Uñac y Cornejo, no tan diferentes

Aunque militan en partidos distintos, al menos una medida los asimila: los dos están pagando una cláusula gatillo a los empleados estatales. También absorbieron ambos los costos de los subsidios al transporte público y los servicios que cortó la Nación. En contraste, no tomaron la misma decisión en la lucha contra la polilla de la vid. 

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Sergio Uñac con la candidata a gobernadora del PJ, Anabel Fernández Sagasti

Pachy Reinoso/MDZ

A pesar de sus diferentes colores políticos, Alfredo Cornejo y Sergio Uñac tienen al menos una similitud: la  "cláusula gatillo" para los empleados estatales.

El gobernador de San Juan resaltó ese mecanismo en la visita que realizó este martes a Mendoza, aunque no aseguró que lo pueda sostener hasta fin de año.

El beneficio consiste en alinear los salarios con los índices de inflación. Uñac, quien vino a Mendoza para colaborar con la campaña de la candidata justicialista Anabel Fernández Sagasti, lo sacó a relucir cuando fue consultado sobre la posibilidad de que otorgue un bono a los empleados de su provincia.

Señaló que el año pasado pagó a sus empleados aumentos salariales del 48 por ciento para cumplir con ese compromiso.

Sin embargo, no garantizó su continuidad a mediano plazo, aunque dijo que se hará "un esfuerzo" para que siga por lo menos hasta diciembre.

En Mendoza, la respuesta del gobierno de Alfredo Cornejo fue un calco tiempo atrás.

También se lo consultó sobre el bono y el ministro de Gobierno Lisandro Nieri, entre otros, dijo que, en la administración pública, la paridad con la inflación está sostenida por la cláusula gatillo, que sí se pagaría hasta fin de año en este caso.

Pero no fue el único parecido entre el gobernador sanjuanino y su par del radicalismo. Uñac también dijo que su provincia afrontó subsidios que antes daba la Nación. Indicó que lo hizo en el caso del transporte público y para evitar aumentos en las tarifas de otros servicios.

Ese es un camino que también siguió el gobierno mendocino cuando la Nación cortó la ayuda el año pasado.

A lo largo de la visita de Uñac a Mendoza, también surgieron algunas diferencias con Cornejo. Una de ellas fue el abordaje de un problema de la producción, la polilla de la vid, que en San Juan se cubre enteramente con fondos del Estado provincial y en Mendoza no.

Es una noticia fresca en San Juan el desembolso de 180 millones de pesos para la cobertura de esa campaña, 80 por ciento más que lo que se había gastado el año pasado.

En Mendoza, en cambio, cuando cayeron los fondos nacionales para ese programa, se impuso por ley a los productores la responsabilidad de cubrir parte del financiamiento del programa de control de Lobesia botrana.

"Hay que salir de la especulación y volver a la producción", dijo Uñac, ante la atenta mirada de Fernández Sagasti, y dijo que fijar "una mirada regional a problemas como el de la Lobesia botrana" se facilitará si la justicialista llega a la gobernación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?