Los $135 millones que enfrentan a Villavicencio y la ATM en la Justicia

Desde el Estado aseguran que el origen de la deuda se remonta al año 2011, cuando la empresa empezó a tributar mal el impuesto de ingresos brutos. Entre la deuda de capital, los intereses y las multas acumuladas, a la compañía le reclaman $135 millones. Desde la empresa advierten que si pagan ese monto, peligra la continuidad de miles de empleados.

Avatar del Mariano Bustos

Mariano Bustos

Hotel Villavicencio

Pachy Reynoso / MDZ

Un reclamo millonario de la Administración Tributaria Mendoza (ATM) a la empresa Danone S.A ha llegado a la Suprema Corte de Justicia. El Estado provincial le reclama a la compañía dueña de la marca Villavicencio un total de 135 millones de pesos por inconsistencias registradas en el pago de Ingresos Brutos entre los años 2011 y 2015. La causa llegó al máximo tribunal, donde la empresa ha pedido que suspenda la ejecución de la deuda reclamada por ATM y asegura que desembolsar el monto que le reclaman podría peligrar la continuidad de miles de trabajadores.

La pelea no es nueva pero sigue sumando rounds. A Danone le cuestionan haber tributado ingresos brutos por una alícuota inferior a la que le correspondía, evadiendo así el desembolso de millones de pesos entre los años 2011 y 2015. En lugar de pagar una alícuota del 6% que le correspondía como embotelladora de agua, tributaba el 5% porque se encuadraban como actividad extractiva de minerales.

Esto generó una desigualdad con otras empresas de similares características, que pese a dedicarse a lo mismo pagaban una alícuota superior a la que tributaba Danone S.A. Por este motivo, en el año 2015 la ATM inició una inspección y ahora le reclama a la empresa 135 millones de pesos. El monto incluye la deuda de capital, los intereses y elevadas multas.

Por ejemplo, para la ATM entre los años 2011 y 2013 la compañía pagó $4.441.700 menos de lo que le correspondía. A eso suma intereses por $4.496.965 y la multa que le imponen a Danone S.A por esta situación es de $20.322.000.

Lo cierto es que las multas son por montos millonarios y  la empresa solicita que ATM se abstenga de ejecutarlas. Como argumento, expresa si se le exige el pago de las mismas "peligraría el desenvolvimiento de la operatoria normal de la accionante". En este sentido, argumentan que "en los últimos cinco años  han acumulado más de $765.000.000 de pérdidas y que a septiembre de 2018 la disponibilidad de caja era negativa en más de $851.000.000".

Atento a ese pedido, la ATM expresó ante la Corte que "no se opone al pedido de suspensión en relación con las multas aplicadas, pero sí con relación al capital del tributo determinado y sus respectivos intereses".

En base a ello, la semana pasada la Sala II de la Corte, integrada por los jueces Mario Adaro, Omar Palermo y José Valerio resolvieron hacer lugar parcialmente al reclamo de Danone S.A. pidiendo que ATM se abstenga de ejecutar las multas pero no la deuda de capital e intereses.

Si bien es un alivio para la embotelladora de agua, todavía resta que la Justicia se expida sobre el fondo de la cuestión y determine si Danone S.A pagó menos ingresos brutos de lo que le correspondía y si incurrió o no en un ilícito tributario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?