modo el 2018 y dando inicio a una intensa propuesta de verano con visitas guiadas, artist talks en otras acciones, atento las mismas permanecerán abiertas al público hasta el 15 de febrero de 2019 con entrada libre y gratuita.

En esta oportunidad se cuenta con la curadora invitada Laura Valdivieso quien nos comparte una mirada sobre la Pintura pintura a través de dos propuestas individuales de los artistas Daniel Bernal y Eli Hafner en ambas salas del espacio dirigido por el gestor cultural y marchand Daniel Rueda.

ArteH, a través de su Director y Coordinador Daniel Rueda despidió de este modo un intenso año de trabajo y dio inicio a una intensa propuesta de verano con visitas guiadas, artist talks, en otras acciones y una agenda ya confirmada hasta el 2020.

Se despidió un importante año ubicando al espacio como el lugar de referencia para el encuentro visual, en forma conceptual con la exhibición de obras de artistas que cruzaron sus disciplinas y a través de ellas trabajaron sostenidamente proponiendo búsquedas propias en diálogos con otros creadores y con el numeroso público que ascendentemente se hace presente. La propuesta curatorial siempre estuvo presente y se trabajó en la experimentación y reflexión con 12 muestras donde más de 90 artistas dijeron presente en propuestas individuales y colectivas. Más de 200 obras encontraron un espacio de visibilización en las distintas disciplinas de las artes visuales como son la pintura, la fotografía, la escultura, el video arte, las instalaciones, los dibujos entre otras propuestas. Se destacó el trabajo de 12 curadores de arte de distintos puntos del país (Laura Valdivieso, Rodrigo Alondo, Susana Dragotta, Vivian Levinson, Marina Oybin, Luciana Gómez B., Julio Sánchez, Mariano Bó, Hernán Bisman, Pablo Engelman, Cristina Bañeros y el propio Daniel Rueda). Siempre el trabajo de expertizaje en montaje estuvo presente con la participación de Marcos Payueta y Santiago Ramirez.

Pintura pintura

A continuación, el texto curatorial de Laura Valdivieso:

"Empezaré diciendo que, obviamente, la pintura sigue viva, si bien su muerte fue declarada en varias ocasiones, en los últimos 200 años".

"Desde las complejas reflexiones del filósofo alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831), esta idea fue fortaleciéndose a partir de diferentes perspectivas. El pintor francés Hippolyte Delaroche, conocido como Paul Delaroche (1797-1859), dijo expresamente 'hoy ha muerto la pintura' cuando, en 1839, vio por primera vez una fotografía. En este caso, su sentencia guardaba relación con el principio mimético del arte, reinante todavía en esos años. Lo que moría entonces, era la idea de la pintura como representación de la naturaleza o la realidad".

Ya en el siglo XX, en 1918, el ucraniano Kazimir Malevich (1879-1935) pintó su “Blanco sobre blanco”, obra en la que prescindió deliberadamente de la mímesis y agregó otro golpe mortal al abandonar el color. Lo mismo que, en los años sesenta, el artista norteamericano Adolph Dietmar Friedrich Reinhardt, llamado también "Ad" Reinhardt (1913-1967) cuando anunció que estaba trabajando en “las últimas pinturas que alguien pudiera hacer”, refiriéndose a sus pinturas negras.

Hasta acá, y desde las sentencias enumeradas (que son sólo algunas), la idea de la muerte de la pintura tenía que ver con el abandono de la representación y del color, dos principios que parecían fundantes. Aun así, eran “pinturas”, en el sentido de que eran láminas producidas sobre un soporte bidimensional ortogonal.

Pero el siglo XX avanzó en su radicalidad. Fue rajada, quemada, convertida en polígonos irregulares, pintada por el lado de atrás y abandonada.

Hoy, amenazada por la tecnología digital, sigue ahí, viva. Es una práctica milenaria que viene desde el paleolítico y ha acompañado al hombre de manera ininterrumpida. Sobrevivió a todos los embates.

Por eso el título unificador que entrecruza las exposiciones de Eli Hafner y Daniel Bernal es Pintura pintura, que es algo así como la pintura después de la muerte de la pintura. Y no creo necesario preguntar sobre la contemporaneidad de ella, ya que sigue existiendo desde su propia prepotencia de permanecer y eso es suficiente para mí.

Ely y Daniel

Ambos pintan (en sus casas convertidas en taller).

Son fundamentalistas de la técnica.

Retoman la mímesis y el color.

Usan un soporte ortogonal de tela sobre bastidor.

Tienen al hombre y a la mujer como tema central.

Aun así, Ely y Daniel son muy diferentes.

Laura Valdivieso - Diciembre 2018

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?