Nieri negó que la cláusula gatillo ponga en riesgo el pago de salarios

El ministro de Gobierno aseguró que a la hora de ofrecer ese acuerdo paritario se analizaron todos los escenarios posibles para estar seguros de que podrían cumplir el compromiso. "Los intendentes y los proveedores también pueden estar tranquilos de que no va a pasar lo mismo que en 2015", aseguró en relación a los problemas que existieron en los últimos meses del gobierno de Francisco Pérez.

mdz política

Lisandro Nieri.

En diálogo con MDZ Radio, el ministro de Gobierno Lisandro Nieri despejó fantasmas sobre el impacto que tendrán en las arcas estatales las medidas anunciadas a nivel nacional por Mauricio Macri a fines de la semana pasada. Al mismo tiempo, el funcionario admitió que la cláusula gatillo para los empleados estatales implica un sacrificio para el Estado, pero sostuvo que honrarán todos los compromisos asumidos. "No tengo dudas de que vamos a pagar los sueldos y los intendentes recibirán su coparticipación y los proveedores cobrarán cuando corresponde", esgrimió Nieri en el programa Vos Sabrás.

"Antes de tomar definiciones veíamos todos los escenarios de estrés", explicó el ministro y reafirmó que no tiene dudas de que pagarán salarios con cláusula gatillo como se acordó en paritarias. "No esperábamos esta inflación, pero hay que remarcar la buena situación fiscal de la provincia. Todo compromiso lo tomamos con los recaudos necesarios para pode cumplirlo", aseguró Nieri.

En este sentido destacó que pese a las dificultades económicas nacionales, la provincia cumplirá sus compromisos en tiempo y forma, cuando en 2015 con una situación más estable el exgobernador Francisco Pérez tuvo que endeudarse para pagar sueldos y dejó deudas con proveedores. 

"En 2015 la coparticipación no se pagaba incluso a los intendentes del mismo partido político. A los proveedores les debían de cuatro meses a un año dependiendo de si eran amigos del poder", cuestionó Nieri.

Por último, reconoció que la cláusula gatillo ha puesto en una situación privilegiada al empleado público ya que en el sector privado los aumentos fueron inferiores a la inflación. "Se mantiene inalterable su capacidad de compra y creo que la cláusula gatillo estuvo bien, a pesar de que no preveíamos esta inflación", concluyó.

Impacto de medidas nacionales

En otro orden, el ministro de Gobierno también hizo referencia a las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri y aseguró que eran necesarias. "La devaluación después de las PASO tiene una incidencia en el bolsillo de la gente. Iba a traer un aumento de precios y un rebrote inflacionario por lo que era necesario tomar medidas para resguardar la capacidad de compra de la gente", aseguró.

El funcionario afirmó que son "medidas paliativas" y reconoció que tanto la baja del IVA como el mínimo no imponible de ganancias repercuten en la coparticipación que reciben las provincias. Incluso admitió que el congelamiento del precio de las naftas tiene un efecto negativo a corto plazo para Mendoza por las regalías que ingresan, y un efecto negativo a largo plazo por su incidencia en los planes de inversión de las petroleras.

"Después habrá que analizar los efectos de estas medidas paliativas. Habrá que ver quién afronta los costos. Pero era importante que no se traslade el precio de la devaluación a los combustibles", sostuvo.

Si bien admitió que la provincia asumirá parte de los costos de este plan, lo defendió como algo necesario. Además, subrayó que las iniciativas apuntan a mantener el consumo y que eso impacta positivamente en las provincias.

"Yo creo que hay una obligación de pensar en el bolsillo de la gente. La situación era complicada y el resultado de las elecciones es atribuible a eso. Con otra devaluación con pase a precio se crea una obligación de pensar en la gente. Obligación de que la devaluación no se traslade a bienes como leche, harina o pan",  aseveró el funcionario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?