Pérez Esquivel comparó la persecución judicial a expresidentes con la dictadura

El ganador del Nobel de la Paz se refirió al enjuiciamiento de expresidentes en distintos países del continente. Dijo que hay que tener cuidado y trazó un paralelismo con la "doctrina de seguridad nacional". Afirmó que la persecución judicial (o lawfare) tiene como objetivo neutralizar los gobiernos progresistas y puso como ejemplo la situación de Lula Da Silva en Brasil y las investigaciones contra Cristina Fernández en Argentina.

mdz radio

Adolfo Perez Esquivel

Universidad Nacional de Cuyo

Antes de brindar una charla en la Universidad Nacional de Cuyo, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel habló con MDZ Radio. Allí, el referente de la defensa de los Derechos Humanos trazó un paralelismo entre la doctrina de seguridad nacional de los años 70 con la persecución judicial que existe en el continente contra distintos expresidentes. En concreto, afirmó que existe una "guerra judicial" (lawfare) que tiene como objetivo neutralizar a los gobiernos progresistas.

Entrevistado en el programa Vos Sabrás, dijo que el 12 de septiembre viajará a Brasil para reunirse en la cárcel con el expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva. "Nos conocemos desde hace 40 años y estamos trabajando por su liberación", remarcó Pérez Esquivel y afirmó que el mandatario está preso por una "investigación armada para sacarlo del medio". "La guerra judicial o lawfare también se aplica en Argentina. La política es la misma, como lo fue la doctrina de seguridad nacional que estableció las dictaduras", advirtió el referente.

Para evitar estos abusos, argumentó que es necesario defender la verdad y la  Justicia. "Una Justicia independiente y no que dependa del poder político", agregó y sostuvo que la guerra judicial se aplicó en Brasil, Honduras y Ecuador, entre otros países. "Hay que tener cuidado porque es para neutralizar a los gobiernos progresistas", aseveró y dijo que una manera de terminar con la "indefensión jurídica" del pueblo es modificar la Constitución y darle herramientas para poner frenos.

Por último, sostuvo que los derechos humanos abarcan la vida misma y que también incluyem aspectos ecológicos, ambiente, salud, educación.  "No solo cárceles, torturas y desaparición de personas. Eso fue defender la vida en situaciones extremas", expresó y puso como ejemplo su preocupación por lo que está pasando en Brasil con los incendios en la amazonía. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?