Un dato electoral que hace soñar al macrismo con llegar al balotaje

El resultado electoral de la provincia de Mendoza arroja distintas conclusiones. Hay un dato que ilusiona a los que sueñan con dar vuelta el resultado de las PASO y que todo se defina en segunda vuelta. Pero al mismo tiempo se ratifica que el ganador de las primarias suele ampliar la diferencia en las elecciones generales.

mdz política

Macri se mostró optimista rumbo a las generales de octubre.

Telam

Rodolfo Suarez obtuvo un triunfo contundente este domingo y logró aumentar un 7% la cantidad de votos que había recibido en las PASO. A nivel nacional ese dato puede ser tomado con optimismo por Alberto Fernández, quien apuesta a sacar más votos que el 47% que obtuvo en las primarias. Sin embargo, el número esconde un condimento que renueva la ilusión de los macristas que mantienen la esperanza de llegar al balotaje.

¿Cuál es ese dato? El aumento de electores. Cuando se dio a conocer el resultado muchos se preguntaban de dónde habían llegado los nuevos votos para Cambia Mendoza. En las PASO de junio el frente obtuvo el 42% de los votos y este domingo superó ampliamente el 49%. Si uno compara resultados, en las PASO el PJ obtuvo los mismos 35 puntos que ayer consiguió Fernándes Sagasti, José Luis Ramón creció un punto y Noelia Barbeito se quedó en el 3% que consiguió en junio.

El crecimiento de Suarez se explica únicamente con el aumento del porcentaje de electores que acudieron a las urnas. En las PASO votó el 74% del padrón y en las generales casi el 80%. De eso se desprende que todos los "nuevos votantes" depositaron en la urna un voto a Rodolfo Suarez.

En Juntos Por el Cambio sueñan con que el 27 de octubre ocurra lo mismo. El 11 de agosto fueron a las urnas el 75% de los argentinos empadronados y Alberto Fernández se quedó con el 47% de los votos contra el 32% de Juntos por el Cambio. De repetirse ese resultado, Alberto Fernández será el nuevo presidente de los argentinos.

Sin embargo, si aumenta el porcentaje de electores y hay un caudal de votos mayor para Mauricio Macri, puede ocurrir que Alberto Fernández no alcance el 45% que necesita para ganar en primera vuelta. Si Macri crece tres puntos y Alberto Fernández no llega al 45%, habrá balotaje.

Parece poco probable que ocurra pero es uno de los "milagros" a los que apuestan en el oficialismo nacional. El milagro es por partida doble porque primero que nada Macri necesita que todos los votantes que lo eligieron en las PASO vuelvan a votarlo. Y luego, se tiene que dar el fenómeno del aumento del padrón -como en Mendoza- y que todos esos electores inclinen la balanza hacia Juntos Por el cambio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?