Por qué puede demorarse la negociación paritaria en Mendoza

El gobernador electo esperará a tener el Presupuesto provincial para comenzar a negociar. Pero además, el contexto nacional condiciona y podrían esperar a la convocatoria del "pacto social" que busca establecer el presidente electo Alberto Fernández. Los acuerdos vigentes vencen el 31 de diciembre. 

Redacción MDZ

Elecciones a presidente perlitas electorales

ALF PONCE / MDZ

El gobernador electo Rodolfo Suarez asumirá con varias urgencias en su portafolio. No por la herencia, pero sí por la inercia. Una de ellas será la negociación paritaria con los gremios estatales en medio de un contexto complicado.

En ese sentido, Suarez tendrá un margen de tiempo acotado. A de iniciar la negociación, explican en el Poder Ejecutivo, necesitan tener el Presupuesto diagramado. Si no es aprobado, al menos sí un detalle de la pauta. Es lo que ocurrió en los cuatro años previos. 

Por eso, en realidad, el primer paso de Suarez como gobernador lo dará antes de asumir y tiene que ver con la elaboración de la pauta de gastos. En eso están, pero la incertidumbre nacional sigue siendo un condicionante. El Presupuesto tendrá una proyección de gastos en salarios con los aumentos teóricos que se imagina el nuevo Gobierno. Pero siempre hay un margen abierto de negociación.

El año pasado el Gobierno logró el hito de haber acordado con todos los gremios estatales antes de fin de año. En total fueron 20 acuerdos paritarios que tenían diversidad, pero dos ejes clave: un aumento base del 23% en etapas y cláusula gatillo que permitiera seguir el ritmo de la inflación.

Esa cláusula le permitió mantener el poder adquisitivo a los trabajadores estatales, pero la combinación con la caída de la recaudación complicó las cuentas provinciales. Es que por un lado el gasto público en salarios crece al ritmo del aumento del IPC y, por el otro, la recaudación cae por la recesión. Por eso Suarez ya anticipó que revisará ese mecanismo de indexación.

Suarez se encuentra en Francia.

Los acuerdos paritarios de este año vencen el 31 de diciembre. Hasta ese día habrá actualización por inflación. Las negociaciones que se sigan tras esa fecha sumarán como ingrediente los posibles “retroactivos”, siempre y cuando se estiren en el tiempo.

En toda la gestión de Cornejo los aumentos de base no superaron el 25%. La diferencia estuvo en las cláusulas de actualización.

A la espera del "pacto de Alberto"

La de Mendoza no es la única transición. El cambio de gobierno nacional implica un proceso más traumático y que tiene expectantes a todos.

Uno de los temas que más atención acapara en las empresas y los gobiernos provinciales es el “pacto social” al que llamaría Alberto Fernández como presidente. Los mandatarios provinciales estarán convocados y se espera que entre otras cosas implique un acuerdo de salarios que podría ponerle algún coto a las expectativas de los gremios. Y, en ese sentido, aliviaría los costos políticos de las provincias para restringir los aumentos o eliminar las cláusulas de actualización automáticas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?