Fernández Sagasti cerró su campaña: "Me siento ganadora de la vida"

La precandidata a gobernadora por Unidad Ciudadana, Anabel Fernández Sagasti, cerró su campaña electoral en una plaza de Las Heras.

Redacción MDZ

Anabel Fernández Sagasti cerró su campaña en Las Heras

Gentileza

La precandidata a gobernadora por Unidad Ciudadana, Anabel Fernández Sagasti, cerró su campaña electoral en una plaza de Las Heras.

Rodeada de vecinos, niños y jóvenes, la senadora kirchnerista realizó su último acto en la plaza 8 de Mayo de Las Heras. Haciendo resumen de lo que fue esta campaña, Fernández Sagasti resaltó el trabajo de su equipo de campaña en pos de mejorar la situación de la provincia: “La verdad es que siento que cuando tenemos una situación de crisis el desafío nos une y ahí somos más mendocinos que nunca; y es por esto que estoy convencida que no soy yo quien tiene la respuesta para los comerciantes, las mamás o los profesionales y estudiantes, no soy yo sola sino todos y cada uno de nosotros somos los que tenemos la llave para abrir una nueva posibilidad hacia otro camino.”

Con críticas a la gestión del gobernador Alfredo Cornejo, la senadora resaltó que en este tipo de contextos "no existen recetas milagrosas, y que la verdadera fuerza se da en la organización colectiva entre todos y todas. Es la única forma para terminar con lo que molesta". "Se acaba la inmoralidad y la prepotencia, el miedo y la manipulación, hambre en las familias, las fábricas cerradas y el imperio del dinero sobre el esfuerzo de la producción", sostuvo.

"Hay que iniciar una etapa de desapego con lo conocido. Porque es la única manera de lograr cambios profundos que nos permitan mejorar nuestra calidad de vida. Tenemos una meta: la vida, la justicia y la igualdad. Tenemos un método: la democracia a través de la participación ciudadana. Tenemos una tarea: gobernar para mejorar la calidad de vida de mendocinos y mendocinas", detalló en lo que serían sus ejes de trabajo en caso de acceder a la gobernación.

Finalmente, Fernández Sagasti apeló a la emoción personal: "Hoy me siento ganadora de la vida, porque los miro sinceramente, tal cual soy, sin nada que esconder de mi vida personal con el orgullo de ser hija de una ama de casa y un empleado público, hermana de dos hombres maravillosos. Amiga de mis amigas del barrio, la facu y la vida. Hoy gané siendo mujer la maravillosa posibilidad de decirles que pongo a disposición mi vida entera para que logremos ser definitivamente felices. Soy Anabel, la mendocina, la soñadora, la piba que quiere cambiar el destino de Mendoza, y la que sabe cómo hacerlo”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?