La Cámara Federal por dentro: las demoras, los acomodos y los cargos vacantes

El camarista Manuel Pizarro habló de todo con MDZ Radio. La feria, la perspectiva de género y hasta el cambio de gobierno. 

Jorge Caloiro y Marcos González landa

Pizarro

Manuel Pizarro es uno de los jueces que renovó la Cámara Federal de Mendoza, uno de los organismos más importantes de la justicia y que tiene alcance regional. Pizarro recibió a MDZ Radio para hablar de todo: las demoras en tribunales, los cambios necesarios, la feria judicial y hasta las sospechas de “acomodo” en algunos cargos.

¿Qué balance hace del trabajo de la Cámara Federal?

Ha sido muy positivo. Primero por el funcionamiento del Tribunal. Como todas las instituciones deben funcionar integradas por completo. La Cámara tiene alcance regional y era muy importante que estuviera integrada. Es una de las Cámaras que tiene mayor cantidad de ciudadanos a cargo.

Respecto de los jueces subrogantes que hay en Mendoza. ¿Cree que se va a poder concretar el nombramiento de los titulares para el juzgado 2 y el 4?

La expectativa siempre es positiva. Los dos magistrados que están propuestos, la doctora Morcos y el doctor Soneira, han pasado todas las etapas. Nadie le escapa que estamos en un año que ha sido eminentemente político, signado por las elecciones. Eso lleva a que esta parte de la confirmación política pueda tener dilación. Tenemos la esperanza de que en el buen nombre que tienen estos futuros magistrados, no debería haber ningún tipo de objeción de parte de los senadores. No será este año. Creemos que en marzo del 2020.

¿El nuevo presidente puede retirar los pliegos?

El Gobierno tiene la facultad de retirar los pliegos. Pero no creemos que eso suceda. Los dos magistrados tuvieron dictamen por unanimidad. Es improbable que ocurra. Estoy convencido que los senadores por Mendoza están trabajando para que se concreten esas designaciones para los juzgados. El juzgado 4 le va a dar especialización. Tenemos expectativa que entre marzo y abril se va a dar el nombramiento.

¿Está colapsada la Justicia Federal?

El colapso hay que medirlo de diferentes modos. Si uno podría definir el colapso como la dificultad de dar respuesta por acumulación, no creo que sea así. Los juzgados federales tratan de dar respuesta. No lo veo en un tema de colapso. Las estadísticas no indican eso, por el contrario. No quiere decir esto que puntualmente no haya personas o un grupo que por distintos motivos sus causas tengan una dilación en el tiempo. En septiembre de este año logramos resolver las causas del 2018 hacia atrás. Teníamos una prórroga otorgado por la Corte. En la Cámara pudimos cumplir con esa acordada y no hemos pedido una nueva prórroga. Puede haber algunos aspectos desde el punto de vista previsional. Estamos bastante al día, hay un cúmulo muy grande.

¿Hubo un cambio en el direccionamiento hacia la ciudadanía desde la Justicia?

Nosotros hemos recorrido toda la jurisdicción. Es la cámara de Cuyo, que tiene por igual a los ciudadanos de San Juan, de San Luis y de Mendoza. También de San Rafael para que no se ofendan. Es cierto que estamos conscientes de que la ciudadanía tiene derecho de conocer y no está mal que podamos comunicarnos a través de canales serios. Necesitamos que haya comunicación sin filtro. Se puede haber dado un hermetismo, y esperemos que no suceda.

¿Cuál es la posición respecto al reclamo del gremio judicial por la cantidad de días de paro?

Los intereses que maneja los empleados de la justicia se pueden observar a lo largo de un gremio que conforman todas las provincias, con diferentes reclamos y realidades. Uno puede llevarse una idea. No es lo mismo la situación edilicia que nosotros tenemos que no escapa a lo que pasa. Cuando hay una medida de fuerza, no todos nos encontramos afectados. Los magistrados, las guardias tienen que estar funcionando.

Pero uno va a un juzgado, está cerrado

Hemos tenido alguna información de eso y lo hemos hablado para evitarlo. Nosotros nos regimos por la ley. El reglamento de la justicia nacional indica que hay servicios esenciales que tienen que funcionar. El magistrado tiene que cumplir sus horarios de despacho. Tenemos un tema que también toca al derecho a la huelga. Es cierto que el número de días de paro es impactante.

Escuchá la entrevista completa en MDZ Radio

Lo que llama la atención es la imposibilidad de buscar otros medios de protesta

La Cámara Federal no propicia esto, pero tampoco se cercenan los derechos de los trabajadores. Está establecido quiénes deben dar el servicio de justicia y las guardias mínimas que debe haber.

El cambio de gobierno

Esta Cámara fue nombrada por un gobierno macrista. ¿Qué puede pasar ahora?

No vamos a tener ningún problema. El concurso lo iniciamos en el gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández y la designación se hizo en el gobierno de Macri. No creo que haya ningún tema, apuesto que institucionalmente no haya problemas. No hay ningún juicio de valor respecto a quien puede venir. La ciudadanía ha votado, ha elegido. Ha votado equilibradamente. Va a haber un equilibrio de poderes y esperemos que todo siga los canales institucionales normales.

¿El programa de la justicia a la escuela de qué se trata?

Tiene 20 años de funcionamiento. Está apuntado a concientizar a una franja de personas respecto a lo que es la adopción de medidas judiciales. También para que en la formación del ciudadano, que es un tema que está avalado por el Ministerio de Educación. Tuvo dos etapas. La primera la selección de las escuelas. Nos hemos encontrado con muchas satisfacciones. Hay que desmitificar esto de que nosotros fuimos mejor que ellos. Los colegios trabajan con sus propias normas. Tienen sus propios representantes. Hay mucha participación. Ahora viene la segunda parte, que es un simulacro de juicio oral. Se ha sorteado el caso y los roles. Hay alumnos que hacen de jueces, de defensores, querellantes y fiscales. Esto no es una competencia, sino una integración. Estamos en una provincia en la que está avanzando el juicio por jurados, superando esto largamente a nivel federal. Si un chico de 16 años puede emitir su voto, también puede participar de esto.

Otra de las críticas que se hace es lo que se llama “la familia judicial”, las designaciones sin haber obtenido cargos por concurso. ¿Qué opina de eso?

Tenemos un reglamento que habla de dos cosas. La antigüedad y la idoneidad. Esta Cámara tenía un reglamento que hemos modificado y está a la aprobación de la Corte Suprema. Ese nuevo reglamento establece los concursos. En los cargos de designación de los funcionarios ya aplicamos los concursos. Y los que sean de ingreso, también en algunos casos hemos aplicado los concursos.

¿Cómo le cayó la designación de la doctora Obón?

La verdad es que la cámara ya se expresó. Sacamos un comunicado. Se había solicitado un cargo por un contrato, pero no nominado. Es decir, no con el nombre para que después sea sometido a concurso. Fue un cargo alto, pero ya vino por el contrato que no es lo que había pedido la Cámara.

Quiero resaltar que la Corte no nos ha aprobado el reglamento. Está hace un año y medio. Le hemos pedido a la Corte que lo resuelva. El concurso para mí es una cuestión justa, lógica y que prevé la Constitución Nacional. Esa idoneidad hace al concurso y tiene que estar abierto. Se está avanzando y vamos a insistir.

¿La cámara federal tiene perspectiva de género?

Por supuesto. Tenemos en línea con la Corte, una oficina de género. El director es el doctor Castiñeira de Dios. Tenemos una perspectiva en esto, la Corte insta a la perspectiva que tienen que tener los magistrados. Está integrada también por una magistrada mujer, que es importante. No estamos hablando de cupo sino de capacidad de las personas

¿Qué opina del cupo?

Yo recuerdo a mi madre en el hogar que ella era la jefa de hogar. Particularmente creo que el tema de los cupos ha sido para saldar una línea que impedía el acceso a las mujeres a cargos públicos. Recién con la gestión de Eva perón la mujer pudo acceder al voto. Ahora el cupo por el cupo mismo, si le pregunto hasta a una mujer, te va a decir que no está a favor. Yo también creo en eso. Sin embargo, creo que tiene que haber un equilibrio y haber lugar para todos y todas. Los juzgados federales de Mendoza están integrados por mujeres. En los cargos jerárquicos se está dando. Los dos juzgados federales de Mendoza tienen secretarias mujeres.

¿Qué piensa de la feria judicial?

Cuando uno presta sus servicios, pone a disposición del Estado también tiene derechos que son de todos los trabajadores. También somos trabajadores. Uno tiene protecciones respecto de los días que debe tener para descanso. Hay una cantidad de días que tienen que ser respetados.

Respecto a la feria en sí, tiene una finalidad de concentración a los fines de evitar que esos empleados, sean jueces o no, no se disgreguen mucho. Concentrar las vacaciones en un tiempo para que durante el año esté la mayoría de la gente trabajando. La feria tiene otras implicancias. Los abogados también tienen licencia. Hay materias que no se detienen como las causas penales. En medidas cautelares tampoco debería haberla. Sin embargo tenemos que coincidir es que se genera algún grado de retraso. Pero sirve para acomodar los papeles. Estoy a favor de que se haga de forma organizada

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?