Shock en occidente: los tailandeses que se arrastran alrededor del rey

Shock en occidente: los tailandeses que se arrastran alrededor del rey

Aun hoy, en el libro que explica las normas del palacio real, se explica claramente que estar de pie frente al rey o tocarlo puede ser penado con la muerte. Esto sucedió hace pocos días, en la inauguración de una línea de metro.

MDZ Sociales

MDZ Sociales

A mediados de noviembre salieron a la luz imágenes del rey tailandés Maha Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun y la reina Suthida en ocasión de la apertura de un nuevo tramo del metro de Bangkok. De hecho, se trata de fotografías oficiales que son totalmente ordinarias en esa nación, y que no generan ningún tipo de sorpesa. Sin embargo, del otro lado del mundo, en el hemisferio occidental, shockeó a muchos habitantes del planeta el hecho de que los monarcas estuvieran sentados normalmente mientras que el resto de los acompañantes debieran estar en el suelo, de rodillas. 

En Tailandia, los soberanos de la dinastía Chakri son considerados dioses. Es por eso que la población coloca sus fotografías en marcos dorados y las entroniza en sus casas, y en las imágenes que se encuentran en las calles paran su camino, hacen reverencias e incluso oran delante de ellas. La devoción hacia los reyes en Tailandia pocas veces se ve en otros lugares.

Para los tailandeses es absolutamente normal inclinarse y arrastrarse ante la presencia del rey, que hoy es criticado y recibe protestas de los jóvenes de ese país, que claman por democracia y transparencia en el Estado. Fue su padre quien hizo revivir la creencia de que los reyes son todopoderosos pues derivan directamente de los dioses. "Los reyes son 'Boddhisattva', seres humanos en los últimos estadios antes de convertirse en un Buda", es lo que se repite desde los siglos XVIII y XIX.

Desde ese entonces se prohíbe a los ciudadanos comunes mirar directamente la cara del rey y, si el “Nai Luang” (construcción que significa 'El Más Grande Señor') les otorgaba el permiso de acercárseles, tienen que sí o sí postrarse hasta tocar el piso con el rostro. De hecho, los plebeyos se consideran "el polvo bajo los pies" del monarca.

El periodista freelance y escritor Andrew MacGregor Marshall, corresponsal por 17 años de Reuters, que se enfoca en Asia y zonas de conflicto escribiendo sobre todo en temas de Derechos Humanos y ética; es uno de los que en su cuenta de Twitter denuncia estas costumbres que considera obsoletas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?