Tanto tensaron la cuerda que, al final, la unidad peronista no pudo ser

Tanto tensaron la cuerda que, al final, la unidad peronista no pudo ser

La fuerte pulseada por las candidaturas a legisladores provinciales y la falta de acuerdo para elegir candidatos a intendentes impidió que Alejandro Bermejo y Fernández Sagasti constituyan una fórmula para la gobernación. Adolfo Bermejo prometió que los peronistas se van a "cuidar" para llegar juntos a la elección general, pero eso no fue lo que ocurrió en la última PASO del justicialismo.

La cuerda se cortó de tanto tensarla y ahora en el justicialismo tienen la esperanza de que las PASO no se parezcan a las del último turno electoral, en 2017, cuando la confrontación en las urnas del peronismo orgánico contra La Cámpora fue el germen de una división que acabó en la ruptura de los bloques del PJ en la Legislatura provincial.

El anuncio de la fórmula Alejandro Bermejo-Cristina Da Dalt estuvo acompañada de este pronóstico optimista. Adolfo Bermejo, hermano del precandidato a gobernador, dijo anoche que hay que transitar esta etapa "con mucho respeto, como en 2015".

Aquella vez, Adolfo Bermejo fue candidato a gobernador y en las PASO disputó con Guillermo Carmona y Matías Roby. En la elección general posterior, dice Bermejo que no hubo dispersión de votos peronistas, a pesar de la derrota ante Alfredo Cornejo.

Pero en esa oportunidad no compitió La Cámpora, algo que sí hizo en 2017 para los comicios legislativos. Después de aquella primarias, este bloque no quedó en buenas relaciones con el eje de los intendentes. "No fue una buena experiencia aquella", aceptó Adolfo Bermejo, quien es jefe de campaña de su hermano.

Si lo de 2017 se repitiera, la división peronista podría complicar las chances del candidato o candidata a gobernador del peronismo en los comicios generales. Pero para Adolfo Bermejo, eso no va a ocurrir, porque "Anabel y Ale tienen una buena relación".

Con cortesía, anoche, a horas del comienzo del Viernes Santo, el hermano del candidato a gobernador avisó telefónicamente a Unidad Ciudadana que su sector daba por concluidas las negociaciones de la fórmula de unidad, porque había decidido ir a la PASO con binomio propio.

En ese esquema de unidad habían estado trabajando ambas partes durante semanas. Era lo que quería Alejandro Bermejo.

Pero no fue posible. "Por distintas razones se fue dilatando el acuerdo, y fuimos avanzando, tanto ellos como nosotros, para asegurar lo propio", explicaron en el sector del maipucino. Al final, nunca hubo un encuentro cara a cara entre los que, se pensaba, podían ser candidatos a gobernador y vice de la fórmula unificada.

La estrechez de la lista de candidatos legislativos y la desproporcionada pretensión de los distintos sectores internos jugó en contra. También las divisiones en los departamentos, que impedían consagrar a un candidato único a intendente.

Antes de que Bermejo pateara el tablero, Fernández Sagasti anunció en la tarde de este jueves que su candidato a intendente de Las Heras sería Guillermo Amstutz, en quien se pensaba como un postulante de la "unidad peronista". Guaymallén se había complicado también, por la existencia de más de un pretendiente a la intendencia.

Los hermanos Félix de San Rafael, quienes dominan el peronismo en el cuarto distrito, siempre habían sido un problema para las negociaciones de bancas con La Cámpora. Al final terminaron llegando más lejos de lo que se esperaba: de animar una dura pulseada por la lista de legisladores, saltaron a colocar a la precandidata a vice de Bermejo.

La gran pregunta sigue siendo si las PASO ayudarán o perjudicarán al peronismo mendocino en las elecciones definitivas. "Se harán en un tono de confraternidad y con el objetivo de cuidarnos para estar todos juntos en las generales. Gane Anabel o Alejandro", prometió Adolfo Bermejo anoche.

Descartó también Bermejo la incidencia de los alineamientos nacionales, ya que Unidad Ciudadana está con Cristina y el peronismo orgánico "no tiene posición tomada", a pesar de que una parte del kirchnerismo milita en este sector.

Tras la definición, los que apoyan a Bermejo dejarán pasar el Viernes Santo y retomarán las reuniones el sábado, para definir listas de legisladores y los candidatos a intendentes de 14 departamentos.

Este viernes, en cambio, será de los partidarios de Anabel, quienes dirán quién la acompaña en la fórmula para la pelea por la candidatura del PJ a la gobernación.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?