Sociales

Noche de ballet en Mendoza: "Coppelia" se presentó en el Independencia

La sala mayor se preparó especialmente para recibir esta maravillosa puesta con libreto según Charles Nuitter y Arthur Saint-Léon y música de Léo Delibes.

lunes, 26 de agosto de 2019 · 13:31 hs

Coppelia, el famoso ballet en 3 actos de 1870, tuvo una nueva versión mendocina en el Teatro Independencia, 

En esta puesta, la dirección y versión coreográfica estuvo a cargo de Paula Argüelles; la Maestra ensayista y asistente fue Vanina Gispert y la coordinación música – ballet, de Jorge de la Vega.

La música en vivo de la Orquesta Filarmónica de Mendoza, bajo la batuta de su director titular, Cesar Iván Lara, descolló totalmente. El reparto estuvo compuesto por Daiana Ruiz, como Zwanilda; Gabriel Bucher, en el papel de Franz y Alberto Piantino, en la piel de Dr. Coppeluis.

La historia

El argumento de esta obra se refiere a un pálido y misterioso Doctor Coppelius, quien además, es inventor y crea en secreto muñecas de tamaño real que danzan. Estas muñecas tienen un aspecto tan real que un hombre del pueblo se enamora de una de ellas y rechaza a su amor verdadero. Él se llama Franz y ella Swanilde.

Swanilde siente curiosidad y junto a sus amigas revisa la casa del doctor Coppelius descubriendo a las muñecas que bailan y decide tomar su lugar. Para el doctor Coppelius es una magia, un milagro poder ver a sus muñecas cobrar vida y se decepciona mucho cuando Swanilde decide confesar la verdad. Franz la rescata y terminan casándose y siendo muy felices.

Equipo de altísimo nivel

Paula Argüelles, a cargo de la dirección y versión coreográfica, comenzó sus estudios de danza en 1974, con los bailarines Olga Ferri y Enrique Lommi. Es egresada del Instituto Superior de Danza del Teatro Colón. Fueron sus maestros Sabino Riva, Aurelio Bogado, Karemia Moreno, José Zartsman, Rodolfo Olguin, Noemi Coehlo y Silvia Keller, entre otros.

En 1983, es contratada por el Ballet Estable del Teatro Colón y en 1987, ingresó por concurso a esta afamada compañía. Entre los ballets más destacados en los que participó se encuentran Don Quijote, Cascanueces, La Bella Durmiente, El lago de los Cisnes, El Corsario, Coppelia, Romeo y Julieta, Giselle, Bolero, La Casa de Bernarda Alba, El Francés, Tango Vitrola, El Mar, La Consagración de la Primavera, entre otros.

En la temporada 2000 del Teatro Colón, fue asistente Coreográfica del Mtro. Oscar Araiz, en la Consagración de la Primavera. En el 2003 y 2008, repone para el ballet Estable del Teatro Colón Coppelia, presentándolo en dicho Teatro y en el exterior. Fue repositora de varios Ballets de repertorio para diferentes compañías, entre otras Ballet Nacional de Paraguay y Ballet del Sodre y Ballet del Teatro Colón. Entre 2014 y 2016, fue directora artística del Ballet de la Provincia de Salta. Ha sido maestra de la compañía del IUNA.

Mendocina talentosa

En el rol de Zwanilda estuvo la mendocina Daiana Ruiz. Su amor por la danza crece de la mano de su madre y maestra Patricia Motos. Con 12 años, se traslada a Buenos Aires, para continuar su carrera artística. Egresa del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y obtiene el Premio Elena Smirnova.

Es reconocida en Mendoza por “su aporte a la cultura” y con el “Premio Raíces”. Formó parte del Ballet del Teatro Argentino de La Plata y como Bailarina Estable del Ballet del Teatro Colón. Actualmente, es Demi Solista del Stuttgart Ballet. A lo largo de su carrera interpretó roles destacados en Lago de los Cisnes y Romeo y Julieta, John Cranko, One of a Kind JiriKylian, La Dama de las Camelias, John Neumeier, Mayerling MacMillan, Bayadere, Makarova, Sylvia Frederick Ashton, Rodin Boris Eifman, Cenicienta Renato Zanella, Giselle Lidia Segni, entre otros.

Recorrió los escenarios de Oman, Egipto, China, Grecia, Suiza, Austria, Alemania, Tailandia, Singapur, Japón y Argentina.

El protagonista

Franz fue Gabriel Bucher, bailarín solista del Ballet de Santiago de Chile. Nacido en Francia en 1984, inicio su formación clásica con Mireille Marin, se perfecciona en la opera de Paris y en la escuela Rudrea de Maurice Béjart (2000).

En 2002, se incorporó a la compañía Béjart. En 2003, paso a formar parte del Ballet de Santiago, donde ha realizado numerosos papeles principales como Romeo, en Romeo y Julieta; Frantz, en Coppelia; Juan Bautista, en Salomé; Danilo, en la viuda alegre; el príncipe de Cascanueces; Hada Carabosse, en Bella Durmiente; Pinkerton, en Madama Butterfly; Peer, en Peer Gynt; Don José, en Carmen, entre otros.

En abril de 2012, fue invitado por la compañía alemana Gauthier Dance a bailar Poppea Poppea, en el festival Step Tanz en Suiza, en setiembre del mismo año, es invitado a bailar en el Gran Teatro Nacional de Lima, en el rol de Juan Bautista, en Salomé, junto al Ballet Nacional del Perú.