Entre gritos y peleas, fracasó la designación del Defensor de Personas con Discapacidad

La Asamblea Legislativa debía nombrar al nuevo Defensor de Personas con Discapacidad. Pero el tema se transformó en una puja política. 

mdz

Jaliff condujo una Asamblea caliente.

La Asamblea Legislativa, que está compuesta por todos los senadores y diputados, debía elegir al Defensor de las Personas con Discapacidad. Pero como se preveía, no hubo acuerdo y ninguno de los candidatos consiguió los votos mínimos para ser designado. 

La votación terminó empatada entre el radical Juan Carlos González, actual Defensor, y el peronista Germán Ejarque. La sesión tuvo el mismo tono de escándalo que precedió el proceso. Es que los legisladores del PJ buscaban el aval para Ejarque, quien quedó con mejor puntaje en el proceso, y el oficialismo buscaba la reelección de González.  La votación terminó empatada en 42 votos para cada uno. Para poder ser elegido, hace falta el voto de dos tercios de los presentes, que en ese caso era de 56. 

En los discursos abundaron las chicanas y peleas. El senador Juan Carlos Jaliff estuvo a cargo de la conducción y en más de una vez debió levantar la voz para tratar de calmar los ánimos. Pero él fue el más ofuscado y a lo gritos pidió silencio. 

Tras el fracaso de la elección, se levantó la sesión de la Asamblea y seguirá sin designarse el Defensor. Mientras, sigue de manera interina Juan Carlos González. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?