Fernández vs Fernández: Lo que dijo Página 12 hace 8 años

El artículo publicado por Página 12 cuando CFK criticó a Alberto Fernández y fue defendida por Aníbal.

Página 12

El artículo en Página 12.

El duelo de los Fernández

En el anticipo del libro La Presidenta, publicado el domingo, CFK se refirió a Alberto Fernández como “vocero del Grupo” Clarín. El ex ministro le contestó y, a su vez, ayer Aníbal Fernández lo acusó de “misógino” y “mentiroso”.

Comparten apellido, habitaron la misma oficina y ocuparon el mismo cargo en el gobierno nacional. Convivieron varios años como actores centrales del proyecto kirchnerista, aunque nunca fueron amigos. Sin embargo, Alberto y Aníbal Fernández alcanzaron ayer un nivel de enfrentamiento público como nunca lo habían hecho antes. Entre otras cosas, el actual jefe de Gabinete acusó al ex jefe de Gabinete de ser “misógino” y “mentiroso”, en respuesta a una carta en la que el ex funcionario publicó para contestar a las declaraciones de la presidenta Cristina Fernández publicadas por Página/12 el domingo último. Alberto Fernández calificó de “barrabrava” al jefe de ministros y señaló que no entraría en detalles sobre sus dichos.

Todo empezó cuando el domingo pasado este diario publicó un adelanto del libro de la periodista Sandra Russo, La Presidenta, sobre Cristina Fernández. “El Grupo (Clarín) estaba ejerciendo mucha presión, eso yo lo sabía. Lo que no sabía era que el vocero del Grupo, hacia adentro, era nuestro jefe de Gabinete”, expresó CFK en un tramo del libro en el que relataba las resistencias para que ella fuera candidata en 2007, el conflicto alrededor de la resolución 125 y la ley de medios.

“Sólo respondí a sus órdenes (las de Néstor Kirchner) y no defendí ningún otro interés que no tuviera que ver con sus decisiones y, por supuesto, el bien común”, señaló Alberto Fernández en una carta abierta publicada el miércoles en el diario La Nación. En ese texto, el ex ministro dijo haber sentido “pesar” al “descubrir la mentira en boca de una persona con quien se ha compartido una etapa central de la vida del país”. Además dijo que CFK vive en “un mundo dual” y que por eso cree en la necesidad de ampararse sobre “un relato propio sobre la realidad”. “Créame, no hace falta fabular batallas para parecer heroica”, señaló.

Ayer, el jefe de Gabinete publicó en su blog y también en el diario La Nación otra carta donde retrucó en duros términos las palabras de su antecesor. “Trata de desmentir lo que no se ha cansado de confirmar en su constante trajinar mediático: que es una persona al servicio de Héctor Magnetto”, lanzó Aníbal Fernández y agregó: “Clarín miente y Alberto... también”. En otro fragmento le recordó a Alberto Fernández su condición de “soldado incondicional” en las huestes del ex ministro de Economía de Carlos Menem. “¿Se acuerda de que fue diputado por la lista de Domingo Cavallo? Como era de esperar, lo abandonó cuando perdió la elección en la ciudad de Buenos Aires.”

Aníbal Fernández recordó además una serie de reuniones que mantuvo CFK previas al envío de la ley de medios al Congreso, mientras Alberto era jefe de Gabinete. Señaló que no podía desconocer que el tema estaba en la agenda del Gobierno, más allá de que su sanción se produjo luego de su alejamiento. “Por favor, no hable en nombre de Néstor cuando usted excedió su relación con Clarín más allá de lo dispuesto por Néstor. Por favor, no hable de lo que hubiera hecho Néstor o de lo que no hubiera hecho. Debería tener un poquito de vergüenza. No mucha, tan sólo algo. ¿Alguito?”

Pero el pasaje más duro fue cuando Aníbal F. acusó primero a su antecesor de resistirse y luego cambiar de “estrategia” tras la confirmación de que CFK sería candidata presidencial. “Si tenía la capacidad de influir en ciertas decisiones al lado de Néstor, ¿cómo no iba a poder hacerlo cuando la presidenta fuera Cristina? Por supuesto que un cachito de misoginia a nadie le sienta mal”, ironizó.

Hubo, además, espacio para el relato de algunos entretelones de Palacio, como cuando –según Aníbal– el entonces jefe de Gabinete le había dicho que antes de hablar con la Presidenta debía contarle las cosas a él. No faltaron reproches a su condición de armador político del kirchnerismo en la ciudad de Buenos Aires, en donde Daniel Filmus y Jorge Telerman fueron por separado para enfrentar a Mauricio Macri en 2007 y terminaron derrotados.

Sin entrar en detalles, Alberto Fernández ensayó ayer mismo una defensa. “Me han afectado mucho las cosas no ciertas que ha dicho Cristina. No voy a contestar las barbaridades falsas que dice el barrabrava éste que me mandaron para contestar”, aseguró, y dijo que no fue candidato por el partido de Cavallo sino cuando el peronismo hizo un acuerdo con Gustavo Beliz, de Nueva Dirigencia. “¿Alguien puede pensar que yo estaba en contra de la candidatura de Cristina Kirchner o que quise ser parte de la campaña destituyente de 2008, cuando fui el tipo que dio la cara durante todo el conflicto del campo? Tendría que ser un estúpido”, concluyó. Por último, dijo que se fue del gobierno nacional por diferencias con algunas decisiones y que “no hace falta que lo acusen a uno de vocero de un grupo económico”. Al parecer, esta pelea hasta tendrá su correlato a la hora de votar en octubre: Alberto Fernández manifestó que hasta el domingo no tenía dudas de que votaría a Cristina. ¿Y ahora?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?