Paula Zelaya: "No voy a la Legislatura a bailar twerking, voy a trabajar"

Paula Zelaya: "No voy a la Legislatura a bailar twerking, voy a trabajar"

La diputada provincial habló con MDZ Radio y se refirió a sus dos pasiones: la política y el baile. "La idea es que la juventud aporte desde la frescura y desde las cosas que hacemos en la realidad. Para generar normativas como legisladora no debo inventar la realidad, debo observar y en base a eso buscar la legislación adecuada", sostuvo.

Usualmente suele decirse que los legisladores están alejados de la ciudadanía, pero cuando se muestran en su faceta más llana, no tardan en aparecer las críticas. "A mi me causa gracia que lo tomen de esta manera. Hay legisladores y políticos que realizan actividades artísticas y deportivas que no se animan a contarlas porque creen que les resta seriedad", aseguró Paula Zelaya, diputada provincial electa y aficionada al twerking.

Zelaya es consciente del contraste que puede generarse entre su rol como legisladora y su pasión por el baile, pero subrayó que el papel de la juventud es justamente romper esos estereotipos. "Entendiendo que la juventud debe desempeñarse con la frescura que la caracteriza y por eso la convocan a estos espacios. No para que se vuelvan conservadores cuando los ocupan", sostuvo la joven que hoy es concejal en Las Heras pero que a partir del mes que viene tendrá una banca en la Cámara Baja.

Paula Zelaya en la Legislatura.

"Por ahí el titular suena fuerte", bromeó sobre ser "la diputada que baila twerking" pero aclaró que "el twerking es una danza urbana que viene del afro y se tomó en Estados Unidos, donde se urbanizó y hoy se baila en todo el mundo".

Zelaya admitió que "es una realidad que se muestra la cola" pero remarcó que el twerking es mucho más que eso.  "La bailan hombres y mujeres haciendo los mismos pasos. Es una danza libre a la que cada uno le puede poner su estilo. Se necesita fuerza de brazos y piernas. Se baila con mucho movimiento de caderas, pélvicos, del centro de las personas y de las rodillas", explicó.

"El twerkig es cuestionado al interior de la danza porque dicen que queremos romper estereotipos pero mostramos la cola bailando. La toman como una danza para seducir a los hombres y no es así. No es para agradar al ojo masculino. Es para liberar el cuerpo y entrenarlo. Es un entrenamiento muy fuerte. Tiene que ver con la sexualidad propia como todas las danzas, pero no está enfocada en agradar a los hombres", argumentó Zelaya en MDZ Radio.

En este sentido, destacó que es una danza muy vinculada al trap y que por eso se realizan muchos eventos. "La escuela Flow Altas Wachas funcionó tres años en el Teatro Independencia y hemos filmado videos", profundizó la joven que se convertirá en legisladora.

La diputada provincial por el radicalismo defendió la necesidad de romper estereotipos y dijo que "la idea es que la juventud aporte desde la frescura y desde las cosas que hacemos en la realidad". "Para generar normativas como legisladora no debo inventar la realidad, debo observar y en base a eso buscar la legislación adecuada", sostuvo.

"A pesar de soy joven, soy profesional y me dedico a la política hace 10 años. Siempre ejerzo mis cargos públicos con responsabilidad y entiendo que la Legislatura es un espacio al que no voy a bailar twerking sino a honrar el cargo para el que me eligió la sociedad", subrayó Zelaya.

Paula Zelaya junto a Rodolfo Suarez, Daniel Orozco y Alfredo Cornejo.

"Pero eso no puede decir que en mi vida privada no pueda realizar las mismas actividades que la gente a la que yo vengo a representar. Creo que por ahí va la discusión. Romper malas visiones y entender que somos personas que podemos hacer todo", concluyó.

Por último, destacó que desde hace tiempo los grupos feministas "venimos luchando por conquistar más derechos" y dijo que piensan que están por el camino correcto. "Los jóvenes estamos derribando prejuicios y cambiando las cosas", finalizó.

Escuchá la entrevista completa.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?