Fernández descartó toda posibilidad de default: "Vamos a pagar la deuda porque la tomó un gobierno democrático"

El candidato del Frente de Todos participó del seminario Democracia y Desarrollo. Descartó cualquier posibilidad de default y dijo que -si gana- va a buscar la forma de cumplir las obligaciones con los pagos porque la deuda la tomó un Gobierno democrático.

Redacción MDZ

Alberto Fernández.

Télam

El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, descartó cualquier posibilidad de caer en default si resulta electo presidente en octubre porque lo vivió y es muy dañino. Dijo que hay que eliminar el pensamiento que indica que ellos llegarán para no pagar las deudas porque las obligaciones de las que estamos hablando "fueron tomadas por un gobierno democrático". Agregó que “nadie puede plantear seriamente una quita”.

En ese sentido, dijo que hay que ver si es necesario reestructurar las deudas, pero aseguró que se tiene que buscar las formas para cumplir con los pagos porque no es el mismo tipo de deuda que discutían en el año 2003, ya que en ese caso se hablaba de compromisos que se hicieron en dictadura.

En su explicación dijo que cuando plantea activar la economía está hablando de conseguir los dólares para cumplir con las obligaciones y después hablar con cada uno de los acreedores. "La Argentina tiene que ver cómo genera condiciones para pagar esta deuda. Estoy hablando de conseguir los dólares para hacer frente a estas obligaciones, y después tendremos que hablar con los acreedores para ver cómo resolvemos el tema pero si la Argentina hoy debe pagar la deuda en las condiciones en las que está difícilmente pueda hacerlo. Esto es todo. Hay que sacar del escenario la idea de que venimos a incumplir las obligaciones asumidas", indicó.

"Tenemos que buscar la forma de cumplir con nuestras obligaciones, es una cuestión de sentarse a negociar", agregó.

Manifestó que su preocupación principal en cuanto a la deuda no son los vencimientos del año que viene, sino que del siguiente.

Respecto a la situación del dólar y la posibilidad de que vuelva el cepo cambiario, dijo que "es una solución como poner una piedra en una puerta giratoria, en la que nadie sale, pero tampoco nadie entra".

La inflación

Sobre la inflación, dijo que no es fácil de resolver y calculó que si el dólar está a $57 la inflación a final del año debe estar en 55 puntos. "Esa es una inflación muy difícil y más con tasas de interés de 75 puntos, pero es parte del desafío que tenemos. Yo no soy de los que dicen que es lo más fácil, que es una sonsera y que todo el mundo lo puede resolver", dijo en clara referencia a las declaraciones de Mauricio Macri antes de ser presidente.

En ese sentido, agregó: "Si yo logro al final de los cuatro años terminar con una inflación de un dígito, sería el hombre más feliz del mundo, pero partimos en un muy mal escenario".

El Indec y las provincias

El candidato del Frente de Todos destacó el funcionamiento del Indec en este período presidencial y descartó cualquier opción de manipulación. "Nunca hay que enojarse con el termómetro, tengo que ver porqué tengo fiebre. Por enésima vez digo que no voy a manipular el INDEC, porqué voy a hacer lo contrario a lo que vengo diciendo", indicó.

Respecto a las medidas de Macri y su efecto sobre la economía de las provincias, manifestó que "a cada provincia le han sacado una nómina salarial de un mes, lo que hay que cuidar siempre es no desfinanciar al Estado. Yo nunca dije hacerlas en este contexto, el IVA hay que eliminarlo para los que no pueden pagarlo. Es inadmisible que no se pague IVA en Recoleta. Eso no está mal, hay que hacerlo con otra lógica".

La relación con Brasil

Fernández hizo una autocrítica y calificó como un error el intercambio de declaraciones violentas con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Destacó la importancia de ese mercado para la reactivación de la industria.

"Brasil es más importante que cualquier enojo mío con Bolsonaro", dijo el candidato al momento que aseguró que dejó llevar por la lógica del mandatario del vecino país en circunstancias que "yo no soy como Bolsonaro".

Corrupción

Consultado por lo que sintió con las imágenes de José López lanzando los bolsos con 9 millones de dólares y los casos de corrupción, sentenció: "Yo nunca dije que no había corrupción, ver un hombre tirando bolsos con 9 millones de dólares me asqueó".

En ese sentido, también descartó la idea que ha circulado sobre posibles amnistías o indultos a procesaros por la corrupción durante el mandato kirchnerista. "No vengo con la idea de amnistía e indultos. Los indultos son una rémora de la monarquía, jamás los usaría", dijo y recalcó que "no tengo que meterme en lo judicial. Quiero que se respete el estado de derecho y que ningún corrupto quede impune".

Al respecto agregó que quiere "jueces probos que no dicten fallos en torno a la coyuntura, quiero que respeten el Estado de Derecho y que ningún corrupto quede impune".

Grieta y violencia

Para Fernández “debería avergonzarnos” situaciones como “poner figuras de los periodistas para que los escupan” así como agresiones que recibieron Agustín Rossi y Axel Kiciloff en el pasado, y sostuvo que “eso no puede volver a pasar entre nosotros”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?